Noticias
Fórmula 1 GP de Australia

Las pruebas comparativas en Red Bull se inclinan para el lado de Pérez

Sergio Pérez y Max Verstappen realizaron pruebas comparativas en el viernes de la Fórmula 1 en Australia en busca de la puesta a punto ideal. El mexicano rodó con la configuración más cargada, que también incluye un nuevo alerón delantero, mientras que el neerlandés lo hizo con la especificación Yeda, pero mostró problemas de agarre.

Detalle técnico del Red Bull Racing RB19

La primera jornada de entrenamientos libres en Melbourne pasó a la historia con muchas preguntas aún sin respuesta dadas las numerosas interrupciones durante la primera práctica y la llegada de la lluvia en la segunda sesión.

Las dos banderas rojas del primer entrenamiento, por el problema del GPS y la avería del coche de Logan Sargeant, no permitieron perfeccionar la puesta a punto, mientras que la tarde húmeda no dejó a los pilotos rodar como hubieran deseado.

El tráfico complicó aún más la jornada, sobre todo en la segunda sesión, en la que los pilotos salieron a pista al mismo tiempo para al menos dar una vuelta rápida que los ayudara a entender los límites de la pista. Sin embargo, encontrarse con otro coche en el tercer sector no permitió ni a Sergio Pérez ni a Max Verstappen completar lo que habrían sido sus mejores vueltas.

Al final del día, los dos pilotos expresaron opiniones algo contrastadas sobre el comportamiento del coche, con el mexicano más satisfecho en general que su compañero de equipo.

"Hemos hecho algunos cambios que parecen funcionar en el primer y segundo sector, pero no hay mucho que decir. Mañana tendremos mucho trabajo que hacer en la tercera sesión, afrontaremos la carrera un poco a oscuras, puede ser interesante", explicó Pérez al término de la sesión.

Desde la primera sesión de entrenamientos, el mexicano ha optado por una puesta a punto más cargada, corriendo con el mismo alerón trasero utilizado en Bahréin y el nuevo delantero introducido sólo para la cita de Melbourne. La nueva especificación delantera presenta una cuerda diferente a la utilizada hace 15 días en Arabia Saudita, así como un endplate revisado, más retorcido hacia el exterior, que acentúa el efecto "outwash".

Más de la Fórmula 1:
Max Verstappen, Red Bull Racing RB19
Sergio Perez, Red Bull Racing RB19

En cambio, Verstappen aprovechó una configuración general más descargada, montando las mismas unidades utilizadas para la competencia de Yeda.

Se trata de pruebas comparativas que revelan dos aspectos interesantes: en primer lugar, que la configuración de Bahréin cuenta ahora con un alerón delantero más cargado para garantizar un mejor equilibrio y una mayor precisión en una pista que requiere un tren delantero preciso en determinadas secciones.

El segundo aspecto está ligado sobre todo a la configuración de la pista y del asfalto: con cuatro zonas en las que explotar el DRS incluso en clasificación, la puesta a punto más cargada puede no resultar tan penalizadora en una vuelta en seco como en otros circuitos, sobre todo teniendo en cuenta lo eficaces que han demostrado ser los Red Bull en tramos con el alerón móvil totalmente abierto.

L'ala anteriore più scarica tra le due opzioni a disposizione.

L'ala anteriore più scarica tra le due opzioni a disposizione.

Photo by: Uncredited

Además, dadas las dificultades que tuvieron los pilotos el viernes para conseguir que los neumáticos funcionaran en la ventana de temperatura correcta, una configuración más cargada podría resultar más ventajosa en la fase de calentamiento, tanto el sábado como después de un posible Safety Car en la carrera.

Un elemento que no debe pasarse por alto son las temperaturas de la pista, que complicaron aún más el trabajo de los pilotos: si en la FP1 la temperatura del asfalto rondó los 30°C, por la tarde bajó aún más, a unos 25°C en las pocas vueltas completadas en condiciones de seco, y luego se desplomó a 21°C cuando llegó la lluvia.

Teniendo esto en cuenta, la puesta a punto elegida por "Checo" Pérez podría convertirse en la más interesante de cara al fin de semana, ya que permitiría una mejor gestión de los neumáticos en una pista que resultó ser especialmente complicada en términos de agarre.

"Para ser sincero, el coche iba bien, (el problema) es que el agarre que ofrece la pista es realmente bajo. El asfalto es muy resbaladizo, ya lo era el año pasado, y es difícil que los neumáticos alcancen la temperatura adecuada", explicó Verstappen al final de los entrenamientos.


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Gasly pidió más tiempo de adaptación a Alpine F1
Artículo siguiente Red Bull se encontró con un Ricciardo diferente en el simulador

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol