Leclerc compara el Ferrari de 2003 con los F1 actuales

Charles Leclerc reflexiona sobre su experiencia al volante del Ferrari 2003-GA, comparando la experiencia de conducción con la de coches de Fórmula 1 más modernos.

A principios de febrero, Leclerc se dio un gran gusto: conducir dos antiguos coches de Ferrari en el circuito de Abu Dhabi sin ninguna restricción real, salvo la de no dañar estos monoplazas que ahora pertenecen a un particular, y la de circular equipado con slicks Pirelli de demostración.

Más concretamente, el monegasco pudo dar vueltas al volante del F2003-GA, el coche con el que Michael Schumacher ganó su sexto título mundial en 2003, y del SF70H, el F1 con el que Sebastian Vettel luchó por el título en 2017. Para Leclerc fue una oportunidad de comparar dos generaciones de coches muy diferentes en un escenario casi libre.

"Me mostró cuánto progreso ha habido entre 2003 y ahora, en términos de carga aerodinámica", comenzó explicando en el podcast Beyond The Grid. "La carga aerodinámica que tienes en el coche de hoy es absolutamente increíble, y es muy difícil entender los progresos se han hecho desde 2003. Dicho esto, con su peso, el coche de 2003 es súper divertido de conducir en las curvas lentas".

El peso es, obviamente, una de las diferencias más notables, a menudo señalada como explicación de las diferencias en el manejo de los coches de estas generaciones y la sensación más viva de los F1 de principios de la década de 2000 en comparación con los actuales. En 2003, el peso mínimo con piloto era de 600 kg, mientras que en 2017 era de 728 kg con piloto. En 2023, a modo de comparación, el peso mínimo es de 798kg.

Más de la Fórmula 1:

A la pregunta de si la diferencia es realmente notable, Leclerc responde: "Sí, mucho. Es la agilidad del coche, la forma en que puedes jugar con la parte trasera del coche, es muy divertido de conducir. Los coches de hoy en día, cuando pierdes la parte trasera, recuperarla... en cierto modo es divertido, ¡pero hay que estar loco para pensar que es divertido! El coche de 2003, cuando pierdes la trasera, la forma de recuperar el control es mucho más divertida, es más fácil, pero disfrutas más."

"He atacado bastante fuerte. No demasiado, porque no era mi coche, sigue siendo el coche de Michael de 2003. Le tengo mucho respeto, así que lo tuve en cuenta. Me divertí, di muchas vueltas por la tarde, pude atacar. Como he dicho, es divertido tener un poco de sobreviraje con estos coches, así que intenté crearlo, sólo para divertirme más".

Presionando con diferentes fuerzas, los dos coches acabaron produciendo tiempos por vuelta comparables según Leclerc: "Teníamos bastante combustible en el coche, para dar bastantes vueltas. Teníamos los neumáticos de demostración de Pirelli, así que no eran exactamente los mismos neumáticos que entonces, pero puedo decir que entre 2017 y 2003, los dos coches que pilotábamos ese día, el tiempo por vuelta fue muy similar, pero hecho de una manera muy diferente. El 2017 era muy rápido en las curvas rápidas pero perdía tiempo en las curvas lentas, y viceversa".


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Horarios para el GP de Arabia Saudita F1 2023
Artículo siguiente Vasseur señala que Ferrari F1 tiene "un gran margen de mejora"

Top Comments

¿No hay comentarios. Por qué no escribes uno?

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol