Zona Fernando Alonso

Nuevos datos sobre el accidente de Alonso en Melbourne

Fernando Alonso experimentó un pico de 46G a 305 km/h en el accidente del GP de Australia, según ha hecho público la FIA tras la investigación.

El piloto de McLaren fue afortunado al escapar del accidente sin ninguna lesión seria aunque se vio forzado a perderse la siguiente carrera, en Baréin, por la rotura de sus costillas.

El incidente ha sido el primero en el que la FIA ha podido utilizar una nueva cámara de alta velocidad que ayuda a entender mejor lo que sucede en los accidentes.

Las imágenes obtenidas de esta cámara junto a los recogidos por la telemetría del coche y el acelerómetro que llevan los pilotos en sus auriculares han ofrecido una nueva percepción de lo ocurrido.

En la última edición de la revista publicada por la FIA se ha publicado un informe del accidente que ha revelado la violencia del mismo y se ha descubierto que Alonso rodaba a 313 km/h cuando trató de adelantar a Esteban Gutiérrez y que en el momento del impacto la velocidad era de 305km/h.

Con la suspensión delantera rota, el coche de Alonso golpeó el muro con una desaceleración lateral de 45G. La cámara de alta velocidad reveló que la cabeza del piloto chocó con la parte derecha del cockpit dos veces durante el incidente.

Mientras el coche se deslizaba por la hierba, se hundió y volcó, lo que provocó otra desaceleración de 46G, dando casi dos vueltas y despegando del suelo durante 9 décimas de segundo.

Al aterrizar sobre la estructura de absorción de impactos de la parte trasera, se registró una aceleración longitudinal de 20G.

El informe concluye que "desde un impacto inicial a 305 km/h, el coche de Alonso pudo soportar tres desaceleraciones y una fase de despegue sin lesiones graves para el piloto, principalmente gracias a que los sistemas de seguridad del coche funcionaron de acuerdo a como fueron diseñados".

Búsqueda de la seguridad

Laurent Mekies, el Manager General de Investigación del FIA Global Insitute, dijo que las lecciones aprendidas del accidente de Alonso, especialmente las grabaciones de vídeo, contribuirán a mejorar la seguridad en el futuro.

"Lo que queremos es entender la dinámica exacta de la cabeza, cuello y hombros en un accidente de fuerte impacto en términos de fuerzas G y como interactúan con otras partes del entorno del cockpit como el reposacabezas, el HANS, los cinturones y todo lo demás que hay en el espacio que ocupa el piloto" dijo.

"Esta cámara nos ayuda a entender mejor las fuerzas exactas que soporta la cabeza en un desplazamiento dado, la elongación del cuello, como actúa con el reposacabezas, como éstos trabajan y que debemos hacer para la producción de la nueva generación de cockpits".

Mekies dio a entender que habrá más cámaras en el futuro para monitorizar a los pilotos y la posibilidad de utilizar datos biométricos.

"Se pueden imaginar un montón de cosas para el día de mañana, por ejemplo, tratar de estimar la carga que soporta la parte superior del cuerpo del piloto a través de los cinturones de seguridad" dijo.

"Es algo que nunca va a detenerse. Mientras que la investigación en seguridad no lo haga, continuaremos trabajando para entender todo de manera más profunda".

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Australia
Pista Albert Park Circuit
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas accidente alonso australia, accidente fernando alonso, alonso, fernando alonso, gp australia
Topic Zona Fernando Alonso

Zona roja: lo que ahora está en tendencia