Por qué "Checo" Pérez pasó de brillar a decepcionar en la F1 2022

Después de haber conseguido una extensión de dos años en su contrato con Red Bull, Sergio Pérez parecía haber roto la maldición sobre el segundo asiento del equipo. Pero últimamente la forma del mexicano en relación con Max Verstappen ha sido decepcionante, lo que podría ponerlo en riesgo de perder el tercer puesto en el campeonato.

Por qué "Checo" Pérez pasó de brillar a decepcionar en la F1 2022

La vida de un equipo de Fórmula 1 sería un poco más fácil si sus pilotos no tuvieran molestas preferencias y una personalidad propia en la cockpit. La uniformidad total para ajustarse perfectamente a los datos es lo ideal. Pero no suele ser la realidad.

Williams fue quizás un poco afortunado en Monza en cuanto a las circunstancias. El equipo atribuyó una pequeña parte del gran debut de Nyck de Vries en el Gran Premio de Italia a que sólo necesitó pequeños ajustes de puesta a punto en comparación con el ocupante habitual del asiento, Alex Albon. El anglo-tailandés, a su vez, tiene un estilo de conducción muy similar al de su compañero de equipo, Nicholas Latifi. Eso significó un buen entendimiento de base para ayudar al campeón de la Fórmula E, De Vries, a subirse al coche y acelerar cómodamente.

A medida que avanza la campaña de 2022, ha quedado cada vez más claro que Red Bull se enfrenta al escenario opuesto, y que hay una gran división entre lo que los pilotos quieren, y lo que pueden trabajar. A Max Verstappen no le importa lo que haga el eje trasero de su RB18. Puede gestionar todo lo que se mueve y patalea, siempre y cuando el tren delantero esté afilado y el subviraje sea inexistente.

Por eso, Sergio Pérez disfrutó de un muy buen rendimiento en la primera parte del año, superando al actual campeón en Mónaco, ganando en el principado y luego superando al as neerlandés de nuevo el sábado en Bakú. Aunque fue inmensamente efímero, durante este período se habló un poco de que Pérez podría terminar la temporada por delante de Verstappen en las posiciones.

Aunque eso rozaba demasiado la hipérbole, al menos funcionaba para acabar con la maldición que parecía cernirse sobre el segundo asiento de Red Bull. En Milton Keynes también estaban convencidos, ya que presentaron a Pérez una ampliación de contrato de dos años.

Sin embargo, tres meses después, el panorama es diferente. Incluso luchando con el problemático W13 de Mercedes durante buena parte de la temporada, el muy buen trabajo de George Russell parece ser suficiente para desplazar a Pérez al tercer puesto de la clasificación. Mientras tanto, Carlos Sainz y Lewis Hamilton no están mucho más lejos de un piloto que tiene el coche más rápido de la F1 a su disposición.

También lee:
Pérez hizo un trompo al final de la Q3 en Zandvoort, donde el domingo fue quinto en la carrera

Pérez hizo un trompo al final de la Q3 en Zandvoort, donde el domingo fue quinto en la carrera

Photo by: Zak Mauger / Motorsport Images

El RB18 fue claramente rápido desde el inicio, pero llevaba un poco de sobrepeso y no alcanzaba el nuevo límite mínimo para 2022 de 798 kg. Como resultado, cada gramo que llevaba sobre el más ligero Ferrari F1-75 contribuía a un mayor porcentaje de su peso total en la clasificación y al final de un gran premio, cuando los depósitos de combustible se estaban agotando y los coches estaban más ligeros. De ahí que Charles Leclerc lograra cuatro poles seguidas entre Miami y Azerbaiyán.

Pero, con un defecto evidente que resolver, Red Bull se ha ocupado de poner el coche a dieta. Ahora, se entiende que el RB18 está por debajo del límite de peso. Aparte del beneficio obvio de extraer ese poco más de ritmo, significa que el coche es más personalizable. Para cumplir con el límite de peso mínimo, hay que añadir masa al chasis. Red Bull puede elegir dónde colocarla esta vez. Esto favorece totalmente a Verstappen, ya que el foco se desplaza hacia el morro.

A su vez, el camino de desarrollo ha perjudicado a Pérez. En comparación con su compañero de equipo, es mucho más paciente a la hora de esperar que el frontal responda a la dirección y se siente menos cómodo menos cuando el coche es muy puntiagudo.

Después de clasificar nueve décimas más lento que Verstappen y a pesar de salir cinco lugares por delante de Sainz y seis por delante de Hamilton, Pérez finalizó detrás de ambos en el sexto lugar en Monza.

Pérez tiene antecedentes por luchar para adaptarse a esto. En un intento de reducir la desventaja con Verstappen la temporada pasada, en su primer año como compañeros de equipo, Pérez se centró en sentirse cómodo en el coche, reduciendo el foco en la parte delantera. Pero estas concesiones lo alejaron aún más del ritmo. Más tarde aceptó que tenía que domar la máquina nerviosa para mantenerse a una distancia lógica y comenzó a imitar más de cerca la configuración de Verstappen.

Sin embargo, Pérez vuelve a quedarse corto. La métrica de los "supertiempos" revela el tiempo de vuelta más rápido marcado por cada piloto durante un fin de semana. Pérez fue 0,354 segundos más lento que Verstappen en Mónaco, pero 0,278s más rápido que su compañero en Azerbaiyán. Compara eso con las tres carreras después del receso de verano y el mexicano está ahora a una media de 1.039s de retraso. En Zandvoort, sólo fue el sexto piloto más rápido. Eso es difícil de excusar.

Hay que debatir si Pérez está realmente en una mala racha. Puede que no esté ejecutando cada fin de semana de carrera tangiblemente peor que en Mónaco o Azerbaiyán. En su lugar, podría estar enfrentándose a una limitación natural que ha surgido de la evolución del coche, pero sigue funcionando al mismo nivel que a principios de año. De cualquier manera, está consiguiendo el tipo de resultados de mediados del top 10 que hizo que Albon, Pierre Gasly y Daniil Kvyat fueran degradados.

Además:
Pérez no pudo progresar como Sainz o Hamilton tras las penalizaciones de la parrilla en Monza

Pérez no pudo progresar como Sainz o Hamilton tras las penalizaciones de la parrilla en Monza

Photo by: Red Bull Content Pool

En las últimas cuatro carreras de Pérez, en las que el RB18 se ha puesto a tono, sus posiciones finales han sido quinto, segundo, quinto y sexto. Es cierto que en Monza tuvo que cumplir una penalización de 10 puestos en la parrilla por llevar un cuarto motor de combustión interna. Sin embargo, después de clasificar (nunca fue un punto fuerte para Pérez durante sus 12 años en la F1) nueve décimas más lento que Verstappen y a pesar de salir cinco lugares por delante de Sainz y seis por delante de Hamilton, Pérez finalizó detrás de ambos en sexto lugar. Eso no es lo suficientemente bueno, si bien su carrera no fue del todo limpia tras una temprana parada en boxes y un posterior problema con los frenos.

Sea como sea, consideremos que Verstappen hizo un trompo y aún así ganó en Hungría, después inició 13° y se llevó la victoria en Bélgica, además de subir del séptimo a tercero en un instante antes de triunfar también en Italia. En su camino hacia un segundo título, que puede sellar matemáticamente en Singapur, Verstappen está claramente en forma. Pero Pérez está luchando más que nunca para estar a la altura de su compañero de equipo.

El jefe del equipo, Christian Horner, ha elogiado con firmeza a su piloto durante todo el año, en lugar de salir en su defensa. Sin embargo, en las 12 ocasiones en las que ambos han cruzado la línea de meta esta temporada, Pérez se ha quedado a una media de 11 segundos de su compañero de equipo al llegar a la bandera, incluyendo los daños que tuvo Verstappen en su coche en Silverstone y los coches de seguridad de última hora que han achicado las diferencias.

Aunque es evidente que operar con un piloto número uno y otro número dos tiene sus ventajas, actualmente parece correcto preguntarse si Pérez está cumpliendo con cualquiera de los dos papeles.


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!


Pérez ha tenido problemas desde el receso de verano y parece que se le abre un abismo a Verstappen, ¿podrá detener el bajón?

Pérez ha tenido problemas desde el receso de verano y parece que se le abre un abismo a Verstappen, ¿podrá detener el bajón?

Photo by: Red Bull Content Pool

compartidos
comentarios
Pilotos de F1 muestran su preparación para el reto físico de Singapur
Artículo previo

Pilotos de F1 muestran su preparación para el reto físico de Singapur

Artículo siguiente

Hamilton: mi padre intentó ayudar a De Vries a llegar a F1

Hamilton: mi padre intentó ayudar a De Vries a llegar a F1