Análisis

¿Alpine F1 está en medio del caos o en un plan maestro?

El anuncio de Alpine sobre la salida del jefe del equipo, Otmar Szafnauer, y del director deportivo, Alan Permane, ha conmocionado al paddock de la Fórmula 1 el pasado fin de semana en Bélgica.

Esteban Ocon, Alpine A523

Después de años en los que la sabiduría aceptada en la F1 es que la ruta hacia el éxito es una visión bien definida, estabilidad, inversión y realismo, la separación de Alpine de dos de sus figuras más importantes parece un paso en la dirección opuesta. 

También se produce en un contexto en el que el equipo parece tambalearse de una decisión a otra sin ningún tipo de estrategia global. 

Hace apenas tres semanas, el jefe de motores de Alpine en la F1, Bruno Famin, fue nombrado Vicepresidente de Motorsport, para actuar como un claro punto de contacto con el CEO de Alpine, Laurent Rossi, por encima de él y el jefe del equipo de F1, Szafnauer, por debajo. 

En aquel momento dijo que la idea era ayudar a aclarar la estructura de informes para Szafnauer, pero que la visión de Alpine para el éxito con su plan de 100 carreras no había cambiado. 

"No hay necesidad de cambiar la hoja de ruta", dijo Famin. 

Una semana más tarde, Alpine anunció que Rossi se había ido, apartado para asumir tareas no especificadas de "proyectos especiales". Lo sustituye el ex hombre de Ferrari Philippe Krief.  

Muchos interpretaron la decisión como un espaldarazo a Szafnauer, que se quitaba de encima a Rossi, ya que ambos no se habían puesto de acuerdo esta temporada sobre la marcha de la escudería Alpine. 

Szafnauer declaró que tenía fe en que Luca de Meo, director general de Renault, le daría el tiempo que consideraba necesario para llevar a Alpine a la parte delantera de la parrilla de F1, en línea con el plan de 100 carreras que finalizaba en 2026. 

"Se necesita tiempo", dijo Szafnauer sobre si creía o no que de Meo tendría la paciencia necesaria". 

"A todo el mundo le ha llevado tiempo. Sé que Luca es un hombre de palabra, y me dio su palabra de 100 carreras para empezar a ganar, y a veces se da medio paso atrás para dar dos adelante". 

"Así que no me preocupa que Luca sea fiel a su palabra y me dé el tiempo de 100 carreras necesario". 

Otmar Szafnauer, Team Principal, Alpine F1 Team, in the Team Principals Press Conference

Otmar Szafnauer, director del equipo Alpine F1 Team, en la rueda de prensa de directores de equipo.

Foto de: FIA Pool

Sin embargo, pocos días después de que Szafnauer pronunciara esas palabras y tras el desastroso GP de Hungría, su destino estaba sellado. 

La falta de unidad entre la creencia de Szafnauer sobre los plazos necesarios para llevar a Alpine a la parte delantera, y la mejor manera de lograrlo, fue efectivamente el final del camino para él en Alpine. 

Y para Permane, a quien muchos veían como un veterano en Enstone, una falta de acuerdo similar con la alta dirección de Alpine sobre lo que el equipo necesitaba hacer exactamente y cuánto tiempo llevaría conseguirlo se consideró un obstáculo para su permanencia. 

Fue la falta de unidad sobre la visión, más que la creencia directa de que Szafnauer y Permane no eran empleados valiosos, lo que apretó el gatillo.

Como dijo Famin al asumir como jefe interino: "Nunca perdimos la confianza. Creo que cuando desarrollamos este tipo de proyectos, realmente necesitamos estar en la misma línea con todo el equipo, y con la alta dirección del equipo". 

"Estábamos trabajando juntos, pero en un momento dado nos dimos cuenta de que no estábamos en la misma línea en un par de temas. La competición es muy dura. Si no estamos 100% alineados, creo que todos tenemos suficiente experiencia para saber que es inútil seguir juntos, y cada uno tiene que aprender a seguir su propio camino". 

En esencia, pues, como confirmó Famin en Spa el viernes, él y la dirección de la empresa automovilística creen que Alpine puede llegar a ser competitiva mucho más rápido, y de una manera diferente, de lo que sugerían los experimentados responsables de Szafnauer y Permane.  

Mas de la Fórmula 1:

 

Por un lado, la creencia de Alpine de que sabe más que nadie parece bastante sorprendente, ya que va totalmente en contra de lo que otros en el paddock de la F1 piensan que es un calendario y un enfoque realistas para poner las cosas en su sitio. 

Después de todo, hace sólo unas semanas, incluso el director del equipo Ferrari, Fred Vasseur, advirtió de la "inercia" que existe en el avance de los equipos de F1, ya que se enfrenta a esperar hasta principios de 2025 para hacerse con el director de rendimiento de Mercedes, Loic Serra

"Por un lado parecemos muy ágiles", dijo. "Cambiamos cosas, y de la noche a la mañana a veces tienes un problema, y puedes arreglarlo de una carrera a otra". 

"Pero la realidad de nuestro negocio es que cuando quieres dirigir un poco el barco, entonces ya no somos ágiles. Sabemos que si queremos firmar a alguien, no hablamos en días, hablamos en años. 

"Hace un par de semanas fiché a un tipo importante que se incorporará en 2025. Recién trabajará en el coche en 2025 y 2026". 

"Parece una larga espera. Pero, por otro lado, si no lo haces, dentro de seis meses será aún peor. Hay que aceptarlo como algo básico de la F1. Si te detienes en una etapa, significa que volverás a posponer aún más el impacto". 

Son plazos que Szafnauer conoce bien por sus años de experiencia en la F1, y por eso incluso Alpine aún tiene que esperar meses para la llegada de algunos altos cargos que ya ha fichado de equipos rivales. No hay forma de acelerar la rescisión anticipada de los contratos de trabajo sin que salga muy caro. 

Sin embargo, hay otro factor en juego desde la perspectiva de Alpine, que se remonta a la famosa definición de locura de Einstein: hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes. 

Desde el punto de vista de Famin, no era realista que Alpine esperara ningún cambio en la rapidez de los resultados si no había una revisión de quién quedaba al mando.  

Desde su punto de vista, la estabilidad a veces puede ser mala porque impide un cambio de dirección, algo que cree necesario basándose en el rendimiento del equipo en 2023. 

Hablando de la pérdida de cabezas experimentadas en el Alpine, Famin dijo: "Creo que la estabilidad puede ser también la forma de hacer siempre el mismo resultado de la misma manera y no progresar".  

"Si hubiéramos estado mucho más cerca de los equipos punteros esta temporada, seguro que las cosas habrían sido diferentes. Pero en términos de estabilidad y de construir cosas, tenemos que hacer algunos cambios para avanzar e ir más rápido y cambiar esta estabilidad, que es bastante contraproducente en este momento".

Pierre Gasly, Alpine A523, stand by as marshals assist with a fire

Pierre Gasly, Alpine A523, espera mientras los comisarios ayudan en un incendio

Foto: Zak Mauger / Motorsport Images

Famin niega que la cronología de los acontecimientos en las últimas semanas apunte a un caos dentro de Alpine, y es firme en que el fabricante francés tiene una visión clara de lo que se necesita. 

"No es una manera muy positiva de presentar las cosas", dijo cuando se le preguntó sobre los recientes acontecimientos que parecen desarrollarse sin una estrategia claramente definida.  "Creo que es un poco más lo contrario, de hecho, porque Alpine tiene un plan, y realmente queremos desarrollar ese plan". 

"Todos esos cambios, por supuesto, no son de un día para otro. Es una visión global y cuando se piensa un poco en ello, hay una especie de lógica en todo". 

"Esto no se hace de una hora para otra. El objetivo es realmente impulsar el desarrollo de la marca y una de las cosas que tenemos que hacer es impulsar el desarrollo del equipo de Fórmula 1". 

Pero aunque la visión de una revisión pueda estar ahí ahora mismo, no hay una visión fija sobre cómo se activará. Incluso Famin admite que aún no se ha decidido qué camino tomar. 

"Creo que tenemos que cambiar bastantes cosas de nuestro proyecto", afirma. "Pero lo primero que voy a hacer es una evaluación de cuál es la situación completa del equipo, de las fábricas (de chasis y motores), de la forma en que las fábricas trabajan juntas y de todo. Una vez hecha la evaluación, tomaremos la decisión correspondiente". 

Por ahora, las perspectivas de Alpine a corto plazo no han cambiado. Se sigue trabajando en el desarrollo de su chasis, y sigue habiendo alguna esperanza de que la evaluación de la FIA sobre el motor Renault de Alpine, que está por detrás de los rivales, pueda abrir el camino hacia una cierta equiparación de las unidades de potencia. Famin asumió el papel de jefe de equipo, pero no está decidido si se queda para toda la temporada o incorpora a otra persona.

A largo plazo, las cosas están mucho menos definidas. El plan de 100 carreras de Alpine para luchar en cabeza en 2026 es claramente insuficiente, lo que significa que necesita una respuesta inmediata y de envergadura si quiere dar un salto durante este invierno y hasta el año que viene. 

Pero, como un veterano del paddock sugirió en Bélgica, el enfoque y la selección de Alpine, sin una visión firme de hacia dónde va, no parece ser el tipo de cosa que sea una ruta hacia el éxito.  

"Me sorprendería que les hiciera triunfar antes", sugirieron. "De hecho, probablemente les haga retroceder cinco años". 

Ahora, dependerá de los nuevos jefes de Alpine demostrar que no es así. 

Pierre Gasly, Alpine A523

Pierre Gasly, Alpine A523

Foto: Erik Junius

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Por qué Mercedes sigue haciendo soluciones improvisadas del W14
Artículo siguiente Brown: O'Ward y Palou probarán el F1 en fines de semana de gran premio

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol