El cavallino errante

compartidos
comentarios
El cavallino errante
Diego Mejía
Por: Diego Mejía , Editor General
9 oct. 2018 18:30

La debacle de Sebastian Vettel y Ferrari ha dejado en la sombra el progreso hecho por Mercedes en la segunda mitad de la temporada y el gran momento de forma por el que pasa Lewis Hamilton. Sin embargo, es innegable que el desafío de Ferrari se ha ido desmoronando así como la cohesión de la Scuderia.

El Gran Premio de Japón de este fin de semana ha resultado una muestra muy clara, en cuestión de tres días, del estado actual de la Scuderia Ferrari y de porqué Lewis Hamilton y Mercedes serán los campeones del mundo 2018 de la Fórmula 1 y no Sebastian Vettel junto a los de Maranello.

Desde el viernes en Suzuka Ferrari estaba ya un paso atrás de Mercedes, cerrando el día con dos autos que ampollaban los neumáticos traseros a pesar de las temperaturas de asfalto relativamente frescas de ese día. A la pregunta de porqué, Vettel me respondió ese día al micrófono de FOX Sports, que estaban deslizando excesivamente el eje trasero.

En Ferrari de nuevo enfrentaban el fantasma de inicio de temporada, cuando en Barcelona esas mismas ampollas les costaron muchos puntos, una situación que buscaron reproducir en pista en las pruebas post Gran Premio de España, y que parecía luego curada en el verano, como lo probaron con su victoria en casa de Hamilton.

El análisis del equipo en la tarde y noche del viernes en Suzuka los llevó a dar marcha atrás con mejoras introducidas recientemente en la SF71H en el ala (foto) y suspensión traseras. Durante esta temporada Ferrari había sido bastante acertada con sus evoluciones, pero de repente en la parte decisiva del año parecen haberse perdido del camino que venían marcando.

Comparativa viernes y sábado ala trasera Ferrari:

Galería
Lista

Sebastian Vettel, Ferrari SF71H, comparación alerón trasero viernes en Suzuka.

Sebastian Vettel, Ferrari SF71H, comparación alerón trasero viernes en Suzuka.
1/2

Foto de: Motorsport LATAM

Sebastian Vettel, Ferrari SF71H, comparación alerón trasero sábado en Suzuka.

Sebastian Vettel, Ferrari SF71H, comparación alerón trasero sábado en Suzuka.
2/2

Foto de: Motorsport LATAM

En estrategia, el inicio del año tuvo una seria de aciertos por parte del muro de pits de Ferrari, empezando con la victoria en Melbourne, donde un período de Safety Car Virtual fue bien aprovechado por Vettel y Ferrari para arrebatarle el triunfo a Hamilton. Este fin de semana su mala decisión de poner neumáticos intermedios de lluvia sobre una pista seca para iniciar Q3 resultó humillante.

Maurizio Arrivabene habla muy poco con los medios, mucho menos que sus homólogos en los otros equipos y desde hace unos años la parte directiva de Ferrari se ha blindado cada vez mas de la prensa. Por esto, que el italiano hubiese criticado abiertamente a su propia escuadra el sábado después de la clasificación resultó sorprendente y en mi opinión, no el tipo de reacción que se espera de un líder.

Luego está el tema Vettel. La lista de errores del alemán este año es larga y a la hora de hacer cuentas, ha dejado de ganar al menos 63 puntos, casi la diferencia que lo separa de Hamilton en el mundial.

Su incidente con Verstappen el domingo, aunque da espacio para controvertir en torno a las responsabilidades de uno y otro, acabó como acabó, es decir, pasando factura para el ferrarista, pues allí casi ha acabado de enterrar por completo sus opciones de título. Fue el séptimo pecado capital de Vettel este año (Ver galería: Los 7 Pecados Capitales de Vettel).

Galería
Lista

Primer pecado: GP de Azerbaiyán

Primer pecado: GP de Azerbaiyán
1/7

Foto de: Glenn Dunbar / LAT Images

En un reinicio tras un Safety Car en Bakú, intentando mantener a Lewis Hamilton atrás, Sebastian Vettel quiso además asumir la punta y no solo no lo consiguió sino que cayó al cuarto lugar. Fue la primera victoria de Hamilton en 2018 tras el retiro de Valtteri Bottas mientras lideraba.

Segundo pecado: GP de Francia

Segundo pecado: GP de Francia
2/7

Foto de: Steve Etherington / LAT Images

En Paul Ricard golpea a Bottas en la salida, rompe su ala delantera y es sancionado con 5 segundos. Acaba quinto, mientras Hamilton cierra con victoria el que haste ese momento era su fin de semana mas dominante.

Tercer pecado: GP de Austria

Tercer pecado: GP de Austria
3/7

Foto de: Steve Etherington / LAT Images

En el Red Bull Ring, el descuido al completar una vuelta rápida le costó tres posiciones de retraso en parrilla, por obstruir a Carlos Sainz en Q2. Vettel sale sexto y acaba tercero detrás de Raikkonen, sin aprovechar el primer retiro de Hamilton en 2018.

Cuarto pecado: GP de Alemania

Cuarto pecado: GP de Alemania
4/7

Choca mientras lideraba en Hockenheim sobre un asfalto húmedo y con Hamilton acercándose a los brincos con neumáticos mas blandos. 25 puntos, ó al menos 18, quedaron contra la barrera en el Motodrom mientras Hamilton ganaba en casa de Vettel, días después de la victoria del alemán en Silverstone.

Quinto pecado: GP de Italia

Quinto pecado: GP de Italia
5/7

Foto de: Manuel Goria / Sutton Images

Vettel Pierde el auto en el duelo por la segunda posición con Hamilton en la primera vuelta mientras Raikkonen no parecía hacerle el juego de equipo al frente. Remonta para acabar cuarto, mientras Hamilton consigue el triunfo en casa de Ferrari.

Sexto pecado: GP de Singapur

Sexto pecado: GP de Singapur
6/7

Foto de: Jerry Andre / Sutton Images

Vettel le pega al muro en Singapur durante los libres del viernes y acaba perdiendo tiempo de pista importante que luego le pasaría factura en clasificación y en carrera. Termina en un amargo tercero, detrás de Verstappen y Hamilton.

Séptimo pecado: GP de Japón

Séptimo pecado: GP de Japón
7/7

Foto de: Andy Hone / LAT Images

Choca con Verstappen en Suzuka peleando por la tercera posición, al intentar remontar rápidamente tras el error de su equipo en clasificación el sábado que en parte le costó salir octavo. Acaba sexto y permite a Hamilton llegar a Austin con opción matemática de concretar el título a tres carreras del final.

La radio del cuatro veces campeón al final de la carrera, explicándose y casi citando las recordadas palabras de Ayrton Senna en una entrevista concedida en Australia en 1990 a Sir Jackie Stewart, cuando dijo “si no te lanzas cuando hay un espacio, entonces no eres un piloto de carreras”, pero cambiando el final por “mejor me hubiese quedado en casa”, demuestra la responsabilidad que siente al no conseguir el resultado.

Es claro que Ferrari ha tenido como poner cara a Mercedes este año más que en las cuatro temporadas anteriores, pero en los aspectos técnico, estratégico, directivo y de pilotaje, han fallado y se han venido a menos, dando la sensación además de un equipo en el que hay fisuras y en el que a juzgar por las palabras de Arrivabene el sábado, podría haber cambios. Eso mientras en Mercedes ha ocurrido lo contrario.

Todo sumado, las cifras son muy contundentes en una segunda mitad de temporada lapidaria para sus opciones de título: 93 puntos acumulados en las últimas 7 carreras, contra 168 de 175 posibles de Hamilton. O lo que es casi igual, Hamilton ha ganado todas las carreras excepto Spa, donde acabó segundo detrás de Vettel. En ese lapso, el alemán ha conseguido esa victoria y otros tres podios.

Ese Gran Premio de Bélgica ha sido, según Mercedes, el punto de inflexión para ellos durante esta temporada. Este sábado en Suzuka, Toto Wolff, se refirió de nuevo a ese fin de semana como el que les permitió entender mejor los neumáticos, especialmente los traseros. Habló de curvas específicas, La Source por ejemplo, que resultaron “claves” para luego, por ejemplo, ser fuertes en Singapur, en el pasado su peor circuito.

Relacionado:

Las últimas dos carreras nos han puesto de nuevo en el escenario de temporadas anteriores, en las que Mercedes ha sido netamente superior en pista. Mucho se ha escrito recientemente en torno a la pérdida de desempeño de la Ferrari, de un mayor control por parte de FIA de la gestión de la energía de la doble batería de su unidad de potencia y de como estos dos hecho han aparentemente coincidido, algo que en Suzuka Charlie Whiting, por parte del ente rector, ha refutado de forma tajante.

Pero más allá de eso, está claro que Mercedes y Hamilton están operando a un nivel muy alto, que no se trata solo de como poco a poco el cavallino ha ido ralentizado su galopar, al tiempo que Sergio Marchionne ha salido de escena, sino también como en Mercedes han logrado responder a la mejor Ferrari de la era turbo híbrida, para llegar a América a servir por su primer championship point, pues otro doblete como el de las últimas dos carreras le entregaría a Hamilton en Austin su quinto título mundial.

Kimi Raikkonen, Maurizio Arrivabene, Sebastian Vettel, discuten en el hospitality de la Scuderia Ferrari en Suzuka.

Kimi Raikkonen, Maurizio Arrivabene, Sebastian Vettel, discuten en el hospitality de la Scuderia Ferrari en Suzuka.

Photo by: Mark Sutton / Sutton Images

Next Fórmula 1 artículo
Hamilton desearía tener más batallas con Vettel

Previous article

Hamilton desearía tener más batallas con Vettel

Next article

FIA respalda a McLaren sobre reclamaciones de la fecha límite de sus neumáticos

FIA respalda a McLaren sobre reclamaciones de la fecha límite de sus neumáticos
Load comments

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Pilotos Sebastian Vettel Shop Now
Equipos Ferrari Shop Now
Autor Diego Mejía
Tipo de artículo Análisis