Fórmula 1
02 jul.
-
05 jul.
FP1 en
13 Horas
:
19 Minutos
:
47 Segundos
R
GP de Estiria
09 jul.
-
12 jul.
R
GP 70º Aniversario
06 ago.
-
09 ago.
24 sept.
-
27 sept.
R
GP de Estados Unidos
22 oct.
-
25 oct.
R
GP de México
29 oct.
-
01 nov.
12 nov.
-
15 nov.
R
GP de Abu Dhabi
26 nov.
-
29 nov.

Cuando Bernoldi tapó a Coulthard y enfureció a Ron Dennis

compartidos
comentarios
Por:
27 may. 2020 18:24

En el GP de Mónaco de 2001, el desconocido Enrique Bernoldi aguantó audazmente a David Coulthard durante más de 30 vueltas, y luego recibió una reprimenda de un furioso Ron Dennis.

Enrique Bernoldi es tal vez más recordado en estos días como el hombre que el jefe de Red Bull, Dietrich Mateschitz, favoreció cuando Peter Sauber decidió darle una oportunidad a Kimi Raikkonen.

Mateschitz posteriormente compró un asiento en Arrows para su piloto y el brasileño hizo su debut en el Gran Premio de Australia en 2001 el mismo día que Raikkonen, Fernando Alonso y Juan Pablo Montoya. Vaya nombres...

Bernoldi también es recordado por lo que sucedió más tarde ese año en Mónaco, cuando se encontró frente a David Coulthard, quien había logrado la pole el sábado pero un problema en la parrilla de salida lo llevó a iniciar desde el fondo del pelotón.

Coulthard pasó más de 30 vueltas tratando de pasar al brasileño una vez que lo alcanzó, y sólo ganó la posición cuando Bernoldi finalmente entró en boxes, dejando al jefe de McLaren, Ron Dennis, tan frustrado que después de la carrera le dijo todo lo que pensaba al hombre de Arrows.

Para terminar primero, primero tienes que empezar...

Inevitablemente la temporada 2001 era todo sobre Michael Schumacher y Ferrari versus McLaren, pero con un giro. El doble campeón del mundo Mika Hakkinen tuvo un comienzo de año decepcionante, y fue su compañero de equipo Coulthard quien ondeó la bandera del equipo de Woking, ganando en Brasil y Austria.

En esta última carrera, Schumacher obtuvo el polémico segundo lugar y preciosos puntos extras de su compañero de equipo Rubens Barrichello en la última vuelta. Ahora lideraba al escocés por 42 a 38, por lo que el certamen aún estaba abierto, y como siempre la clasificación iba a ser crucial en Mónaco.

Por una vez, Schumacher se equivocó. El tráfico lo obligó a abortar su primera salida, pero eso le dio una vuelta extra que pudo usar justo al final con una última salida de dos vueltas. Sin embargo, tocó las defensas en la curva Portier, bromeando más tarde con que parecía haberse movido, haciendo la pista más estrecha...

Schumacher tuvo que conformarse con el segundo lugar, y el protagonismo quedaba en manos de Coulthard, quien merecía todo el crédito por un buen logro bajo una enorme presión.

El as de McLaren había chocado con las defensas en la sesión de entrenamientos previa, perdiendo un tiempo crucial en la pista, lo que hizo aún más impresionante su resultado del sábado. Y vencer a su compañero de equipo, Hakkinen, en la ciudad donde ambos vivían, sin dudas era otro punto extra.

Las carreras anteriores habían indicado que el McLaren tenía un mayor rango de combustible que la Ferrari. Si Coulthard podía mantenerse al frente en la salida, sólo tenía que seguir adelante, y esperar que tuviera una carrera limpia a través del tráfico una vez que Schumacher se pusiera detrás de él.

A menos que pudiera dar el salto en la salida, la única posibilidad real de Michael de adelantarse sería entrar en boxes en un momento en el que se le garantizaba una pista vacía que le permitiría correr a fondo antes de que Coulthard se detuviera y consiguiera un undercut.

La práctica lleva a la perfección

David Coulthard

David Coulthard

Photo by: DaimlerChrysler

El comienzo se complicó por el control de tracción control, que recientemente se había hecho legal y daba a todos un gran dolor de cabeza al tratar de perfeccionarlo.

En Ferrari aún había un poco de nervios después de los problemas en Austria, donde la parrilla demostró ser más adherente que la superficie del pit lane en la que se había ajustado el sistema.

No se permitieron los ensayos de largadas desde el final del estrecho pitlane de Mónaco, pero por primera vez la FIA introdujo sabiamente un nuevo procedimiento y les permitió a los pilotos colocarse en la parrilla después de la bandera a cuadros en cada sesión de práctica para hacer pruebas.

Los pilotos podían hacer una el jueves por la mañana, otra el jueves por la tarde, otra el sábado por la mañana y otra después del warm up del domingo. Ferrari tenía el lujo adicional de ir su pista de Fiorano a el viernes para hacer más ensayos, un día libre en Mónaco para todos los demás...

McLaren no tuvo problemas a la vista durante estas sesiones -pero por cuarta vez en 2001, el equipo tuvo un costoso fallo cuando sí importó. Hakkinen se había estancado previamente en la salida propiamente dicha tanto en Brasil como en Austria, y en ambas ocasiones había cometido un error, en la primera instancia con el embrague, y en la segunda el funcionamiento del complejo sistema de control de tracción.

En España Coulthard tuvo un problema al comienzo de la vuelta de formación -y en Mónaco, sucedió de nuevo. El hombre de la pole se quedó varado mientras el resto de los corredores se alejaban y se dirigían a la parrilla.

En ambas ocasiones fue una víctima inocente de un software que no reaccionó como debía a un conjunto de circunstancias particulares.

En España, el director técnico de McLaren, Adrian Newey, lo había descrito así: "Es una situación que quizás no habíamos ensayado adecuadamente. Ocurrió algo que no habíamos previsto adecuadamente, lo que causó el problema".

"David hizo algo ligeramente diferente, pero debo decir que el sistema probablemente debería haberlo enfrentado, por lo que no tiene sentido atribuirle la culpa".

También lee:

El problema en Mónaco fue similar, pero no idéntico.

"No tuvo nada que ver con David", explicó Dennis después de la carrera. "El sistema es complejo. Un conjunto de parámetros se manifestaron al comienzo, y como el sistema no pudo acomodar esos parámetros, apagó el motor".

"Como siempre ocurre cuando la computadora ve un conjunto de condiciones que no espera ver, entonces apagará el motor, porque es a prueba de fallos. Y eso es lo que ocurrió".

Dennis normalmente nunca criticaría a un miembro de su propio equipo en público, pero sorprendentemente sólo había un indicio de que estaba molesto con los problemas actuales: "Fue una repetición de la actuación de Barcelona, salvo por el hecho de que la causa real era diferente".

"Y eso es bastante frustrante, porque los ingenieros responsables de eso pasaron por todos los diversos parámetros para tratar de evitar que se repita. Así que estoy seguro de que se sentirán bastante incómodos..."

También admitió lo que ya era evidente. El sistema McLaren no sólo era difícil de manejar para los pilotos (aunque Hakkinen no tuvo problemas en Mónaco), sino que era innecesariamente complejo y sensible.

Schumacher hereda el primer lugar de largada

El inicio.

El inicio.

Photo by: Ferrari Media Center

Con Coulthard fuera del camino, el segundo lugar en la salida de Schumacher se transformó en el primer puesto. El control de tracción de Ferrari funcionó bien esta vez, por lo que fue capaz de mantenerse por delante del tercer clasificado, Hakkinen.

"Obviamente nos alivió tener a uno de ellos fuera del camino", dijo el director técnico de Ferrari, Ross Brawn, "aunque sabíamos que tendríamos una carrera larga y dura".

"El control de tracción funcionó muy bien, aunque pensamos que nuestro lado de la parrilla no tenía tanto agarre como el otro lado, desde los entrenamientos lo hemos hecho".

Schumacher empujó con fuerza durante unas cuantas vueltas, y luego se relajó -para un ahorro crucial de combustible- cuando se dio cuenta de que no se estaba alejando del finlandés. La diferencia con Hakkinen llegó a 2s6 en la vuelta 5, y luego cayó a sólo 1s0 en la vuelta 12.

Brawn explicó lo que estaba pasando: "Con Mika empujando, estábamos decidiendo si conservar nuestros neumáticos y el combustible y luego tratar de construir una brecha más tarde, o tratar de construir una brecha entonces".

"Estaban en una especie de batalla, ¿no? Uno empujaba y el otro empujaba. Trataban de juzgar quién podía ir más rápido, porque ambos comenzaron con neumáticos nuevos que tardaron un tiempo en asentarse. Y entonces Mika se retiró..."

Además:

En la misma vuelta, después de haber reducido la distancia a un segundo, Hakkinen disminuyó drásticamente su ritmo, y entró en los boxes. Después de regresar a la pista para una vuelta, volvió a entrar y esta vez ya no salió nuevamente. Se habló de un misterioso problema de dirección, pero más tarde se supo que ese fin de semana el finlandés se había enfrentado por primera vez a las dudas que lo llevarían a retirarse de la categoría a fin de año.

Las esperanzas de McLaren estaban ahora en manos de Coulthard. Los adelantamientos pueden ser difíciles en Mónaco, pero después de salir desde el pitlane, el autor de la pole en teoría debería ser capaz de al menos dejar atrás a los autos más lentos. Sin embargo, casi inmediatamente se encontró atrapado detrás del Arrows de Bernoldi, quien se había clasificado en la 20° posición de las 22 posibles.

El progreso de Coulthard antes de alcanzar a Bernoldi

Enrique Bernoldi, Arrows A22 Asiatech, por delante de David Coulthard, Mclaren MP4-16

Enrique Bernoldi, Arrows A22 Asiatech, por delante de David Coulthard, Mclaren MP4-16

Photo by: Motorsport Images

Vuelta 1: Último desde el fondo de la parrilla

Vuelta 2: Pasa a Burti (Prost), quien tenía un alerón roto.

Vuelta 3: 0s1 detrás de Marques (Minardi)

Vuelta 4: Pasa a Marques. Está 2s8 detrás de Jos Verstappen (Arrows)

Vuelta 5: 1s6 detrás de Verstappen

Vuelta 6: 0s6 detrás de Verstappen

Vuelta 7: 0s5 detrás de Verstappen

Vuelta 8: 0s4 detrás de Bernoldi (Arrows), quien había sido pasado por Verstappen.

Coulthard ahora tenía a Bernoldi en la mira. Para entonces ya estaba 34s1 detrás del líder Schumacher, y 13s1 detrás del BAR de Jacques Villeneuve, el hombre que finalmente terminó por delante de él en cuarto lugar.

Durante un tiempo Bernoldi se mantuvo en contacto con su compañero de equipo Verstappen, pero tuvo un problema que lo obligó a cambiar a un mapa de combustible conservador, y así perdió un poco de velocidad. Y aún así Coulthard no pudo pasar.

Entre las vueltas 8 y 25, la diferencia entre Coulthard y el líder Schumacher creció de 34s1 a 78s8. Entonces el piloto de Ferrari le sacó una vuelta al McLaren, y cualquier posibilidad de que el DC consiguiera una buena cantidad de puntos obviamente se había perdido.

Bernoldi se vio ayudado en cierta medida por su ventaja de peso: llevaba combustible para sólo 43 vueltas, mientras que con el depósito lleno Coulthard pudo llegar a 65, habiendo ahorrado un poco de combustible extra cuando se quedó atascado detrás del Arrows.

Cuando Bernoldi finalmente entró en boxes en esa vuelta 43, él y Coulthard habían caído una vuelta abajo de todos hasta Villeneuve, que en ese momento era quinto. Con Bernoldi fuera del camino, los tiempos de vuelta de Coulthard mejoraron alrededor de tres segundos, y pronto recuperó la vuelta respecto con Villeneuve.

El progreso de Coulthard después de adelantar a Bernoldi

David Coulthard

David Coulthard

Photo by: DaimlerChrysler

Vuelta 42: 12º (Bernoldi para en pits)

Vuelta 43: 11 (Verstappen para en pits)

Vuelta 44: 10º (Fisichella choca)

Vuelta 46: 9 (Pasa al Minardi de Alonso)

Vuelta 49: 7º (Button para en pits y Frentzen choca)

Vuelta 57: 6º (Ralf Schumacher se retira)

Vuelta 65: Coulthard para en pits y mantiene la sexta posición.

Vuelta 69: 5º (Alesi para en pits con un pinchazo)

No hubo ninguna diferencia publicada oficialmente, pero Coulthard todavía estaba un minuto detrás del cuarto lugar de Villeneuve en el final. Había marcado la vuelta más rápida y sumado dos puntos, mejor que un abandono, pero fue una mala recompensa en un día en que Schumacher obtuvo la victoria y sumó diez unidades.

Mientras tanto, Bernoldi finalmente cruzó la línea de meta en el noveno lugar. Inmediatamente después de la carrera, un frustrado Dennis, acompañado por el jefe de Mercedes, Norbert Haug, se le acercó.

Existe un entendimiento entre los jefes de equipo de que es una mala forma hablar directamente con los pilotos de equipos rivales en tales circunstancias. Esta situación fue un poco como un padre enojado en una carrera de karts que se acercó a un niño de nueve años que se atrevió a sacar al pequeño Johnny de la pista.

"No le habrían hecho eso a Michael o Jacques o a alguien con pelotas", me dijo un piloto con una sonrisa. ¿Qué habría hecho si Dennis y Haug lo hubieran abordado verbalmente?, le pregunté: "¡Les diría que se largaran!"

La reacción de Ron fue quizás comprensible. McLaren había soportado un día terrible, con un problema técnico que dejó varado a Coulthard al principio, y Hakkinen retirando un auto aparentemente sano. Ambos tenían una oportunidad única de vencer a Schumacher, sobre todo por la capacidad del MP4-16 de durar más tiempo con el combustible, y aún así la oportunidad fue desperdiciada.

Su punto de vista era que Bernoldi debería haber dejado paso a Coulthard, simplemente porque este último era un aspirante al Campeonato Mundial.

Dennis golpeó el limitador de revoluciones después de que Bernoldi le dijera que sólo estaba siguiendo órdenes. Ron olió instantáneamente una conspiración para privar a su equipo de la victoria, cuando en realidad Bernoldi estaba simplemente señalando que el McLaren estaba en la misma vuelta, y que por lo tanto no tenía ninguna obligación de dejarlo pasar.

Ron Dennis

Ron Dennis

Photo by: Brousseau Photo

"Es cierto que hablé con Bernoldi después", admitió Dennis. "Sentí que el piloto que aspiraba a la 15° posición, que estaba tapando a un piloto que está disputando el Campeonato Mundial, que actualmente lo tiene en segundo lugar, creo que es aceptable por un período de tiempo".

"Pero creo que el tiempo que tomó fue inaceptable. Le dije que pensaba que su comportamiento era antideportivo, y no reflejaba la actitud que un joven piloto en desarrollo debería poner en su carrera".

"Su respuesta fue que había sido instruido para hacerlo por el equipo. Todo lo que digo es lo que dijo. Si ese equipo está tan desesperado por la televisión que tiene que recurrir a esas estrategias, entonces de alguna manera se cuestiona el comportamiento del equipo en su conjunto.

"No tengo problemas con Arrows ni con los pilotos, pero al final del día todos somos ferozmente competitivos. Queremos abordarlo como un deporte, y durante el transcurso de la carrera uno tiene que tener un comportamiento deportivo..."

También lee:

Cuando se enteró de la conversación, el jefe de Arrows, Tom Walkinshaw, se enfureció. Entendió que Dennis y Haug le habían dicho a su desafortunado piloto que podían "terminar con su carrera", aunque otras versiones de la historia sugerían que las palabras reales fueron del tipo "no durarás mucho en la F1 si vuelves a conducir así", lo que parecía un poco menos duro.

Por lo menos, Dennis había logrado desviar la atención del problema en la parrilla, y el misterioso retiro de Hakkinen, aunque Walkinshaw no se dejó engañar.

"Debería descargar su ira sobre sí mismo", dijo. "En lugar de descargarla en todos los demás ..."

Enrique Bernoldi

Enrique Bernoldi

Photo by: Brousseau Photo

La mayoría de los neutrales se pusieron del lado de Bernoldi porque estaba corriendo por la posición. También cabe destacar que en Austria Dennis se molestó cuando un piloto (Barrichello) se dejó adelantar por otro auto (Schumacher). ¡En Mónaco se molestó cuando alguien no se hizo a un lado!

Al mismo tiempo nos dijeron que la situación del título no estaba clara en cuanto a quién tenía prioridad en McLaren, y por lo tanto no había órdenes de equipo en Woking. Así que de alguna forma se esperaba que un Arrows se dejara adelantar por un McLaren, pero Hakkinen no estaba obligado a ayudar a su propio compañero de equipo.

La ironía era que de cualquier manera que hicieras las cuentas, Coulthard no lo habría hecho mejor que quinto incluso si no se hubiera quedado atascado detrás de Bernoldi. Y sólo habría sido sexto si Jean Alesi no hubiera tenido una parada extra en boxes con un pinchazo tardío.

Supongamos que en la primera vuelta en la que Bernoldi vio el McLaren decidía dejarlo pasar. Entonces consideren a los pilotos que Coulthard habría tenido que pasar en la pista para acercarse a Villeneuve, el hombre que finalmente terminó cuarto.

¿Puedes realmente imaginar que gente como Jos Verstappen, Jenson Button, Heinz-Harald Frentzen, Alesi y Giancarlo Fisichella harían lo que Dennis quería y se apartarían del camino?

Lo único positivo fue que Coulthard no entró en pánico y no dañó la nariz de su monoplaza (como había sucedido cuando se retrasó en España), y volvió a casa con esos dos puntos cruciales.

Sin embargo, ese día McLaren le dio la victoria a Schumacher en bandeja, y a partir de entonces se escapó para ganar el título por un cómodo margen.

 
Artículo siguiente
F1 reserva dos primeros fines de semana agosto para Silverstone

Artículo previo

F1 reserva dos primeros fines de semana agosto para Silverstone

Artículo siguiente

Richards: los motores actuales de F1 son complejos y caros

Richards: los motores actuales de F1 son complejos y caros
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Pilotos Enrique Bernoldi
Autor Adam Cooper