Análisis

El ahorro de dos gramos que marca la obsesión por los detalles en F1

El aumento del uso de fibra de carbono en bruto en los coches de Fórmula 1 esta temporada ha puesto de relieve el reto al que se enfrentan los equipos para reducir el peso de los monoplazas.

Charles Leclerc, Ferrari SF-23

Pero mientras que el aproximadamente un kilo de masa que los ingenieros han ganado al reducir la pintura de la carrocería de los coches es evidente, hay otras áreas menos obvias en las que el ahorro de peso ha sido igual de extremo, pero con un ahorro mucho más pequeño.

Un ejemplo de cómo cada elemento cuenta en la Fórmula 1 es el enorme progreso que se ha hecho a lo largo de los años para reducir el peso de monos, botas y guantes, el equipamiento de los pilotos.

Pero aunque los pilotos se han acostumbrado a que su ropa de competición sea cada vez más ligera (los monos han pasado de pesar alrededor de 1,6 kg hace más de una década a pesar ahora unos 800 g), eso no significa que las firmas de ropa deportiva se duerman en los laureles.

De hecho, como reveló Puma, que suministra el uniforme a varias escuderías, entre ellas Ferrari y Mercedes, en un acto especial previo al Gran Premio de Bahréin, no se ha dejado piedra sin remover a la hora de pensar dónde se puede mejorar.

Eso ha dado lugar a algunos ajustes extremos, como la sustitución de los tiradores metálicos de las cremalleras por otros de tela y el uso de velcros exclusivos para conseguir mejoras que pueden ser de tan sólo 2 gramos de peso.

George Russell, Mercedes

George Russell, Mercedes

Photo by: Mercedes-Benz

Maurizio Sicco, consultor de Puma especializado en ropa de competición, lo explicó así: "El velcro del interior del mono está perforado para ahorrar unos gramos. Parece una locura, pero si hablamos de dos gramos, cuando se pasa por una curva a 4G, son ocho gramos".

"Ross Brawn solía decir que nunca encontrarás una modificación que te haga ganar un segundo, pero puedes encontrar diez modificaciones diferentes que te ayuden a ganar una décima de segundo. Y eso es muy cierto".

Estos detalles parecen cada vez más importantes ahora, porque los fabricantes de ropa deportiva han llegado prácticamente al límite de poder reducir peso mientras cumplen con unas reglas de seguridad cada vez más estrictas.

"La FIA aumentó la seguridad hace dos años al darse cuenta de que el nivel de seguridad no era suficiente", añade Sicco.

"Pidieron aumentar las prestaciones no sólo en términos ignífugos, sino también en protección térmica, porque te puedes quemar sólo con el calor".

"Para alcanzar esa protección, se necesitan diferentes capas y que la cantidad adecuada de aire entre ellas, ya que el aire es el mejor aislante. Así que pidieron al fabricante que aumentara el peso de la ropa interior y de los trajes. Y ahora estamos en ese nivel".

Además, como resultado de las lecciones aprendidas del aparatoso accidente de Romain Grosjean en el Gran Premio de Bahrein 2020, para esta temporada también se ha aumentado el grosor de los guantes para ofrecer una mejor protección.

Más de la Fórmula 1:

Aumento del rendimiento con la vestimenta de los pilotos en Fórmula 1

Sin embargo, la búsqueda de mejoras en la ropa de competición no sólo tiene que ver con el peso, ya que también es un área en la que la comodidad del piloto puede ser igual de importante a la hora de ofrecer un rendimiento extra en la pista.

Hamilton dijo que se dio cuenta de la diferencia que podía suponer una ropa de competición más avanzada cuando, hace muchos años, se sentó en una rueda de prensa con los pilotos de Mercedes, que entonces llevaban equipo de Puma (él en McLaren tenía otra marca).

Nico Rosberg, Mercedes AMG, Lewis Hamilton, McLaren, y Michael Schumacher, Mercedes AMG.

Nico Rosberg, Mercedes AMG, Lewis Hamilton, McLaren, y Michael Schumacher, Mercedes AMG.

Photo by: Charles Coates / Motorsport Images

"Recuerdo que cuando llegué a la F1 mi equipación era muy pesada, y no era Puma", dijo. "Recuerdo haber visto a los pilotos de Mercedes, y una vez estuve en una rueda de prensa con ellos. Yo estaba sudando y tenía mucho calor con mi equipación después de la clasificación".

"Miré a uno de los pilotos de Mercedes que estaba a mi lado y sus prendas eran muy ligeras, y yo estaba en plan: '¿Qué demonios? ¿Cómo es que tu ropa es tan ligera y transpirable y la mía no?".

"Así que me puse manos a la obra cuando me uní a este equipo. Lo bueno de Puma es que son muy innovadores. Están muy centrados en la tecnología y yo les decía: 'Genial. Vamos a trabajar en esto. Hagamos que sea la mejor equipación que tenemos".

El rendimiento extra puede venir de los ajustes más pequeños. El director sénior de marketing deportivo de Puma, Gregor Huebner, recuerda cómo, en medio de la intensidad de la batalla por el campeonato del mundo de 2016 entre precisamente Lewis Hamilton y Nico Rosberg, le pidieron que hiciera un cambio clave en los guantes del alemán.

"En la carrera de Singapur 2016, Nico Rosberg se puso en contacto con nosotros porque quería cambiar la fabricación de sus guantes", explica Huebner.

"Durante las salidas, había una costura entre el dedo y el pedal de cambio, que dificultaba un poco el procedimiento de arranque. Así que nos sentamos y analizamos que había una capa superior, una inferior y partes en los dedos que conectaban ambas capas".

"Junto con él, conseguimos eliminar esa capa intermedia y colocar la costura en la parte superior del dedo. En realidad ya no había costura entre el dedo y el pedal de cambio".

"Al final dijo que estaba muy contento y que había sido una parte importante para ganar el campeonato".

El gusto personal de los pilotos de F1

Maurizio Sicco, Puma

Maurizio Sicco, Puma

Photo by: Puma

No todas las peticiones se basan en hacer mejor las cosas en el coche. Sicco recuerda una extraña petición de un piloto.

"Me pidieron que pusiera unas trabillas (esa tira pequeña de tela que une dos piezas de una prenda de vestir) en los monos, aunque ya no llevaran cinturones", explica.

"Le pregunté: ¿para qué quieres las trabillas si no tenemos cinturón? Me contestó que cuando andaba por el paddock no tenía bolsillos, así que le gustaba tener las trabillas para meter los dedos...".

Sicco también recuerda una charla esclarecedora con Hamilton cuando fichó por Mercedes y hablaron de sus planes.

"Hicimos algunas pruebas de ajuste del mono y, como no era nuevo para nosotros, ya que le habíamos hecho el mono para la F3 y la GP2, sólo fue una puesta a punto", explica.

"Pero fue interesante lo detallista que fue, y lo útil que fue para desarrollar los productos, incluso en la forma en que me explicó las cosas porque yo no hablo inglés como lengua materna. Fue una muestra de amabilidad".

"Además, dedicó al menos 15 minutos a explicarme cómo tenían que ser las gorras, con el ángulo entre la visera y la corona (la parte que cubre la cabeza)".

"Me dijo que tenía que ser de un cierto grado, y escribió en un papel lo que quería. Yo era un poco escéptico sobre la importancia de todo eso, pero me dijo: 'Maurizio, en cada gran premio hay mucha gente que me hace fotos, y quiero tener siempre el aspecto adecuado".

"Me dijo que llevaba una bolsa en la que guardaba seis gorras sin doblar, para que la forma fuera siempre perfecta. Esos son los pequeños detalles que cuentan".

Precisamente por eso son tan importantes esos dos gramos de ahorro de peso...


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Marko: AlphaTauri F1 debe mejorar en pista y fuera de ella
Artículo siguiente ¿En qué acertó Aston Martin para sacudir a la F1 2023?

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol