Massa da el primer paso legal contra la FIA y la F1 por el título 2008

El brasileño Felipe Massa ha dado el primer paso en su acción legal contra la Federación Internacional de Automovilismo y Formula One Management por el título de Fórmula 1 de 2008, obtenido originalmente por Lewis Hamilton.

Ganador de la pole Felipe Massa, Ferrari celebra

La defensa del ex piloto de Ferrari ha enviado una notificación a los citados organismos con el fundamento de la demanda, alegando una "conspiración" que le impidió ganar aquel campeonato.

El ex piloto de Ferrari ya había anunciado en exclusiva a Motorsport.com su intención de llevar a los juzgados la temporada en la que fue subcampeón después de que surgieran nuevas informaciones que apuntaban a que el ex presidente de la FIA Max Mosley y el ex patrón de la Fórmula 1 Bernie Ecclestone estaban al tanto del "Crashgate", que tuvo lugar en el Gran Premio de Singapur de 2008, incluso antes de que finalizara aquel campeonato.

En este primer paso, la defensa de Massa envió una carta a las entidades implicadas en el proceso, un paso obligatorio según la legislación británica, denominado Letter before claim, que se lleva a cabo antes de que comience el procedimiento judicial.

La carta, dirigida al director general de la Fórmula 1, Stefano Domenicali, quien fuera jefe de Ferrari en 2008, y al presidente de la FIA, Mohammed ben Sulayem, también señala que el brasileño tiene abogados en el Reino Unido, Brasil, Estados Unidos, Suiza y Francia, donde operan la FIA (Francia y Suiza) y la FOM (Reino Unido y Estados Unidos).

Según el documento, al que ha tenido acceso íntegramente Motorsport.com, la defensa de Massa alega que el brasileño fue víctima de una conspiración por parte de la FIA y la FOM, no por el accidente de Nelsinho Piquet, sino por los pasos que siguieron, ya que las entidades no actuaron deliberadamente incluso después de tener conocimiento del caso.

También lee:

La carta también habla de "infracción del reglamento", por violar artículos del reglamento de la FIA y del Código Deportivo Internacional sobre la conducta en favor de la integridad del deporte.

Según la defensa, las consecuencias de las acciones de la FIA y la FOM habrían costado al brasileño decenas de millones de euros en pérdidas de ingresos por contratos, patrocinios y primas.

"En pocas palabras, el señor Massa es el legítimo campeón de 2008, y la F1 y la FIA ignoraron deliberadamente la mala conducta que lo despojó de ese título", dice la carta. "El Sr. Massa no puede cuantificar completamente sus pérdidas, pero estima que probablemente superarían las decenas de millones de euros. Esta cifra no cubre las graves pérdidas morales y de reputación que ha sufrido".

Si no recibe una respuesta satisfactoria a sus reclamaciones, el objetivo de Massa es "emprender acciones legales para reclamar una indemnización por los daños sufridos, así como reconocer que, de no haber sido por estos actos ilegales, habría sido el campeón de 2008".

La carta continúa diciendo que si no hay una respuesta significativa en el plazo de dos semanas, los abogados tienen instrucciones de iniciar acciones legales.

Felipe Massa, Ferrari, en el podio del GP de Brasil de 2008, cuando ganó la carrera pero perdió el campeonato.

Felipe Massa, Ferrari, en el podio del GP de Brasil de 2008, cuando ganó la carrera pero perdió el campeonato.

Photo by: Motorsport Images

La resurrección del Crashgate

La historia en torno al campeonato de 2008 resurgió a principios de 2023 gracias a Bernie Ecclestone. En una entrevista concedida al sitio web F1-Insider, el ex patrón de la F1 afirmó que él y el entonces presidente de la FIA, Max Mosley, conocieron la situación de lo sucedido en el GP de Singapur "durante la temporada 2008".

Y añadió: "Decidimos no hacer nada por el momento. Queríamos proteger el deporte y salvarlo de un escándalo mayor. Por eso utilicé lenguas angelicales para persuadir a mi antiguo piloto Nelson Piquet de que mantuviera la calma".

"Por aquel entonces, existía la norma de que una clasificación para el campeonato del mundo después de la ceremonia de entrega de premios de la FIA a final de año era intocable. Así que Hamilton recibió el trofeo y todo estuvo bien".

"Tuvimos suficiente información a tiempo para investigar el asunto. Según los estatutos, deberíamos haber cancelado la carrera de Singapur en esas condiciones. Eso significa que no habría contado para la clasificación del campeonato. Y entonces Felipe Massa se habría convertido en campeón del mundo y no Lewis Hamilton".

Poco después, fue el turno de Motorsport.com de sacar a la luz una serie de entrevistas que revelaban que Mosley y el entonces director de carrera de la F1, Charlie Whiting, fueron informados sobre el Crashgate durante el fin de semana del Gran Premio de Brasil de 2008, optando por no actuar.

"Pero fue en Brasil", dijo Whiting. "Estaba hablando con Nelson Piquet. Había sido su mecánico durante años y seguíamos siendo buenos amigos. Entró en mi despacho y estuvimos hablando. Entonces, de repente, cerró la puerta".

"Puso el pie delante de la puerta, para que nadie pudiera abrirla, y me contó lo que había pasado en Singapur. El objetivo era Flavio (Briatore) porque, básicamente, lo que quería decir era: 'Flavio hizo que mi hijo se estrellara'".

"Dije 'vaya, eso es muy grave'. No sé si se lo había dicho a otras personas, pero me pidió que no se lo dijera a nadie. Sabía que se lo diría a Max (Mosley)".

Más de la Fórmula 1:

"La conversación de Piquet con Whiting confirmó lo que yo sospechaba, y confirmó lo que muchos creían", dijo Mosley en una entrevista para el documental sobre su carrera. "Pero, por supuesto, no dije nada a nadie. No había pruebas. Entonces Nelsinho fue despedido por Renault (en 2009), y Piquet vino a verme a Mónaco y me contó la historia. No dije que ya lo sabía, sólo que era terrible".

"Teníamos la declaración firmada por él. Pero, por supuesto, eso no era suficiente, porque sabía que incluso con esa declaración y las pruebas, la defensa de Renault sería: 'Acabamos de despedirlo. Quiere vengarse, causar problemas'.

Días después, durante el estreno de la temporada 2023 de Stock Car, Massa reveló en exclusiva a Motorsport.com que pretendía judicializar el resultado de la temporada 2008 en base a las declaraciones que habían salido a la luz, adoptando posteriormente una estrategia de silencio por consejo de sus abogados.

"En primer lugar, es muy triste descubrir que se ha robado una carrera... Eso quedó claro al año siguiente", dijo Massa. "Los castigos para (Flavio) Briatore y Pat Symonds sucedieron, mientras que el resultado de algo que fue robado, (con eso) no pasó nada".

"Y después de 15 años, escuchamos que el (antiguo) dueño de la categoría dice que lo sabía en 2008, junto con el presidente de la FIA, y no hicieron nada para no ensuciar el nombre de la F1. Eso es muy triste. Sabía que habían robado algo, el resultado de esa carrera debía a ser anulado y yo habría tenido un título. Al final, fui yo quien salió perdiendo. Vamos a volver atrás para entender todo esto", continuó Massa.


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo McLaren está en el punto de mira en Países Bajos por un patrocinador
Artículo siguiente Montezemolo lamenta que Ferrari celebre terceros lugares en F1

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol