"Lucky", la serie que muestra a Ecclestone como nunca antes

"Lucky" es una nueva docuserie de ocho episodios donde Bernie Ecclestone repasa en primera persona sus décadas al frente de la Fórmula 1.

Con todo el revuelo que se ha montado recientemente en torno a cierta serie de Netflix, las docuseries están de moda. Así que es oportuno que la última propuesta del guionista y productor de Senna, ganador de un BAFTA, Manish Pandey, se estrene en Navidad en ESPN para Latinoamérica y otras plataformas a nivel internacional.

Tras liderar la F1 durante más de 40 años, Bernie Ecclestone se hizo a un lado en 2017 cuando Liberty Media se hizo con la propiedad del campeonato. Pero ahora Ecclestone, de 92 años, tiene la palabra. Como único protagonista de esta nueva docuserie de ocho capítulos, escrita y dirigida por Pandey, Ecclestone cuenta su historia desde 1950 hasta el fatídico día de 2017, cuando Chase Carey, recién nombrado director ejecutivo de Liberty, le dio la orden de marcharse después de más de 35 años como jefe de la categoría.

Los capítulos son increíblemente ricos en archivos, con espectaculares secuencias desde 1950 en adelante, incluido el primer Gran Premio en Silverstone, en el que Ecclestone estuvo presente. Como líder de la F1, Ecclestone fue un hombre de pocas palabras, pero aquí está en primer plano y parece sentirse cómodo contando su historia, con puntos de vista que a veces son hilarantes y, en otras ocasiones, extremadamente tristes.

Los primeros episodios, que cubren los años 50, 60 y 70, presentan inevitablemente muchas muertes de pilotos.  La deplorable falta de seguridad de los coches y los circuitos en los primeros tiempos de la F1 resulta deprimentemente familiar a medida que pasan las décadas y se pierden más grandes nombres: Hawthorn, Collins, Rindt, Cevert, Villeneuve. Ecclestone desempeñó su papel en la promoción de la seguridad, sobre todo cuando se hizo con el control del deporte en la década de 1980, instalando al profesor Sid Watkins como supervisor médico de la F1 y dándole poderes.

Ecclestone da lo mejor de sí mismo cuando describe los acuerdos a puerta cerrada, que eran su especialidad.  Como es casi imposible ilustrar estas anécdotas con un archivo, los productores han encontrado una solución elegante con una animación tipo cómic que suena cursi, pero que en realidad funciona bien. Dicho esto, el investigador de archivos ha hecho un gran trabajo, y hay imágenes reales de promotores de carreras entregando fajos de billetes a Ecclestone, que los coloca ordenadamente en su maletín y les agradece por los negocios. También hay imágenes maravillosamente atmosféricas del comercio de coches de segunda mano en la calle Warren de Londres, donde Ecclestone se curtió como negociante.

La serie debe de contar con la mayor compra de archivos de vídeo de F1 de la historia, y además de acción de carreras, hay algunas joyas, como vimos en Senna. Jean-Marie Balestre, el presidente de la FIA en los años 80, con quien Ecclestone luchó por el control de la F1 y que tuvo un papel estelar en Senna, vuelve a ser retratado como un bufón pomposo, al que Ecclestone ridiculiza en algunas escenas de exquisito humor y torpeza.

Los productores se propusieron todo un reto al hacer de Ecclestone el narrador principal de la serie; la historia se ve enteramente a través de sus ojos. Otras figuras destacadas de la historia del deporte hablan, pero sólo en fragmentos de entrevistas contemporáneas; figuras como Graham Hill y Colin Chapman capturadas en su tiempo.

Pero funciona. Para los principales elementos narrativos, Ecclestone se sitúa en un entorno luminoso y totalmente blanco y mira directamente a la cámara; su rostro está iluminado, por lo que todos sus escarpados contornos son visibles. Sin ningún lugar donde esconderse, su rostro cuenta una historia paralela; hay emoción, algo de arrepentimiento, mucho humor y momentos irónicos de ajuste de cuentas. En los últimos tiempos, Ecclestone ha sido noticia en varias ocasiones por motivos equivocados, con polémicas declaraciones sobre Putin y Sadam Husein. Pero en este ejercicio no se trata de titulares; es claramente un legado para su joven hijo Ace, 89 años menor que Ecclestone y que probablemente no conocerá en detalle la historia de su padre de su propia boca. De este modo, todos podremos conocerla.

Muchos biógrafos y cineastas han querido contar la historia de Bernie. Pandey estuvo en el lugar adecuado en el momento adecuado con la idea adecuada, y Bernie se ha abierto de una forma difícil de imaginar para cualquiera que haya trabajado con él en la F1.

Por supuesto, como esa otra docuserie de la que tanto se habla y que está en circulación en estos momentos, aquí sólo tenemos la parte de la historia del protagonista principal, pero para cualquiera que tenga interés en la F1, en cómo llegó a ser un negocio de 2.000 millones de libras al año y uno de los deportes más importantes del mundo, esta serie llenará muchos huecos.

Lucky - Dónde verla a partir de diciembre de 2022

ESPN para Latinoamérica
Warner Brothers Discovery para el Reino Unido

Viaplay para los países nórdicos, Polonia, los países bálticos y los Países Bajos
DAZN para Japón, España, Alemania, Austria y Suiza

Para otros territorios:  Facebook/LuckyTVSeries

compartidos
comentarios

Aston Martin promete un coche muy diferente para la F1 2023

El deseo de Verstappen que Red Bull le tiene prohibido