Ferrari 2016: Game Over

Pese a que alargaron el discurso de que no había nada perdido, Ferrari asumió en Italia que las opciones de este año habían desaparecido.

Las opciones de Ferrari en el campeonato acabaron hace mucho, ponga cada cual la fecha que quiera: la pretemporada, la primera carrera, la llegada a Europa, la victoria de Red Bull en Barcelona sin los Mercedes... Cuando sea. Pero ahora, además, la Scuderia deja atrás un discurso que parecía poco creíble y admite que la temporada 2016 ya se les ha escapado.

Maurizio Arrivabene, que tantas veces habló de que aún no tiraban la toalla, se mostró de acuerdo con su jefe: "Fallamos en nuestro objetivo de este año. Pero hace un mes hicimos movimientos y desde entonces va un poco mejor. Necesitamos aún un poco de tiempo".

El ambicioso objetivo de destronar a Mercedes ha sido fallido y, con 14 carreras disputadas, los del Cavallino aún buscan su primera victoria. A su llegada al Gran Premio de Italia, el de casa, el presidente Sergio Marchionne admitía que ya no pueden recurrir al mensaje de que mientras sea matemáticamente posible tienen opciones: "Creo que fallamos en los objetivos, no hay una sola duda en mi mente. Creo que fallamos en desarrollar el coche por una variedad de razones", indicó.

Aunque -al igual que el resto de equipos- Ferrari centre la mayor parte de sus esfuerzos en 2017, no deja de lado 2016. La presión para los de Maranello hace que importe el pasado, el futuro y cualquier presente, sea o no sea exitoso. Y la segunda posición en el campeonato de constructores es el objetivo claro para lo que resta de año, por lo que no pueden abandonar la lucha.

Sin embargo, Marchionne es consciente de que ya no se puede evitar un nuevo doblete de Mercedes y pone, como todos en Ferrari, las esperanzas en 2017, donde el cambio de reglamento es una oportunidad única para todo el mundo: "Estoy tranquilo porque este equipo es capaz de dar la vuelta a la situación".

"Por desgracia no nos queda mucho tiempo, así que vamos a terminar la temporada 2016 de la mejor manera que podamos y la lucha comienza desde la primera carrera de 2017". 

 

 

La emoción de un tercer puesto

Vettel estaba exultante cuando acabó la carrera de Monza, y así lo evidenció en sus gestos y sus palabras. Se entiende tal emoción asumiendo que el alemán siempre soñó con vestir de rojo y triunfar ante los apasionados tifosi.

Se entiende recordando que llevaba cinco carreras fuera del podio y que corrían ante su afición. Pero no se entiende tal euforia en Ferrari con una tercera posición que ni siquiera devuelve la segunda plaza en el campeonato de escuderías. Se entiende, si acaso, porque es tal vez la muestra definitiva de que por fin ven imposible el Mundial y que, en la lucha directa por ser 'los primeros del resto', se impusieron a Red Bull.

Pero lo dijo Raikkonen: "Todos estamos de acuerdo que las cosas no van bien y tenemos que mejorar. El ambiente de trabajo en el equipo es bueno, pero tenemos que conseguir resultados". Como siempre, el tiempo dirá.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Equipos Ferrari
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas f1, ferrari, formula 1, scuderia ferrari, temporada 2016

Zona roja: lo que ahora está en tendencia