Qué funcionó y qué no con las nuevas reglas de F1, según Brawn

La revisión de las reglas de la Fórmula 1 para 2022 fue la culminación de años de esfuerzo para mejorar las carreras y el comienzo de lo que se ha anunciado como una nueva y emocionante era. ¿Fue así realmente?

Max Verstappen, Red Bull Racing RB18, Sergio Pérez, Red Bull Racing RB18, Lewis Hamilton, Mercedes W13, Charles Leclerc, Ferrari F1-75, George Russell, Mercedes W13, Carlos Sainz, Ferrari F1-75, el resto en la salida

Pese a que no cabe duda de que se han conseguido grandes progresos con la nueva normativa, la temporada 2022 de la Fórmula 1 que acaba de terminar no ha estado tampoco exenta de fallos. 

El dominio de Red Bull hizo que la lucha por el campeonato se diera por sentenciada tras las vacaciones de verano y, aunque algunas de las carreras fueron muy buenas, estas reglas no resultaron ser la mejora espectacular que algunos esperaban.

El exdirector de la Fórmula 1, Ross Brawn, que fue uno de los varios que participaron en lo que iba a suponer una nueva revolución en la categoría reina del automovilismo, admite que las cosas no fueron perfectas. 

Sin embargo, insiste en que hacerlo todo bien habría sido una utopía, sobre todo si se tiene en cuenta que algunos de los principales problemas que ensombrecieron la primera fase de la campaña se debieron más a las propias acciones de los equipos que a algo relacionado con el Gran Circo.

Motorsport.com preguntó a Brawn qué puntuación daría (sobre 10) al éxito de las nuevas normas, a lo cual respondió: "Creo que más o menos ocho o nueve sobre 10, [que] era donde queríamos estar".

"Creo que, en retrospectiva, probablemente no habríamos hecho un par de cosas. Si recuerdas, hubo un periodo en el que los equipos reclamaban que las reglas eran demasiado restrictivas y que los coches serían todos iguales".

"Como consecuencia de ello, bajo presión, aflojamos un poco y dimos más libertad en varias áreas. Pero la consecuencia fue que nos explotaron. Pero así es la Fórmula 1, sabes que eso va a pasar", afirmó. 

La F1 se vio "atrapada" por el porpoising

Carlos Sainz, Ferrari F1-75, battles with Lewis Hamilton, Mercedes W13

El tema de conversación por excelencia durante las primeras carreras fue el porpoising, que afectó a toda la parrilla en mayor o menos medida y que se convertiría en el mayor quebradero de cabeza para Mercedes a lo largo del curso.

Brawn admite que, aunque los jefes de la F1 y la FIA eran muy conscientes de la posibilidad de que la vuelta del efecto suelo diera que hablar, no esperaban que las cosas fueran tan mal como fueron.

Pero también declaró que algunos equipos se volvieron bastante ambiciosos en cuanto a perseguir técnicas para hacerse con una mayor carga aerodinámica que verdaderamente no se podía conseguir.

"Creo que el 'porpoising' fue un problema mayor de lo que esperábamos", explicó.

"Por definición, un coche con efecto suelo puede perder velocidad por el propio concepto. Y aquellos que lo experimentamos hace años probablemente éramos más conscientes de cómo se deben abordar esas cosas, y el coche de Adrian [Newey] en particular, no creo que tuviera apenas problemas".

"Todos sabemos que con un coche de efecto suelo no se puede correr de forma rígida como una roca. Es demasiado difícil. Y creo que algunos de los equipos se dejaron llevar por la idea de ver cuánto rendimiento se conseguía si se pilotaba el coche lo más pegado al suelo posible. Pero, en el mundo real, no se podía hacer".

"Entonces los equipos estaban atascados porque diseñaron un coche para que funcionase en esas condiciones. Y era bastante difícil deshacerse de eso, sobre todo cuando vieron la pérdida de rendimiento que conllevaba".

"Pero creo que ahora todos han encontrado el equilibrio. No hemos cambiado las reglas y ahora hay muy poco porpoising. Hubo un pequeño contratiempo al principio y fue una pequeña distracción, una pena", recalcó. 

También lee:

La nueva generación de coches de F1 busca correr más cerca

Charles Leclerc, Ferrari F1-75, Max Verstappen, Red Bull Racing RB18

Mientras que el enfoque de las reglas de 2022 se centró en permitir que los coches corriesen más pegados con el fin de poder aumentar las posibilidades de adelantamiento, los pilotos dijeron que las mejoras no llegaron de la noche a la mañana. 

De hecho, Sebastian Vettel cuestionó si las modificaciones habían merecido la pena por todo el gasto y el esfuerzo que supuso la creación de las nuevas normas.

"Siempre han sido complicadas, pero digámoslo así: el gran objetivo de este año era hacer que los coches pudieran adelantar y seguirse mucho más de cerca. Pero no creo que haya una gran diferencia", dijo el tetracampeón de F1.

"Nos seguimos más de cerca, pero tenemos menos carga aerodinámica, así que hay que estar más cerca para adelantar. Y en cuanto a los neumáticos, el gran objetivo era permitir correr más, pero tampoco creo que haya una gran diferencia".

"Así que no quiero decir que hayan fracasado, pero se ha invertido mucho esfuerzo y no todo ha salido como se esperaba, digámoslo así", aseguró. 

Brawn cree que sin una aerodinámica activa para frenar deliberadamente a los coches de delante, será imposible crear un coche de carreras que sea tan rápido detrás de otro piloto como si corriese en solitario. Sin embargo, sugiere que hubo una serie de pequeñas mejoras que marcaron una gran diferencia en la calidad de las carreras.

"De lo que no se suele hablar, y de lo que nos dimos cuenta a medida que nos adentrábamos en la temporada, fue de las interferencias laterales", dijo.

"Todos pensamos en el back-to-back, pero lo que no habíamos apreciado hasta que empezamos a trabajar y creamos los modelos en los que podíamos correr con dos coches uno cerca del otro, es el impacto que tenía el hecho de estar un monoplaza al lado del otro".

"Esas actuaciones en las que ves a un piloto tratando de mantener una línea cerrada en una curva y otro se pone a su lado y se desvía... pierde la carga aerodinámica. En cuanto ese coche se pone a su lado, pierde agarre. Y no habíamos valorado tanto ese escenario".

Ross Brawn, Managing Director of Motorsports, FOM

"Con estos coches, es mucho menor también. Así que creo que esas batallas rueda con rueda que vemos en las que hay dos coches, o a veces incluso tres pasando por las curvas en paralelo, creo que se pueden hacer con mucha más confianza de que no les va a pasar nada raro".

"Y el otro comentario que recibí de los pilotos, porque yo estaba muy interesado cuando introdujimos estos coches, es que [los monoplazas] son predecibles".

"El equilibrio no cambia drásticamente. Pierdes carga aerodinámica, pero sabes lo que está haciendo el coche. No tienes subviraje, sobreviraje, no tienes la imprevisibilidad que tenían el año pasado".

Brawn también cree que es un error hacer una comparación entre los coches antiguos y los nuevos, porque seguir con el formato anterior habría dejado a la F1 en una trayectoria descendente.

"No debemos olvidar que los coches que teníamos eran cada vez peores", dijo.

"Así que, ¿quién sabe cómo habría sido un coche de 2022 si les hubiéramos dejado seguir un año más? ¿Y quién sabe cómo habría sido el de 2023 si les hubiésemos dejado seguir un año más?". 

"Así que no solo hemos encontrado lo que creo que es una mejor dirección, sino que hemos detenido la evolución de los coches que serían imposibles de conducir, los cuales teníamos ante nosotros", recalcó. 

Una nueva mentalidad en la Fórmula 1

Stefano Domenicali, CEO, Formula 1 and Ross Brawn, Managing Director of Motorsports, FOM track walk

En opinión de Brawn, quizá el mayor éxito del reglamento no sea nada tangible como para que se haya visto en pista, sino el impacto que ha tenido en la actitud de los responsables de las reglas.

Ha demostrado que sólo hay aspectos positivos en las normas que se establecen y se imponen para que las cosas sean más emocionantes en el Gran Circo. 

"Creo que ha sido un éxito y para mí lo importante es que la regla ha sido respaldada, y ahora debería estar al principio de la lista de cualquier cambio futuro en el reglamento". 

"Creo que lo hemos visto tanto anecdóticamente en la pista como objetivamente en los datos. Incluso los más escépticos, que cuestionaban sobre si valía la pena [el cambio], han levantado la mano y han dicho 'no, definitivamente es mucho mejor de lo que era'", concluyó.


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Marko tuvo una reunión clave por el futuro de Red Bull en F1
Artículo siguiente La FIA explica por qué "exageró" con la bandera negra y naranja

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol