Los desafíos que enfrenta Alpine con su enfoque sin jefe de equipo

Alpine F1 cuenta con una estructura directiva peculiar para el regreso de Fernando Alonso, ¿puede funcionar un equipo sin un jefe al uso?

Alpine ha tomado un novedosa decisión este año, ya que Marcin Budkowski y el recién llegado Davide Brivio comparten la responsabilidad de dirigir la organización, con sus trabajos divididos, en esencia, en operaciones de fábrica y de pista.

Hasta que se anunció su marcha en enero, Cyril Abiteboul era el hombre de Renault en el punto de mira. Se esperaba que pasara a desempeñar un papel más importante como jefe general de Alpine Cars, después de haber trabajado en el proyecto –junto con sus funciones en la F1– desde julio.

En cambio, Abiteboul ha resultado ser un excedente. El organigrama revisado del equipo de F1 cuenta con Budkowski y Brivio con la misma importancia, reportando al nuevo CEO de Alpine Cars, Laurent Rossi.

Ninguna organización de un equipo de F1 se basa en una sola persona, y todas tienen múltiples niveles de gestión, con especialistas en sus propios campos. También hay algunas variaciones en el tema del liderazgo de dos personas.

En McLaren, Andreas Seidl es el director del equipo, pero su jefe inmediato y consejero delegado, Zak Brown, asume mayores responsabilidades en la empresa. En Williams, hay un acuerdo similar, ya que el director del equipo, Simon Roberts, dirige el equipo, pero reporta al CEO, Jost Capito, que vela por los intereses más amplios de los accionistas.

Sin embargo, en la mayoría de los equipos hay un único punto de atención. En última instancia, Toto Wolff, Christian Horner, Mattia Binotto, Gunther Steiner, Fred Vasseur, Franz Tost y Otmar Szafnauer responden a los propietarios, algunos con más mano de obra que otros –especialmente el representante de Red Bull, Helmut Marko– pero como directores de equipo cargan con la responsabilidad si algo va mal.

En Alpine, Rossi es el joven y dinámico enlace entre Budkowski y Brivio, por debajo de él, y el director general del Grupo Renault, Luca de Meo, por encima.

Rossi ha tenido una trayectoria interesante. Empezó como ingeniero de trenes motrices de vehículos de calle de Renault, pero en lugar de ascender se incorporó a una empresa de consultoría de gestión, centrada principalmente en proyectos de automoción.

Tras una etapa en Google, volvió a Renault en 2018 como alto cargo de estrategia y desarrollo de negocio.

Laurent Rossi, Alpine Chief Executive Officer

Laurent Rossi, Alpine Chief Executive Officer

Photo by: Alpine

Eso, a su vez, le llevó al puesto de Alpine Cars que Abiteboul esperaba conseguir. Supervisar el equipo de F1 y la división de unidades de potencia en Francia es solo una parte de las responsabilidades de Rossi, ya que su trabajo principal es construir la marca Alpine.

"En el equipo, la estructura superior está por debajo de Marcin Budkowski y Davide Brivio", explicó recientemente. "Marcin se encargará del desarrollo del chasis y del tren motriz, por lo que coordinará todo el desarrollo del coche. Davide será el director de carreras".

"Así que los dos trabajarán en tándem para extraer lo mejor del coche que se ha diseñado en Enstone para ponerlo en la mejor posición posible en el futuro".

"El resto de los equipos mantendrán sus líneas de comunicación existentes con Marcin en Enstone, o conmigo mismo en Viry, que es una situación un poco diferente porque es un fabricante de motores. Pero aparte de esas dos líneas que he dicho, el resto se mantiene como el año pasado".

La filosofía de Rossi, perfeccionada a lo largo de sus distintos trabajos, es delegar en los candidatos más cualificados: "Es tener gente fuerte a tu alrededor. Ese es mi aprendizaje en la vida, que uno no hace nada solo".

"Para ser resistente en cualquier entorno necesitas habilidades, necesitas resistencia, necesitas muchas cualidades. La F1 está excepcionalmente bajo presión en términos de ambiente. Necesitas un equipo fuerte".

"Y por eso hemos pensado en contar con Davide. Tiene experiencia probada en la gestión de equipos y campeonatos bajo presión, así que esto ayudará al equipo rápidamente. Y luego, por supuesto, empezando por Marcin, pero siguiendo por todo Enstone y Viry, tenemos gente extremadamente capacitada al mando, desarrollando nuestro coche".

"Así que esto es lo que se necesita. Y, básicamente y modestamente, estoy dirigiendo a toda esta gente hacia un simple [objetivo] pero proporcionándoles todo el apoyo, ya sea logístico, material, o a veces espero, intelectual. Rodearse de verdad de los grandes, así es como se prospera. Y eso es lo que espero haber hecho".

Budkowski, que se unió a Renault en 2018 como director ejecutivo, desempeñó un papel cada vez más influyente junto a Abiteboul, especialmente cuando la COVID-19 hizo más difícil que este último pasara tiempo en Enstone.

Aerodinamista de formación, su impresionante currículum incluye puestos de responsabilidad en Ferrari y McLaren, y una estancia en la FIA donde obtuvo una perspectiva muy diferente del deporte , antes de decidir que quería volver a estar en un equipo y aceptó el trabajo de dirección de Renault. Ha aprendido mucho por el camino, especialmente de sus días en Maranello.

"Tuve mucha suerte de formar parte de una era en Ferrari bajo el mando de Jean Todt, con Ross Brawn, Rory Byrne, con Michael Schumacher, con todos estos grandes nombres", dice Budkowski.

También lee:

"Algunos de ellos siguen siendo nombres clave en el deporte: Mattia Binotto estaba allí, James Allison, todos son compañeros de equipo de esta época. Era un papel completamente diferente en ese momento, yo era un ingeniero, contribuía al desarrollo del coche".

"Ahora estoy mucho más en una posición de gestión y contribuyo al rendimiento de la organización, más que al coche en sí. Sin duda, formar parte de una organización tan exitosa, que dominaba la categoría en ese momento, es algo que recuerdas".

"Recuerdas algunas de las cosas que hacíamos bien, y ciertamente eso es algo en lo que me inspiro en mi papel de gestor para intentar construir un equipo tan fuerte como el que teníamos en ese momento".

Marcin Budkowski, Executive Director, Alpine F1

Marcin Budkowski, Executive Director, Alpine F1

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Budkowski considera que la división del trabajo entre la fábrica y la pista con Brivio es lógica, dado el calendario de 2021, más ajetreado, el enorme reto de crear un nuevo coche para 2022 y los continuos problemas logísticos creados por la pandemia.

"En términos de responsabilidades, he estado basado en Enstone durante los últimos tres años", dice. "Sigo dirigiendo Enstone y todos los departamentos que están involucrados en el equipo de carreras allí. Y luego está la parte de las carreras, si quieres, en la pista, y la gestión de los pilotos, que recae en Davide".

"Tenemos una base en el Reino Unido, tenemos una base en Francia. Tenemos 23 carreras, potencialmente 25 en el futuro, las restricciones de la COVID significan posibles cuarentenas, etc. Sinceramente, en estas condiciones, gestionar un equipo e ir a todas las carreras es muy, muy difícil".

La contratación del ex jefe de Suzuki, Brivio, un hombre que ha pasado toda su carrera en el deporte de las dos ruedas, es un movimiento intrigante por parte de Renault. Sin embargo, quizás no sea tan inusual como algunos podrían pensar.

A lo largo de los años, muchos jefes de equipo han ascendido desde la dirección de equipos en las fórmulas inferiores: Frank Williams y Ron Dennis fueron ejemplos clásicos, mientras que más recientemente Horner y Vasseur siguieron ese camino.

Sin embargo, se pueden encontrar buenos gestores en otros lugares. McLaren dio un golpe maestro al mirar más allá de la F1 y fichar a Seidl, un hombre con un impresionante conjunto de habilidades, perfeccionadas últimamente en el WEC, aunque el alemán tenía algo de experiencia en los grandes premios en sus días de BMW.

Jean Todt se hizo un nombre en los rallies y en los coches deportivos antes de llegar a Ferrari, mientras que sus contemporáneos David Richards (con BAR y Benetton) y Ove Andersson (Toyota) también pasaron del mundo de los rallies a la F1, al igual que el actual jefe de Haas, Steiner.

Y no hay que olvidar que Flavio Briatore ganó cuatro campeonatos del mundo como antiguo responsable de marketing de moda.

Brivio subraya que su atención se centra en la gestión del equipo de carreras itinerante.

"Nos decidimos por este tipo de organización en la que, básicamente, las funciones se dividen entre las operaciones de Enstone y las del circuito", dice.

"Y hoy en día también es bastante difícil, pensamos, porque, con 23 carreras y también cuando quieres mejorar la organización, hacer que el equipo crezca, necesitas estar muy centrado en todos los lados, en todos los aspectos".

"Así que decidimos dividirnos. Por supuesto, tener a Marcin en su papel es muy útil para mí, y ha hecho un gran trabajo en la organización y gestión de todas las instalaciones en Enstone".

"Mi papel es ser responsable de lo que ocurre en la pista, en el circuito. Así que, cuando estamos aquí para el fin de semana de la carrera, tengo que asegurarme de que tenemos todo lo que necesitamos para rendir, para asegurarse de que los pilotos estén felices, cómodos, y tienen lo que necesitan. Además de escuchar sus peticiones y sus quejas".

"Así que es una gran responsabilidad. Y por supuesto, una gran presión. Y luego lo que queremos es intentar ser eficientes en todos los aspectos, y en todas las situaciones, tanto en casa como en el circuito. Esa es la idea que hay detrás".

Davide Brivio

Davide Brivio

Photo by: Gold and Goose / Motorsport Images

Brivio señala que en Suzuki, una empresa mucho más pequeña, participaba directamente en todas las áreas, algunas de las cuales no encontrará en Alpine.

"En Suzuki la organización era más pequeña. Aquí están muy bien organizados, todos los sectores individuales. Antes también era operativo, [además de] ser responsable. Aquí puedes contar con mucho personal operativo muy bueno, y oficinas organizadas", asegura.

"Formo parte de la dirección, y como dirección con Laurent, con Marcin, tenemos la responsabilidad de dirigir la operación. Cuando llega el momento de tomar decisiones, de hacer estrategias, ahí es donde la dirección tiene que estar preparada".

Entonces, ¿cómo funcionará el nuevo organigrama? Ni siquiera el equipo lo sabe todavía, dado que el test de Bahrein fue la primera oportunidad de Brivio de tener una visión adecuada.

Todo dependerá de cómo interactúen él y Budkowski entre sí, y con Rossi, su jefe inmediato.

Un comienzo positivo y competitivo de la temporada ayudará, obviamente, a generar confianza en la nueva estructura. Por el contrario, unas cuantas carreras con problemas la pondrán a prueba.

También lee:

Quizás el mayor reto al que se enfrenta Brivio es la gestión de Fernando Alonso, cuyas expectativas son siempre altas, y que no aguanta tonterías.

"Siento que es un tipo muy normal", dice Brivio sobre el ex campeón del mundo. "Simplemente extremadamente motivado, extremadamente dispuesto a encontrar y reunir todo lo necesario para sacar lo mejor del coche, lo mejor del equipo".

"Vuelve, y no vuelve solo para conducir un coche. Vuelve para intentar conseguir buenos resultados, para conseguir alguna satisfacción, y es bastante exigente, pero eso es lo que me gusta".

"Necesitamos este tipo de piloto que esté realmente dispuesto a poner todo junto para intentar lo máximo, así que doy la bienvenida a este tipo de actitud, a este tipo de planteamiento. Y, por supuesto, tendremos que intentar trabajar juntos lo mejor posible para utilizar sus habilidades y su potencial".

compartidos
comentarios
¿Es Verstappen el coequipero más duro que ha enfrentado Pérez?

Artículo previo

¿Es Verstappen el coequipero más duro que ha enfrentado Pérez?

Artículo siguiente

Cumplir con el nuevo límite presupuestario, difícil para Red Bull

Cumplir con el nuevo límite presupuestario, difícil para Red Bull
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Equipos Alpine
Autor Adam Cooper