Las 20 historias de 2017

Las 20 historias de 2017: #17 Ogier lleva a M-Sport a la gloria en el WRC

Las mejores historias del año continúan con la historia que Sébastien Ogier protagonizó en la temporada 2017 del Campeonato Mundial de Rallies al llevar a M-Sport a un doble título en la serie.

Antes del inicio de la temporada 2017 del Campeonato Mundial de Rallies, la serie estaba en un dominio absoluto por parte de Sébastien Ogier y Volkswagen, pero la casa alemana decidió dejar la serie a finales del 2016.

Sin embargo, la nueva temporada parecía ser especial con la introducción de los automóviles de nueva generación, más rápidos y de mejor diseño que los anteriores. Además de esto, Toyota regresó a la serie por primera vez desde 1999.

La combinación del retiro de Volkswagen y los demás factores llevó a que la pelea se abriera, pero también a un reacomodo de tres pilotos importantes de la serie: Sébastien Ogier, Andreas Mikkelsen y Jari-Matti Latvala, quienes se quedaron sin asiento tras la salida de grupo VAG.

De hecho, Andreas Mikkelsen no pudo encontrar un nuevo hogar a tiempo para esta temporada, pero Jari-Matti Latvala encontró refugio en Toyota y el cuatro veces campeón Ogier, a pesar de pensar en el retiro, finalmente firmó con M-Sport.

Desde que se separó de Ford a finales de 2012, el equipo de Malcolm Wilson no había ganado un solo rally, y en 2016 estaba muy lejos de Volkswagen y Hyundai.

Cuando Ogier y M-Sport unieron sus fuerzas, era una perspectiva deliciosa para los fanáticos: ¿sería capaz el francés de llevar al equipo desvalido a la gloria, o sería una oportunidad de oro para que otra persona acaparara la atención pública?

La temporada comenzó de la mejor manera posible, ya que Ogier obtuvo una victoria impresionante en la apertura de la temporada en el Rally de Montecarlo. En un rally de alto desgaste, él no fue el más rápido (Thierry Neuville perdió una victoria segura al golpear una roca) pero usó lo que le ayudó a dominar el deporte entre 2013 y 2016 para tener pleno efecto: su consistencia. Después de todo, hubo ocasiones en que sus compañeros Latvala y Mikkelsen pudieron vencer a Ogier, pero lo que no pudieron hacer fue mantener un nivel tan alto de rendimiento sin cometer errores, y fue la misma historia en 2017.

Los temores de que Ogier arrasara otra temporada se disiparon cuando Jari-Matti Latvala se llevó una victoria sorpresiva para Toyota. Eso significaba que por primera vez desde febrero de 2014, no era Ogier quien lideraba el campeonato.

Luego, México fue el territorio de Kris Meeke, después de que el piloto de Citroen sobrevivió a una visita ridícula a un aparcamiento justo al final de la etapa final, y luego Neuville de Hyundai dominó en Córcega para hacer que cuatro fabricantes diferentes ganaran las cuatro primeras competencias.

Cuando Neuville volvió a ganar en Argentina, el ímpetu y el estatus de favorito del título comenzaron a cambiar hacia el belga. Pero Ogier, aunque no ganó los rallies, acumuló sigilosamente podios, lo que lo mantuvo al frente de la clasificación.

En la parte media de la temporada, la brecha entre Ogier y Neuville fluctuó entre los 20 puntos, y no fue hasta el Rally de Finlandia, a fines de julio, cuando Neuville finalmente empató con Ogier debido a un accidente inesperado del francés.

Sin embargo, Neuville sufrió fallas en la suspensión en las siguientes dos rondas, casi terminando con sus ambiciones de título, y Ogier eventualmente logró su quinta corona con su tercer puesto en el Rally de Gales.

Según la mayoría de las métricas, 2017 fue la campaña menos productiva de Ogier en sus cinco temporadas en que ha ganado el campeonato: solo ganó dos rallys, mientras que con Volkswagen nunca ganó menos de seis.

Pero incluso cuando no pudo ganar, siempre estuvo entre los cinco primeros (excepto en Finlandia), mientras que, en contraste, Neuville estuvo fuera del top 10 en cuatro eventos, regalando hasta 100 puntos en el proceso. El título finalmente fue decidido por solo 24 unidades.

Con su quinto título, Ogier ha silenciado a los pocos críticos que aún le quedan, y nadie puede decir que el francés no esté realmente entre los mejores pilotos del campeonato. Y aunque el nombre inscrito en el trofeo del campeonato sigue siendo el mismo, no debería quitarle a lo que probablemente fue la temporada más entretenida y variada del WRC durante una década.

Queda por ver si eso continuará el próximo año, especialmente con Ford incrementando su apoyo para M-Sport y Ogier, a diferencia de esta época del año pasado, teniendo tiempo para los preparativos de pretemporada adecuados. Sus rivales tienen muchas razones para preocuparse.

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WRC
Pilotos Sébastien Ogier
Equipos M-Sport
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas citroen, ford fiesta wrc, hyundai, m-sport, sebastien ogier, toyota, wrc
Topic Las 20 historias de 2017