Las consecuencias en la F1 por la cancelación de Imola

Los equipos de Fórmula 1 coinciden en que la decisión de cancelar el Gran Premio de Emilia Romaña fue la correcta en medio de la catástrofe de las inundaciones que afectan a Italia.

La lluvia empapa el pit lane

Pero mientras el personal disfruta de un inesperado fin de semana libre, en lugar de lo que iba a ser el inicio de una dura seguidilla de tres grandes premios, es erróneo pensar que los equipos pueden olvidar sus pensamientos competitivos durante unos días más. 

El repentino cambio en el calendario provocado por la no celebración de Imola desencadena un buen número de consecuencias y complicaciones para todos, lo que probablemente provocará algunas discusiones en las fábricas de los equipos esta semana. 

Estos son algunos de los principales factores en juego. 

El repentino dilema de la actualización  

El inicio de la temporada europea en Imola iba a ser el momento perfecto para que los equipos introdujeran las importantes mejoras en las que han estado trabajando durante varios meses. 

Se había hablado mucho de los planes de Mercedes, que iba a introducir un nuevo sidepod, suelo y suspensión delantera en el W14 para ayudar a mejorar la suerte de Lewis Hamilton y George Russell

Pero en el resto de la parrilla, Ferrari había planeado originalmente una nueva suspensión trasera, AlphaTauri traía un nuevo suelo y Alfa Romeo estaba presionando para realizar algunos ajustes importantes en su coche para volver a la lucha por los puntos. 

Como el fin de semana de Imola parecía perdido incluso antes de que se conociera el alcance de las inundaciones, Ferrari ya había aparcado su plan de correr con la suspensión trasera, ya que consideraba que sería mejor esperar hasta el Gran Premio de España del mes que viene. 

Sin embargo, para el resto de escuderías, la pérdida de Imola provocará algunas discusiones sobre el momento exacto en el que introducirán sus mejoras. 

La próxima carrera en Mónaco es especial, ya que el circuito urbano, estrecho y revirado no es el lugar ideal para obtener información sobre las mejoras aerodinámicas y de maniobrabilidad aportadas por los cambios en el coche. 

También supone un riesgo mucho mayor de accidentes, que podrían destruir las piezas nuevas y dejar a los equipos en problemas durante las próximas semanas. 

Los ingenieros tendrán que considerar en los próximos días si comprometerse con las mejoras que llegan a Mónaco -y si las piezas son más rápidas, entonces no tiene sentido esperar- o aguantar el fuego un fin de semana más hasta España.

Max Verstappen, Red Bull Racing RB18

Max Verstappen, Red Bull Racing RB18

Foto de: Red Bull Content Pool

Lo que sigue para la nueva asignación de neumáticos de la F1 y la prueba de clasificación 

Se suponía que el fin de semana de Imola marcaría la primera prueba de las nuevas normas de asignación de neumáticos destinadas a mejorar la sostenibilidad en la F1. La reducción del número de juegos disponibles para los pilotos (de 13 a 11), además de un cambio en los compuestos asignados, parecía que iba a cambiar las cosas. 

Además de obligar a los pilotos a utilizar compuestos específicos en la clasificación (el duro en la Q1, el medio en la Q2 y el blando en la Q3), las normas pretendían garantizar que los equipos dispusieran también de más juegos opcionales para la carrera, lo que debería haber contribuido a abrir las posibilidades estratégicas. 

La cancelación de la carrera de Emilia Romagna significa que la primera prueba de la nueva normativa de neumáticos tendrá lugar en el Gran Premio de Hungría, poco antes de las vacaciones de verano. El circuito de Hungaroring siempre había sido el segundo escenario para la prueba.

Sin embargo, la pérdida de Imola no significa que la F1 sólo vaya a tener una oportunidad de probar la nueva normativa, y es probable que se produzcan discusiones entre Pirelli, los equipos y la FIA sobre si debería haber otra oportunidad más adelante.

El reglamento deportivo para 2023 deja claro que, lo que se conoce como Asignación Alternativa de Neumáticos (ATA), puede tener lugar en "hasta" dos eventos. Si Imola no se celebra, la puerta está abierta a una carrera más allá de Hungría si hay interés. 

Más de la Fórmula 1:

¿Cómo influirá la asignación de motores y cajas de cambios? 

Charles Leclerc, Ferrari SF-23, Valtteri Bottas, Alfa Romeo C43, Esteban Ocon, Alpine A523

Charles Leclerc, Ferrari SF-23, Valtteri Bottas, Alfa Romeo C43, Esteban Ocon, Alpine A523

Foto: Mark Sutton / Motorsport Images

Hubo un tiempo en el que el reglamento de la F1 ofrecía una disponibilidad extra de unidades de potencia si el calendario de F1 superaba un determinado número de carreras. 

Pero finalmente se eliminó debido a la preocupación por las consecuencias financieras imprevistas que podrían sufrir los fabricantes y los equipos clientes si una carrera extra obligaba a todo el mundo a necesitar una unidad de potencia adicional. 

Ahora, la asignación de motores para las unidades de potencia se establece para toda la temporada, por lo que la cancelación de la prueba de Imola no tendrá ningún impacto en los distintos componentes permitidos a los equipos (y que, de todos modos, se incrementó recientemente debido a la presión adicional provocada por la clasificación de las carreras sprint). 

Sin embargo, hay un límite de carreras para las cajas de cambios, ya que su uso puede abrirse si la F1 alcanza un cierto número de carreras. 

Para 2023, sin embargo, el disparador para permitir a los equipos correr con cinco cajas de cambios, cassettes y otros componentes se establece en 24 carreras, por lo que lo que ha sucedido con Imola tiene cero impacto en términos de poner en duda cuántas piezas se pueden utilizar. Los equipos dispondrán de cuatro para la presente temporada. 

Las implicaciones de perder una carrera 

Atmosphere

Atmósfera

Foto de: AG Photo / Manganaro

Para muchos equipos, operar bajo el límite de gastos de la Fórmula 1 puede ser todo un reto, y a menudo se enfrentan a dolores de cabeza para asegurarse de que no lo superan accidentalmente. 

Como dijo una vez el jefe de Mercedes, Toto Wolff: "Si te pasas, cada 10.000 libras importa". 

Así que, dado que el nivel del límite de costos se basa en el número de carreras de la temporada, a primera vista perder el Gran Premio de Emilia Romaña podría suponer un pequeño problema para los equipos si estuvieran justo en el límite. 

Dado que los equipos pueden gastar 135 millones de dólares por 21 carreras y 1,2 millones más por cada carrera extra, un calendario de 23 carreras con Imola vale 137,4 millones de dólares, mientras que un calendario de 22 carreras sin Imola supone un límite de 136,2 millones de dólares. 

Sin embargo, las normas de la F1 han previsto la posibilidad de que cambios de última hora en el calendario afecten a los presupuestos de los equipos.  

El Reglamento Financiero establece que una carrera se tendrá en cuenta para el recuento final si se cancela menos de tres meses antes del inicio propuesto de la competición. 

Esto significa que los equipos seguirán teniendo el mismo límite básico de 137,4 millones de dólares que si se hubiera disputado la cita de Imola. 

El impacto en los ingresos por derechos comerciales de la F1 

Stefano Domenicali, CEO, Formula 1, Mohammed bin Sulayem, President, FIA

Stefano Domenicali, Director General de la Fórmula 1, Mohammed bin Sulayem, Presidente de la FIA

Foto de: Andrew Ferraro / Motorsport Images

Aunque la introducción del límite de gastos de la F1 ha ayudado a controlar los presupuestos de los equipos, y significa que ya no luchan regularmente por la supervivencia, no significa que no se preocupen por los beneficios. 

Así que, con una buena parte de los ingresos de la F1 procedentes de las tasas de organización de carreras, la cancelación de cualquier gran premio podría tener consecuencias en sus ganancias a final de año. 

La forma en que se canceló Imola, por causas de fuerza mayor, significa que los promotores de la carrera de Emilia Romagna no se verán obligados a pagar su cuota de este año. Se entiende que éstos rondan los 20 millones de dólares. 

Dado que los equipos reciben una parte de los beneficios totales del año de la F1, la pérdida de la carrera hará que reciban menos de lo que quizás hubieran previsto. Sin embargo, será una cantidad relativamente pequeña en el gran esquema de las cosas - y se verá ligeramente compensada por algunos costos reducidos en términos de gastos de funcionamiento del coche y el kilometraje no utilizado durante el fin de semana de Imola. 


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Los equipos de F1 recuperan su material de Imola para ir a Mónaco
Artículo siguiente De Vries cuenta cómo quedó atrapado en las inundaciones de Imola

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol