Noticias

Rins: "La Honda no me pareció una moto tan mala"

Tras seis años con Suzuki, Alex Rins debutará esta temporada con una Honda del equipo LCR, una moto que ya probó en el test de noviembre en Valencia. Estas con, en primicia, sus impresiones sobre la RC231V.

Alex Rins, Equipo LCR Honda

La inesperada renuncia de Suzuki al Mundial de MotoGP dejó a Alex Rins en una situación extrema. El corredor español, que llegó a la clase reina de la mano del equipo de Hamamatsu, solo ha competido, hasta ahora, al manillar de la GSX-RR, con la que ha conseguido cinco victorias, incluidas las dos logradas en las tres últimas citas de 2022, en Australia y Valencia.

Tras seis años de crecimiento, éxitos y, sobre todo, una gran estabilidad dentro de una estructura tan familiar y cercana como era la de Suzuki, Rins se adentra ahora en la que es la fábrica más grande y poderosa del mundo, Honda, y además lo hace con contrato oficial pero en el equipo satélite LCR, una situación más difícil todavía que el catalán asume como un "gran desafío".

Liberado ya del silencio obligado por el contrato con Suzuki hasta el 31 de diciembre, Rins pudo explicar, en primicia para Motorsport.com, sus impresiones de la Honda recibidas en el test de Valencia.

"Sois afortunados, es la primera vez que voy a hablar públicamente de Honda, esto significa un capítulo nuevo en mi vida y estoy contento", explicaba Rins en el podcast MotoGP de Motorsport Network.

"La verdad es que fue una sensación rara, fue complicado porque es una moto muy diferente a la Suzuki. Pero tengo que decir que no me pareció una moto tan mala", decía respecto al único prototipo de la parrilla que en 2022 fue incapaz de lograr una victoria.

"Lo que más me costó fue la respuesta del motor, la conexión del gas a la potencia, a la rueda trasera, es como muy dulce, como que no tiene bajos y tiene muchos altos. Esto fuimos adaptándolo y no acabé de cogerle muy bien el hilo", admite.

También lee:

"Pero la moto me gustó, me quedé a un segundo y dos décimas del primero, para nada estuve delante, pero no me pareció muy física, al menos en Valencia, en las circunstancias en las que estábamos y después de la carrera. Me pareció una moto no fácil de llevar, porque todas las motos son difíciles, pero sí con bastante potencial", fue la conclusión.

Rins no logró una vuelta rápida, aunque según aseguraron desde el equipo, no se intentó, ya que no era el momento de hacerlo.

"Sí, sí, claro (risas), al final la goma blandita la pusimos, pero no me salió. Y creo, y estoy convencido de ello, que no me salió por lo que decía antes, por la respuesta del motor. Los puntos de referencia que tenía con la Suzuki, con la Honda eran similares, incluso un poco más. En frenada podía alargar un poquito más, en la curva dos, en la ocho, en la once. Pero lo que más me costó fue el tema del gas. En los cambios de dirección subía las marchas y abría a fondo y a la moto le faltaba chicha, luego a mitad de curva tenía que cerrar el gas porque las revoluciones subían disparadas".

"Hay varios ex técnicos de Suzuki trabajando en Honda y ya se esperaban un poco esta reacción, el problema es que en solo cuatro o cinco horas de test no dio tiempo de hacerme a la moto".

Durante seis años en Suzuki, Rins ha trabajado con un técnico de gran experiencia como Manu Cazeaux, ahora en LRC lo hará con uno más joven y con menos recorrido, como David García que en 2022 con Alex Márquez.

"Las impresiones en el box fueron muy buenas. Es cierto que cuando llevas seis años trabajando con la misma persona tienes unas manías y quieres hacer las cosas a tu manera, pero la verdad es que estuve muy a gusto, trabajamos muy bien tanto con David García como con Beefy (Christophe Bourguignon, director técnico) que es la persona que está al lado de David, con Jaume Talamino y, en definitiva, con todos en el garaje la sintonía fue muy buena y creo que podemos hacer cosas muy guays".

Aunque Rins es un piloto ya de largo recorrido y experiencia en MotoGP, siempre, hasta ahora, ha pilotado la misma moto, una Suzuki. Llegar a Honda con los vicios adquiridos de una moto tan diferente y que, según se dice, más amable a la hora de pilotarla, puede ser un handicap.

"Creo que llegar con o sin experiencia de otra moto a Honda da lo mismo. Si que es cierto que la Suzuki tenía mucho más paso por curva, pero no cambia el hecho que haya estado seis años con la misma moto y ahora me suba a la Honda, no me costará más por esto".

"La adaptación a una nueva moto se consigue a base de horas. Este mes de enero voy a ir a entrenar con una Honda 1000 (modelo de calle) a varios circuitos, pero por más horas que haga con esa moto, no se va a asemejar a la de carreras. Al final MotoGP solo hay una y es muy difícil replicar el trabajo que haces con ella. A los de Honda les dije que mi idea no es hacer de su moto una copia de la Suzuki. La Honda tendrá sus cosas malas, pero también cosas buenas. Yo siempre les voy a decir como lo hacía en Suzuki, pero no para hacerme una moto como aquella, sino para ponerlo todo encima de la mesa".

Por palmarés y resultados, la Honda ha recibido una enorme influencia de Marc Márquez en los últimos diez años. Es difícil entender exactamente qué papel juega un piloto como Rins en el desarrollo de la moto.

"Diría que jugaré, porque confío mucho en Lucio Cecchinello y Alberto Puig, por la oportunidad y el contrato de fábrica que me han dado. Si que es cierto que en Valencia fui el único, en comparación a Marc y Joan Mir, que no probó el prototipo de 2023. Probé cositas, pero no todas. Lo entiendo, no pueden hacer cuatro prototipos, que no vaya bien y tirarlos a la basura. Pero lo que me han dicho es que quieren hacer una moto otra vez ganadora y yo voy a aportar todo lo que esté en mis manos. Es cierto que, como es lógico, las piezas nuevas que vayan haciendo irán al piloto que esté delante en la clasificación, y eso es todo".

Siendo el tercer piloto oficial de la marca, es difícil pensar que esto va a ser así. Honda siempre se ha distinguido, sobre todo en momento de dificultad, por hacer muchas piezas, y pueden tener la tentación de convertir a Rins en el probador de todo ese material nuevo, dando más estabilidad a los dos pilotos de Repsol.

"Pensaba que me ibais a hacer la pregunta al revés, si tengo miedo a que traigan piezas nuevas para ellos y para mi no. Al final, si a mi me van trayendo piezas y me siento cómodo, esas piezas se van a quedar en mi moto, al menos eso espero. Que traigan material nuevo y me lo den a probar significará que lo estoy haciendo bien y confían en mi. Personalmente, intentaré primero de todo evolucionar la moto que hay ahora y, después, hacerme la moto a mi. Yo soy el primero que quiere ganar, aunque esté en el equipo satélite. A los que me preguntan, siempre digo lo mismo, yo tengo dos contratos, uno con Cecchinello, que es el contrato del equipo, y otro con HRC que es el contrato de la moto".

Dice Alex que, en una marca en la que están Márquez, Mir y el propio Rins, el que probará las piezas nuevas será el que esté más arriba en la clasificación.

"Así me lo han dicho a mi, que sea así o no ya se verá. Pero creo que tenemos que ser más listos que todo esto. Me lo invento, pero si tras las dos primeras carreras el primer piloto Honda en la clasificación soy yo, después Joan y después Marc, quiero creer que si traen un basculante nuevo me lo darán a mi. Si no es así, intentaré demostrar que yo también me lo he ganado. Pero no quiero empezar a pensar en estos temas, la cabeza te da mil vueltas y es un caos. Aunque ese miedo exista, no te voy a engañar, yo voy a confiar en mi equipo y en Lucio, que la impresión que me ha dado ha sido súper buena, lo apuesta todo y vamos con todas juntos".

"Yo voy a trabajar con mi equipo, yo confío en ellos y ellos en mi. Vamos a ir a por todas. A mi me gusta ser transparente, ya les he dicho que las cosas me gusta de cara, que si algo no va bien se hable y lo aclaremos. No conozco muy bien como funciona el equipo Honda por dentro, pero de Valencia me fui contento, acabó el test y hasta bien tarde por la noche no me fui del circuito. Me reuní con Lucio, con David, con Beefy (sus dos técnicosI), con Takeo (Yokoyama, director técnico HRC), con (Shinichi) Kokubu (líder del proyecto RCV) y la impresión general fue muy buena".

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Mir: "Hay que marcarse metas realistas en Honda"
Artículo siguiente Nueva victoria de Jorge Lorenzo, ahora contra el fisco

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol