El Gran Premio del Pacífico de 1994 fue el momento en el que Ayrton Senna empezó a sospechar del Benetton con el que Michael Schumacher se proclamó campeón del mundo. El brasileño fue testigo directo del sonido del motor Ford a pie de pista y cree que había un control de tracción (ilegal) detrás de ello.

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol