Fórmula 1
03 jul.
-
05 jul.
Evento finalizado
10 jul.
-
12 jul.
Evento finalizado
R
GP 70º Aniversario
07 ago.
-
09 ago.
R
GP de Toscana
11 sept.
-
13 sept.
Próximo evento en
25 sept.
-
27 sept.
R
GP de Estados Unidos
23 oct.
-
25 oct.
R
GP de México
30 oct.
-
01 nov.
13 nov.
-
15 nov.
R
GP de Abu Dhabi
27 nov.
-
29 nov.

La victoria en Mónaco que lanzó a Montoya a luchar el título de F1

compartidos
comentarios
Por:
, Editor General
1 jun. 2020 13:40

El 1 de Junio de 2003 es una fecha escrita con letra de molde en la hoja de vida de Juan Pablo Montoya y en la historia deportiva de Colombia, cuando conseguiría la victoria más importante de su carrera en la Fórmula 1 e iniciaría su desafío por el título mundial.

Cuando el colombiano llegaba a Montecarlo para su tercer Gran Premio de Mónaco, las cifras de su temporada no eran particularmente buenas, aunque sí había tenido destellos importantes, primero en Australia cuando echó a perder una posible victoria, luego en Austria donde una fuga de agua lo detuvo cuando parecía estar en la lucha por la victoria. El de Albert Park era entonces su único podio tras siete carreras de dieciséis.

En el inicio de la actividad en pista el jueves en el principado, las cosas no habían ido del todo bien para él en un circuito que lo había visto conseguir la pole el año anterior. La clasificación del sábado tampoco sería ideal, pues se quedaría tercero apuntando a cambios en las presiones de aire de los neumáticos que no le dieron el feeling ideal, mientras que el otro Williams de Ralf Schumacher conseguía la pole. Sin embargo, el FW25 parecía hacer cada vez más lo que Montoya quería.

El viernes sin actividad en pista en Mónaco acabaría siendo un día clave para el equipo pues allí se sentarían las bases técnicas para tener un monoplaza capaz de sostener en carrera un ritmo que una año antes solo pudo tener en clasificación. La repartición de pesos en el Williams cambiaba respecto al inicio de la temporada, moviéndose más hacia el eje delantero y esto en conjunto con el trabajo de Michelin en los neumáticos permitiría extraer el verdadero potencial del diseño de Gavin Fisher.

Inicio: Ralf Schumacher líder

Inicio: Ralf Schumacher líder

Photo by: BMW AG

Ralf Schumacher lidera a Juan Pablo Montoya

Ralf Schumacher lidera a Juan Pablo Montoya

Photo by: BMW AG

 

La salida probaría ser un momento crucial para encaminar sus opciones de victoria, pues adelantaría a Kimi Raikkonen, quien se convertiría en su principal rival. Al frente estaba Ralf manteniendo el control con una vuelta inicial muy rápida en la que Montoya bloqueaba un neumático en la frenada de Tabac y luego parecía irse contra la barrera en la última curva, donde el asfalto estaba sucio por un incidente en una de las carreras teloneras previas. Quedaría solo en un susto. 

Antes de su primera parada en boxes, Ralf empezó a perder ritmo, sus neumáticos traseros empezaban a perder las ranuras y Montoya le llenaba los retrovisores. Una vez se detuvo el alemán, el colombiano apretó, marcando la vuelta rápida en carrera, antes de irse a los antiguos boxes con su estrella calle, de la cual saldría por delante de Ralf.

También lee:

Tras la paradas de Raikkonen y Michael Schumacher, Montoya era líder por primera vez en Mónaco. Luego pareció controlar la carrera cómodamente, aunque su equipo sabía que Raikkonen atacaría, pues por el tiempo de su parada en boxes tenían claro que había colocado más combustible que el que ellos habían puesto en el Williams número 3. En la radio su ingeniero Tony Ross le pedía apretar y Montoya respondió marcando sus mejores vueltas de la carrera justo antes de parar en boxes nuevamente.

Después de montar un nuevo set de Michelin y poner combustible, Raikkonen mantendría la presión con una secuencia de vueltas rápidas en tanques ya casi vacíos. Cumplidas las paradas finales, era claro que la lucha se apretaba con el McLaren que se empezaba a acercar al Williams.

Juan Pablo Montoya

Juan Pablo Montoya

Photo by: BMW AG

 

Juan Pablo Montoya

Juan Pablo Montoya

Photo by: BMW AG

Eventualmente Raikkonen daría alcance a Montoya, quien intentaba mantener un buen ritmo sin tener pleno uso del rendimiento del motor BMW, pues desde el box le pedían no usar todo el rango de revoluciones pues temían un problema. Sin embargo, Montoya no daba oportunidades y la dupla de punta se convertía casi en un trío, pues Schumacher se agrandaba en los retrovisores de Raikkonen sobre al final.

Sin cometer error, Montoya se aferraba a una segunda victoria en la F1 que llegaba finalmente, 20 meses después de la primera. Fue una carrera perfecta. 20 años después, Williams ganaba de nuevo en Mónaco, donde antes lo habían hecho con Carlos Reutemann en 1980 y con Keke Rosberg en 1983.

 

Las embarcaciones en el puerto harían sonar sus bocinas y luego el himno de Colombia haría eco en todo el principado, mientras Montoya evidenciaba en su rostro una sensación que no había tenido antes en ninguna de sus victorias. Por un momento fijó la mirada hacia el piso, como queriendo ocultar o controlar sus emociones.

Esa victoria sería su plataforma de lanzamiento hacia luchar por el título del mundo, pues enlazaría ocho podios desde Mónaco hasta que la penúltima carrera en Indy sentenciara sus opciones definitivamente.

Sin embargo, su victoria en la más prestigiosa de todas las carreras del mundial de Fórmula 1, tres años después de ganar Indy 500 en su primer intento, lo colocaba en un lugar histórico, pues era el primero en lograrlo desde Graham Hill casi 40 años después. Ha sido el único desde entonces. 

 

 

 

Más sobre Juan Pablo Montoya:

 

Artículo siguiente
Racismo: los pilotos y Mercedes responden al mensaje de Hamilton

Artículo previo

Racismo: los pilotos y Mercedes responden al mensaje de Hamilton

Artículo siguiente

Horner: momento perfecto para carreras con parrilla invertida

Horner: momento perfecto para carreras con parrilla invertida
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Evento GP de Mónaco
Pilotos Juan Pablo Montoya
Equipos Williams
Autor Diego Mejía