Por qué los equipos de F1 no deberían temer a otro ex-Ferrari

compartidos
comentarios
Por qué los equipos de F1 no deberían temer a otro ex-Ferrari
Por:

La decisión de la Fórmula 1 de colocar como futuro CEO a Stefano Domenicali, ex de Ferrari, sin duda se verá con cierto recelo. Aquí por qué los otros equipos pueden estar tranquilos.

Chase Carey siempre aclaró que no esperaba estar muchos años al frente de la Fórmula 1, y entre sus posibles sustitutos Domenicali es sin duda uno de los mejor calificados.

Cumple con los requisitos en cuanto a conocer bien el deporte, ya que fue presidente de la comisión de monoplazas de la FIA y pasó casi 20 años en Ferrari, seis de ellos como director del equipo, antes de renunciar en 2014.

Además, gracias a su rol de CEO de Lamborghini desde 2016, ha aprendido mucho sobre el mundo empresarial, las necesidades de los fabricantes de automóviles y cómo han cambiado las tendencias modernas del consumidor.

También lee:

Su inteligencia, carácter tranquilo y capacidad para hacer las cosas serán una bendición para la F1 en su camino hacia una nueva era con la llegada de las nuevas reglas de 2022.

Pero, como pasa con todo en el mundo actual, hay conspiradores que señalan el pasado de Domenicali en Maranello y sugieren que será parcial al frente de la Fórmula 1.

Eso se une a que la F1 ya tiene a un ex director técnico de Ferrari, Ross Brawn, en un importante cargo, y la FIA la preside Jean Todt, que fue el predecesor de Domenicali como jefe de equipo de los del Cavallino.

Sin embargo, las fuentes sugieren que solo se firmará a Domenicali si Todt no cambia los estatutos para presentarse otra vez a la presidencia después de 2021.

Hasta ahora, Todt ha indicado que, incluso a pesar de la crisis del coronavirus, no tiene intención de seguir cuando finalice su actual mandato el próximo año.

En declaraciones a Motorsport.com a principios de este año sobre si estudiaría quedarse, Todt dijo: “Sinceramente, amo mucho lo que hago. Tengo la suerte de tener todavía la pasión y la energía. Pero cambiamos los estatutos para limitar el número de mandatos".

Artículo especial:

“Yo no los cambiaré, aunque a veces haya muchas solicitudes, pero no cambiaré los estatutos para hacer más de los tres mandatos que voy a cumplir".

Pero aunque Domenicali estuvo tan involucrado en Ferrari en el pasado, sería un error pensar que llega a lo más alto para echar una mano a la Scuderia, en lugar de para mejorar la Fórmula 1 en su conjunto.

Su manera de salir de Ferrari, donde dejó el cargo porque no quiso despedir a los encargados del pobre rendimiento del motor del equipo ese año, demuestra que es un hombre de principios.

Ha pasado mucho tiempo desde entonces, y no tendría sentido que alguien tan completo como Domenicali entrara con el deseo de simplemente ayudar a su antiguo equipo.

Además:

De hecho, ha pasado los últimos años en Lamborghini construyendo una marca de coches deportivos y aspirando a segmentos del mercado que competían directamente con Ferrari. Y lo hizo excepcionalmente bien.

Mientras los equipos, la FIA y la F1 negociaban el nuevo Pacto de la Concordia, se generó un debate sobre quién debería ser el próximo jefe de la F1, y Toto Wolff (de Mercedes) y Christian Horner (de Red Bull) surgieron como posibles candidatos.

Sin embargo, en un intento por garantizar que se mantenga la imparcialidad en los altos cargos, se acordó que la F1 no tendrá un jefe que haya trabajado para un equipo durante los dos años anteriores.

Eso cerró instantáneamente la puerta a Wolff y Horner, y algunos equipos lo etiquetaron como la 'cláusula de Toto Wolff' porque le impidió dar un salto rápido desde Mercedes. Si los equipos aceptaban que alguien estuviera fuera durante dos años antes de dirigir la categoría, entonces los seis años de Domenicali fuera de la F1 no serán un gran problema.

Lo importante es lo que Domenicali puede aportar al futuro de la F1, no su pasado en el mundial.

Tiene la pasión, la inteligencia y la voluntad de adaptarse, valores que pueden ayudar a la F1 a ir a nuevos mercados y atraer una base de aficionados más amplia.

Fue muy revelador que el año pasado dedicó tiempo en su apretada agenda para asistir a las finales mundiales de Gran Turismo en PlayStation, en Mónaco, para ayudar a lanzar un nuevo coche conceptual de Lamborghini para el juego. Pocos directores ejecutivos en su puesto habrían invertido tanto tiempo y esfuerzo en hacer eso.

Sin embargo, fue la señal perfecta de un hombre que entiende que los jóvenes aficionados de hoy son los compradores del mañana, y eso solo puede ser una buena noticia para el futuro de la F1.

 
Hamilton, en la lista de 100 personas más influyentes según TIME

Artículo previo

Hamilton, en la lista de 100 personas más influyentes según TIME

Artículo siguiente

Stefano Domenicali en F1: ¿quién es y por qué reemplaza a Carey?

Stefano Domenicali en F1: ¿quién es y por qué reemplaza a Carey?
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Autor Jonathan Noble