Fórmula 1
02 jul.
-
05 jul.
FP1 en
12 Horas
:
46 Minutos
:
54 Segundos
R
GP de Estiria
09 jul.
-
12 jul.
R
GP 70º Aniversario
06 ago.
-
09 ago.
24 sept.
-
27 sept.
R
GP de Estados Unidos
22 oct.
-
25 oct.
R
GP de México
29 oct.
-
01 nov.
12 nov.
-
15 nov.
R
GP de Abu Dhabi
26 nov.
-
29 nov.

Qué hay detrás de las nuevas directivas técnicas en los motores

compartidos
comentarios
Qué hay detrás de las nuevas directivas técnicas en los motores
Por:
10 jun. 2020 18:23

Cuando los buzones de los equipos de Fórmula 1 se llenaron la semana pasada con cuatro directivas técnicas consecutivas de la FIA sobre el control de las unidades de potencia, se especuló un poco sobre lo que había provocado tanto movimiento.

Con los recuerdos aún frescos sobre los procesos de vigilancia de la FIA sobre las unidades de potencia tras el acuerdo secreto alcanzado entre el ente rector del automovilismo y Ferrari sobre el motor de la escudería italiana de 2019, parece difícil creer que esto no estuviera conectado.

Por un lado, algunos relacionaron el movimiento directamente con Maranello. Después de todo, parte de su acuerdo con la FIA incluía algunos compromisos técnicos para ayudar a mejorar la supervisión de todas las unidades de potencia de la F1 para las próximas temporadas.

Pero el otro lado de este argumento es que mucho de lo que la FIA puso en marcha la semana pasada fue exactamente lo que los rivales de Ferrari, Mercedes y Red Bull, habían estado pidiendo durante gran parte del año pasado.

La probable realidad es que esto fue un poco de ambos bandos. La decisión de la FIA de actuar ha llegado como parte de un trabajo para asegurar que no quede piedra sin remover con las unidades de potencia para asegurar que los equipos sigan las reglas al pie de la letra.

La F1 quiere evitar que se repitan las sospechas y acusaciones que empañaron gran parte del año pasado.

Esto fue más un caso de aclaraciones hechas en cooperación con los equipos para cerrar avenidas que ellos sentían que aún existían fuera de las reglas, que un intento de cerrar de frente cualquier cosa que uno de ellos pudiera haber estado haciendo.

La FIA simplemente quería asegurarse de que los chequeos, sensores, mediciones y sistemas que tiene en marcha pueden ser totalmente fiables para garantizar que los equipos están operando dentro de los límites.

Las directivas técnicas se dividieron en cuatro áreas separadas: sistemas de recuperación de energía, consumo de aceite, sensores de presión y temperatura, y mediciones de consumo de combustible.

En cuanto a la mejora de la supervisión de la potencia y la energía del ERS, el documento técnico 018-20 confirmó los planes previamente debatidos de instalar un nuevo sensor codificado para la medición de la potencia del ERS.

También lee:

El plan es que este sensor se instale en los tres equipos top para el comienzo de la temporada antes de ser instalado en los otros equipos más adelante en el año.

Lo que es específicamente nuevo esta vez, sin embargo, es la limitación de la frecuencia con la que los equipos pueden demandar potencia. Así que esto en efecto limita el alcance de los equipos para hacer cambios repentinos en los niveles de potencia frecuentemente, lo que podría distorsionar las mediciones que están siendo tomadas por los sensores de la FIA.

En cuanto al consumo de aceite, y a raíz del nuevo límite de 0,3 litros por 100 km que ha entrado en vigor este año, la FIA dejó en claro en el documento técnico 019-20 cómo las mediciones de aceite serán tomadas por la FIA para obtener la mejor precisión -y asegurar que los equipos no puedan agregar aceite adicional o utilizar lubricantes para ayudar a agregar productos químicos al combustible".

En el documento técnico 020-20, en tanto, la FIA esbozó la información sobre los medidores de flujo de combustible y los sensores de presión y temperatura de la unidad de potencia para que los equipos tuvieran claro cómo se estaban tomando las mediciones.

Y luego, en el documento técnico 021-20, con respecto a las mediciones de consumo de combustible, hubo una actualización de la metodología que la FIA utilizaría para sus procedimientos, después de sus experiencias del año pasado -que incluyó la controversia en torno al combustible extra añadido a la Ferrari de Charles Leclerc antes del Gran Premio de Abu Dhabi.

Ninguna de las cuatro acciones esbozadas por la FIA cambiará las cosas para ninguno de los equipos que compiten en la F1, y ninguna de ellas tiene como objetivo específico prohibir algo que uno de ellos pueda haber estado haciendo.

En cambio, la FIA ha hecho una clara declaración de intenciones de que está vigilando muy de cerca todo lo que los equipos están haciendo con los motores.

Está escuchando, observando, mejorando y actuando en un intento de asegurarse de estar seguro que todos los equipos estén operando dentro de los límites; y que no hay tentación o lugar para que nadie trate de explotar potenciales zonas grises a medida que el campeonato 2020 se pone en marcha.

 
Artículo siguiente
Hamilton no se sintió 'oxidado' en su regreso a un F1

Artículo previo

Hamilton no se sintió 'oxidado' en su regreso a un F1

Artículo siguiente

Cuando Sergio Pérez subió al podio en su primer GP de Canadá

Cuando Sergio Pérez subió al podio en su primer GP de Canadá
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Autor Jonathan Noble