Cómo llegó a la gran pantalla el circuito más temido de la F1

'El Infierno Verde' lleva el mítico circuito de Nurburgring Nordschleife, la pista más temida de la Fórmula 1, al cine. Sam Smith descubre cómo se llevó a la gran pantalla la película sobre el legendario trazado.

Infierno Verde: dos simples palabras para describir mucha distancia. Kilómetros que son un un torrente de adrenalina para cualquier corazón aficionado al motor. La simple mención de esas dos palabras hace que aquellos que se atrevieron a domesticar el Nurburgring Nordschleife merezcan un reconocimiento.

Un lugar de película, en el que contar las historias, leyendas, triunfos y tragedias que acompañan al circuito como los pinos que lo rodean.

Gracias al prolífico director y productor austriaco, Hannes M. Schalle, (creador del documental Lauda – La historia no contada, que salió en 2015) se podrá ver la película en cines seleccionados en las próximas semanas.

"El Nordschleife tipifica el peligro que acompañaba a las carreras en esa época del automovilismo, y nuestra película lleva al público al corazón de aquello", explica Schalle.

"Con entrevistas a los héroes que se enfrentaron a esa era, que desafiaba a la muerte, unido a imágenes nunca vistas, creo que mantendremos a los espectadores pegados al asiento hasta el final".

Desde un punto de vista de contenido, Schalle y su equipo disponen de un contenido muy valioso. Clásicos como la "victoria imposible" de Nuvolari en 1935, el milagro del "maestro de la niebla" Rosemeyer en 1936, la obra maestra de Fangio en 1957 o el mayor triunfo de Jackie Stewart en 1968 aparecen reflejados con un excepcional archivo.

La obra presenta una historia cronológica del fabuloso circuito, analizando el rejuvenecimiento que el circuito original llevó a Eifel, la volcánica región de Alemania.

Nurburgring es mucho más que una simple pista. Llevó una identidad renovada a ese área del país y a toda su industria, que prosperó hasta hoy en día.

En la película se utilizan varios 'testigos contemporáneos', y algunos de ellos cuentan no sólo detalles relacionados con el automovilismo, sino más allá, como cuando las familias utilizaron los túneles para espectadores del circuito como refugio durante bombardeos y guerras.

Hay que reconocer a los franceses la restauración del circuito tras la guerra, y a personajes como Rene Dreyfus, Jean-Pierre Wimille o Raymond Sommer que contribuyeron a restaurar la pista y estructuras dañadas.

Además, Jackie Stewart, que utilizó por primera vez el término 'Infierno Verde' para referirse al Nordschleife, ofrece descripciones muy destacadas sobre lo que era 'resistir' al 'Ring.

"Nunca di una vuelta extra al Nurburgring, sólo las que tenía que hacer", dice Stewart. "El trazado era tan exigente que, incluso sin tener un problema de fiabilidad, siempre había el riesgo de cometer un error".

Stewart logró vencer sus miedos y manejar sus riegos en el Nordschleife. Otros no tuvieron tanta suerte. Tres años después de la imperial victoria de Stewart, la última de su carrera, el accidente de Niki Lauda en Bergwerk abrió el debate de si era seguro para la Fórmula 1 seguir corriendo allí.

'El Infierno Verde' es una película para disfrutar, con un trasfondo histórico y social. El archivo es fantástico, y Schalle y su equipo sacan a a la luz muchas imágenes inéditas.

La producción destaca, por ejemplo, en las imágenes amateur de Stuck llamando a los médicos para que atendieran a Lauda, envuelto en las llamas de su Ferrari en 1976. Es escalofriante.

La historia llega hasta las imágenes del Nurburgring actual, y el nicho de microindustria que se ha ido desarrollando en las dos últimas décadas.

La contribución de veteranos como Sir Stirling Moss, Jochen Mass, Hans-Joachim Stuck, Lauda o Stewart es enriquecedora, aunque otras pueden ser un poco incongruentes y romper el hilo de la historia.

Sin embargo es una película excelente, que ofrece la auténtica atmósfera espeluznante de una de las carreras más difíciles. Es un viaje evocador.

"¿Sabes? Una de las cosas que me sorprendieron al entrevistar a todos los famosos personajes fue que personalizan siempre el circuito. No es sólo una pista, sino 'el enemigo', o 'el monstruo'. Creo que eso dice mucho de cómo veían los pilotos este circuito".

'The Stonehenge of Motor Racing' es una descripción que dio el ex piloto de McLaren, al circuito. Es una buena expresión, que une el pasado místico y el estoico presente de un icono de la competición.

Disfruta del trailer de 'El Infierno Verde'

 

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas circuitos f1, green hell, hannes m. schalle, historia f1, infierno verde, nurburgring

Zona roja: lo que ahora está en tendencia