Yvan Muller y su nuevo rol en el WTCC

El piloto francés se encuentra satisfecho con su nuevo puesto en Volvo luego de haber dejado su rol como piloto titular dentro del WTCC.

Si bien cambió su uniforme de Citroën por un uniforme azul, blanco y negro de Polestar Cyan Racing- el equipo oficial Volvo - y muestra una nueva imagen con una barba más proporcionada durante el invierno, el ojo del "maestro" Yvan Muller sigue siendo agudo.

Es cierto que el alsaciano tiene alguna responsabilidad sobre los hombros , especialmente porque el equipo sueco le ha dado un papel importante para ayudarlos en su búsqueda por el título mundial de 2017 siendo coordinador y consultor de la organización global de la estructura escandinava. Un nuevo papel en el que floreció plenamente, como explicó durante una reunión en el paddock del circuito de Marrakech en la apertura de la temporada.

"Vengo a Marrakech desde hace años [desde 2009] y esta es la primera vez que no estoy como piloto”, dijo a Motorsport.com. "Es un poco extraño, y yo tenía miedo de que lo extrañaría demasiado."

“Siento que extraño el coche un poco. Pero todo lo que ocurre alrededor me viene muy bien. La necesidad de entrar en el coche no es en última instancia tan importante”.

"Pero está claro que no me importa", continúa el cuádruple campeón del mundo en la disciplina. "En Volvo, acompaño a los pilotos, estoy con los ingenieros, hago un poco de camino entre los dos. Pero estoy feliz, estoy muy feliz”.

Posibilidades de campeonato

Sin embargo, si el rendimiento de Volvo en un circuito como Marrakech fue una de las primeras sorpresas de la temporada, Yvan Muller sabía que su nuevo equipo tiene los medios para alcanzar el nivel de Honda.

"No me sorprende", dijo. "La sensación que tenía en el coche durante las sesiones de este invierno fue una buena señal. Este coche puede ser campeón del mundo. Ahora dependerá mucho de lo que hagamos, cómo trabajamos en él”.

Con un ojo en Yann Ehrlacher

Por otra parte, la primera carrera de la temporada del WTCC en Marrakech fue un momento doblemente especial para Muller, que estuvo presente en el mismo momento de su debut en la disciplina de su sobrino Yann Ehrlacher, el hijo de su hermana Cathy Muller.

"Estoy aquí para Volvo, pero es cierto que en la televisión miro el # 61, # 62 y # 63, pero también tengo un ojo en el # 68", reconoció. "En primer lugar, porque era mi número (risas) y entonces es Yann, así que sí, obviamente, tengo un ojo sobre él. Es una sensación especial”.

Una semana más tarde, Yvan Muller estaba al mando de su propio equipo, Yvan Muller Racing en el inicio de la temporada de la European Le Mans Series en Silverstone donde concluyó con un quinto puesto.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WTCC
Equipos Polestar Cyan Racing
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas honda, volvo, wtcc, yvan muller

Zona roja: lo que ahora está en tendencia