WRC Rally Japan

WRC Japón: Evans manda en medio de difíciles condiciones

Elfyn Evans sobrevivió a unas condiciones de lluvia extrema para el WRC en Japón que llevaron al retiro a dos coches de Rally1 en la primera parte de la actividad del viernes.

Elfyn Evans, Scott Martin, Toyota Gazoo Racing WRT Toyota GR Yaris Rally1

El piloto de Toyota se erigió como el mejor de la prueba en las condiciones más complicadas y peligrosas que los equipos han experimentado esta temporada.

Evans saltó de la novena posición en la superespecial nocturna del jueves a la primera, con una ventaja de 26.0s sobre Neuville, tras ganar las dos etapas de la mañana. Los organizadores se vieron obligados a cancelar la última etapa del bucle por motivos de seguridad, ya que las adversas condiciones meteorológicas impedían volar al helicóptero médico.

Sébastien Ogier, de Toyota, terminó el bucle en tercera posición (+42.6s) por delante del campeón del WRC2, Andreas Mikkelsen, que realizó una conducción impresionante para batir coches del Rally1 en su Skoda de Rally2.

El campeón del mundo, Kalle Rovnapera, se dirigió al servicio en quinto lugar, a 1m36.4s de distancia con el corredor del WRC2 Nikolay Gryazin sexto por delante de Esapekka Lappi, de Hyundai y Ott Tanak, de M-Sport. Dani Sordo, de Hyundai, y Adrien Fourmaux, de M-Sport, se retiraron tras chocar en la segunda etapa.

Las previsiones de lluvia intensa, junto con las hojas y agujas de pino en la superficie de la carretera, crearon unas condiciones similares al hielo que obligaron a los pilotos a actuar con precaución.

Hubo drama desde el principio en la segunda etapa (Túnel de Isegami, 23,67 km) cuando Sordo bloqueó y chocó contra los árboles, lo que obligó al español a retirarse en la misma etapa en la que su i20N ardió en llamas hace 12 meses. Tanto el piloto como su copiloto, Cándido Carrera, salieron ilesos del incidente.

Momentos antes, Katsuta, de Toyota, se salió de la carretera en el mismo lugar tras marcar inicialmente el mejor tiempo en los primeros parciales. El favorito local pudo llegar al final de la etapa, pero perdió más de dos minutos debido a un radiador dañado que tuvo que reparar en el siguiente tramo de carretera.

Fourmaux, de M-Sport, no tuvo tanta suerte, ya que también se salió de la carretera en el mismo punto, lo que provocó que los organizadores sacaran las banderas rojas.

Antes del drama, el ritmo había sido marcado por Evans, que realizó un esfuerzo impresionante desde la segunda posición de la carretera, para marcar un tiempo 32.3s más rápido que Rovanpera, que se enfrentó a las condiciones más sucias de la carretera.

Evans ganó la etapa por 4.0s sobre su compañero de equipo en Toyota, Ogier, mientras que Neuville fue tercero, 20.8s por detrás.

"Es horrible. Me he sentido muy lento en muchos sitios, pero también al límite en otros. Es imposible medirlo", dijo Evans.

Igualmente impresionante fue Mikkelsen, ya que el noruego marcó el cuarto mejor tiempo, superando a los pilotos de Rally1 Rovnapera, Tanak, Lappi y Katsuta.

Thierry Neuville, Martijn Wydaeghe, Hyundai i20 N Rally1

Foto: McKlein / Motorsport Images

Thierry Neuville, Martijn Wydaeghe, Hyundai i20 N Rally1

La falta de visibilidad en la tercera etapa (Inabu Dam, 19,38 km) se sumó al desafío, ya que varias tripulaciones del Rally1 lucharon contra parabrisas empañados.

A pesar de la dificultad para ver la carretera, Evans se las arregló para conseguir una segunda victoria de etapa, completando la prueba 10,1s más rápido que Neuville para ampliar aún más su ventaja.

Neuville declaró que las condiciones eran "realmente peligrosas" y admitió que nunca había pasado tanto miedo en un coche de rally.

Mikkelsen continuó con su impresionante inicio de rally marcando el tercer mejor tiempo al beneficiarse de un parabrisas mucho más despejado en su Skoda. Fue sólo 16 segundos más lento que Evans.

Su compañero en WRC2 Gregoire Munster ha sido cuarto por delante del padre de Kastuta, Norihiko Katsuta, mientras que Ogier ha sido sexto, perdiendo 38.8s en el proceso. Rovanpera y Lappi perdieron más de un minuto en la etapa, mientras que Tanak cedió casi tres minutos tras verse obligado a agacharse dentro del Puma para mirar por el parabrisas.

"Me siento bastante mareado, la verdad", bromeó Tanak. "Empezó en la etapa anterior. No sé qué ha pasado, pero supongo que no hay razón para conducir así".

Takamoto Katsuta consiguió llevar su GR Yaris dañado hasta la meta perdiendo 1m50s.

Las tripulaciones volvieron al servicio después de que los oficiales cancelaran la cuarta etapa. Está prevista una repetición de las etapas por la tarde, antes de otra pasada por la superespecial del Estadio Toyota.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Neuville da a Hyundai el liderato en el arranque del WRC en Japón
Artículo siguiente WRC Japón: Evans encabeza el 1-2-3 de Toyota y abandono de Neuville

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol