WRC Rally de Italia

Ogier tiene problemas y Neuville lidera un 1-2 de Hyundai en Cerdeña

Thierry Neuville ha adelantado a Esapekka Lappi, su compañero de equipo en Hyundai, y lidera el Rally de Cerdeña después de que Sébastien Ogier sufriera un incidente cuando la fuerte lluvia azotó la jornada.

Ogier empezó el día 0,1 segundos por detrás de Lappi, pero logró superar al finlandés para tomar una ventaja de 18,2s por la tarde.

Lappi redujo la ventaja de Ogier a lo largo de la tarde antes de que éste se saliera de la carretera en la 14º etapa, lo que permitió a Neuville, ganador de cinco de las ocho etapas del día, aventajar a Lappi en 36,4 segundos.

El campeón del mundo Kalle Rovanpera heredó la tercera posición (+1m50.7s) tras una carrera sin problemas, mientras que su compañero de equipo en Toyota, Elfyn Evans, se sobrepuso a una importante pérdida de tiempo en los pasos por agua para situarse cuarto (+5m36.5s). Dani Sordo de Hyundai (+6m27.9s) completó el clasificador de los Rally1.

Ott Tanak, de M-Sport, y Takamoto Katsuta, de Toyota, se retiraron tras sufrir daños en los pasos por agua de la mañana.

Tras el bucle de la mañana, los pasos por agua crearon aún más drama cuando finalmente llegaron las fuertes lluvias previstas.

Comenzó a llover ligeramente en la primera etapa de la tarde, pero fue un paso por agua lo que provocó el drama y no el tiempo.

El mismo cruce de agua que dejó a Katsuta fuera de combate sorprendió al líder del rally, Ogier. El francés llegó a esa zona demasiado rápido, lo que provocó daños en su GR Yaris, que ingirió líquido que le restó potencia hacia el final de la etapa.

Ogier cedió 7,7s a su rival más cercano, Lappi, que aprovechó el error del piloto de Toyota para ganar la etapa. Neuville, tercero, también sacó tiempo a Ogier, que empezó a recortar distancias con los primeros.

El drama continuó cuando las tripulaciones se dirigieron a la etapa 13 (Su Filigosu). Los chubascos aislados empezaron a intensificarse antes de volverse torrenciales para las últimas cuatro tripulaciones del Rally1, creando unas condiciones extremadamente resbaladizas.

Pero de nuevo fue el paso del agua, que detuvo a Ott Tanak de M-Sport esta mañana, el que causó estragos. Elfyn Evans, de Toyota, que tuvo problemas en otro paso por agua en la primera pasada de la etapa, produjo un calco del incidente de Tanak.

El agua vertida sobre el capó hizo que el galés se detuviera con la línea de meta a la vista. Pudo activar el modo EV para llegar al final.

"Estábamos sacando el coche adelante, pero con los pasos por agua al final, no hay forma de que un coche de rally pase por ahí", dijo Evans, que perdió 42.9s.

Ogier también se vio afectado por el agua al pasar por el cruce, pero no perdió tanto tiempo como Evans. Sin embargo, cedió 6,2s a Lappi, que se enfrentó a lo peor de la lluvia, ya que redujo la diferencia entre ambos a 4,3s.

"Los últimos seis kilómetros fueron horribles", dijo Lappi. "Las roderas estaban llenas de agua, así que no se podía conducir, sólo había aquaplaning todo el tiempo".

Neuville se anotó su cuarta victoria de etapa del día y su quinto mejor tiempo del rally para acercarse a 7,3s del liderato. Sin embargo, no fue una etapa completamente perfecta para Hyundai, ya que Dani Sordo se detuvo brevemente en la etapa por un problema con la presión del combustible.

Momentos después del incidente, los comisarios de la FIA sancionaron a Sordo con una multa de 1.000 euros por no llevar colocado correctamente el dispositivo HANS tras su accidente en la cuarta etapa del viernes.

Pero la situación cambió en la penúltima etapa del día, cuando el líder del rally, Ogier, se estrelló y abandonó la prueba.

Thierry Neuville, Martijn Wydaeghe, Hyundai World Rally Team Hyundai i20 N Rally1

Thierry Neuville, Martijn Wydaeghe, Hyundai World Rally Team Hyundai i20 N Rally1

Fotografía de: Fabien Dufour / Hyundai Motorsport

Luchando contra unas condiciones de humedad increíblemente difíciles, Ogier se salió de la carretera y su GR Yaris quedó encaramado en una ladera sin poder continuar.

Lappi levantó el ritmo tras cruzarse con el accidentado Ogier y completó la etapa a 32,6 segundos del ganador, Sordo.

Esto se combinó con una conducción comprometida de Neuville, que iba por delante de Ogier en la carretera y no era consciente del drama que se desarrollaba por detrás. El belga llegó al final de la etapa con una ventaja de 23,8s en el rally, habiendo adelantado a su compañero de equipo en la prueba.

A continuación, Neuville impuso su autoridad en el rally al ganar la última etapa del día con una enorme ventaja de 10,8s sobre Sordo.

"Me siento aliviado de llegar a la meta. Ha sido un día duro, pero las sensaciones con el coche eran cada vez mejores", declaró Neuville.

Adrien Fourmaux, de M-Sport, lidera la categoría WRC2 antes de las cuatro últimas etapas del domingo.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Ogier toma el liderato en el Rally de Cerdeña
Artículo siguiente WRC Italia: Neuville lidera un doble de Hyundai para tomar la victoria

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol