Volkswagen y su abrupta salida del WRC

Nuestro columnista Mauricio Gallardo reflexiona sobre la sorpresiva decisión de Volkswagen de abandonar el Campeonato Mundial de Rally sin previo aviso.

No es la primera vez que Volkswagen se marcha de una competencia siendo exitoso, pero ahora llama la atención que se vayan de un día para otro.

La noticia sobre la salida de Volkswagen del Campeonato Mundial de Rally impactó fuerte, porque realmente nadie imaginaba semejante anuncio luego de las reiteradas consagraciones.

Más allá del estupor inicial, no es la primera vez que VW se marcha siendo exitoso. Alguna vez dejaron así el Rally Dakar, después de tres éxitos continuados con las Touareg.

En aquella oportunidad se marcharon justo antes del desembarco al rally raid del poderoso equipo x-Raid con los MINI. Ahora, Volkswagen se va del Rally Mundial cuando ya nos preparábamos para asistir a grandes batallas en 2017, producto de las nuevas reglas, los nuevos autos y el regreso oficial de fuertes competidores como Citroën y Toyota, sumado al crecimiento de Hyundai.

Así las cosas y a diferencia de cuando VW cerró su programa Dakar, en ésta oportunidad no hubo demasiado tiempo entre las versiones y las confirmaciones, apenas algunas horas para conocerse la verdad.

Y este dato es algo que resulta extraño en estos tiempos donde las informaciones corren a mucho más aprisa que un world rally car, incluso hasta antes de que sucedan.

Esto puede indicar que la decisión fue tomada en los últimos días y sin margen de retorno por conflictos internos insalvables en la compañía, aunque ellos aducen un reenfoque en sus objetivos.

Si esto fuera así no se entiende por qué renovaron los contratos con sus pilotos y mucho menos porque invirtieron y desarrollaron el nuevo Polo R WRC que ya está listo para largar. En este nivel de empresas las decisiones se toman de un año para otro como mínimo.

Además, si analizamos como fue su ingreso al rally mundial, primero testeando elementos durante una temporada completa con Skoda, esto indica que VW no se toma nada a la ligera, mucho menos si hablamos de que dejan un lugar en el que han reinado durante los últimos cuatro años.

Como para poner un punto de comparación, Citroën anunció su retiro momentáneo del certamen de los derrapes un año antes. Un año antes también dijeron que ésta sería la última temporada en el WTCC y que en 2017 regresarían al WRC. Siempre los plazos son largos, nunca de un día para otro.

Más allá de estas verdades ocultas y de los interrogantes que se plantean, lo lamentable es que el Campeonato Mundial de Rally pierde a su equipo más fuerte de los últimos años así, sin previo aviso.

Sebastien Ogier, Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen son ahora pilotos libres para negociar con otros equipos y a pesar de que todos tienen sus plantillas confirmadas, nadie duda de que tendrán alguna butaca. Citroën, Toyota y Ford ya tomaron nota de ello.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WRC
Tipo de artículo Análisis