Las 20 historias del 2016

Top de historias 2016: #16, la salida de Volkswagen conmociona al WRC

El número 16 de nuestro repaso a las 20 mejores historias del año tiene a la marca alemana, su sorprendente salida del Mundial de Rallies y el fichaje de Ogier por M-Sport como protagonistas.

Después de cuatro temporadas de hegemonía de Volkswagen, resulta complicado recordar un momento en el que Sebastien Ogier y el Polo R WRC no fueran las estrellas de los rallies.

Las estadísticas hablan por sí solas: desde 2013 a 2016, en 52 eventos, la marca de Hannover se hizo con 43 victorias –todas menos 12 fueron logradas por Ogier– y solo se quedó fuera del podio en tres ocasiones. De 980 tramos, un piloto de Volkswagen ganó 622.

Que la temporada 2016 fuera la menos impresionantes estadísticamente hablando de las cuatro de Volkswagen se debe en gran medida a la normativa de abrir pista, la cual obligo al líder de la clasificación (Ogier) a estrenar los tramos durante dos días, en lugar de uno. La regla logró su objetivo de ofrecer una gran variedad de ganadores, pero no redujo el dominio del francés y la marca alemana. 

Pero, mucho antes de que se conocieran las diversas ramificaciones del llamado Dieselgate, hubo signos de que Volkswagen no estaba completamente feliz con su programa en el WRC. 

En octubre de 2014, el jefe del equipo, Jos Capito (ahora parte del equipo McLaren de F1), comentó que el retorno de la marca ante su inversión era "insostenible" –algo parecido a lo de Citroen en el WTCC–, mientras, irónicamente, realizaban tan buen trabajo que apenas tenían oposición y los aficionados perdían el interés. 

Eso, combinado con un presupuestos anual que, al parecer, superaría los 100 millones de euros, hicieron del WRC algo que eliminar cuando las multimillonarias sanciones por el escándalo de las emisiones del Grupo VW quedaron claras. 

La confirmación llegó tras el Rally de Gales, cuando Ogier se aseguró su última victoria con el Polo, antes de que Andreas Mikkelsen lograr el último éxito de la marca germana en Australia. 

Ogier, de favorito a víctima

Mientras que la reacción inicial entre el mundo del WRC era el lamento por la pérdida de uno de los mayores animadores del campeonato en los últimos años, rápidamente se dio paso a la intriga y la emoción de ver qué pasaba con los tres grandes pilotos que quedaban disponibles. 

Una vez más, Ogier se llevó mayor atención al poner su confianza en M-Sport –un equipo que no ha ganado un solo rally desde 2012– para intentar conseguir su quinto título. Muchos se preguntan ahora si la salida de Volkswagen fue tan mala después de todo. 

El adiós de los alemanes deja a los aficionados a los rallies con la ilusión de ver una lucha a cuatro entre M-Sport, Citroen, Hyundai y Toyota, a priori sin un calor favorito y con media docena de candidatos a la victoria. Y eso fue antes de que se abriera la posibilidad de ver a los Polos con la especificación de 2017 la próxima temporada con el apoyo de inversores de Qatar. 

No sería arriesgado decir que el año que viene será el más abierto en más de una década. El claro favorito de los últimos cuarto años se ha visto transformado a un rol no habitual de víctima y, sin duda, tendrá más gente apoyándolo la próxima temporada que nunca antes con Volkswagen. 

Si Ogier consigue ganar en Montecarlo el próximo mes de enero en su debut con M-Sport, será más reconocido que en sus anteriores 31 victorias con Volkswagen. Gracias a la salida de la marca alemana, un nuevo y emocionante capítulo se abre para el WRC.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WRC
Pilotos Sébastien Ogier
Equipos Volkswagen Motorsport
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas m-sport, ogier, ogier 2017, repaso 2016, temporada 2016 wrc, volkswagen, wrc 2016, wrc 2017
Topic Las 20 historias del 2016