Skoda muestra interés por volver al WRC

El director del área de competición de la marca checa, Michal Hrabanek, explica que el proyecto requeriría dos años de preparación.

La llegada del año nuevo significa también que se aproxima el inicio de la próxima temporada del WRC que arrancará en Montecarlo. Aunque este año seguirán en WRC2, Skoda parece querer ampliar horizontes a largo.

Skoda ha sido durante años la referencia en WRC2, la categoría de desarrollo de muchos jóvenes pilotos –como Lappi y Suninen, por nombrar algunos. En 2017 fueron campeones de constructores y de pilotos con Pontus Tidemand.

"2017 pasará a la historia por nuestros resultados en competición, pero también como el año más exitoso de nuestra historia desde el punto de vista comercial, un gran resultado de nuestro equipo, del que la compañía está orgullosa", declaró Bernhard Maier, jefe de Skoda.

2018 será un año igualmente importante para Skoda, donde deberá confirmar su nivel y seguir forjando a algunos de los jóvenes talentos de los próximos años, entre los que se incluyen a Kalle Rovanpera, Ole Christian Veiby y Juuso Nordgren.

¿Pero cuál es el propósito de este proyecto de pilotos jóvenes si no se puede aprovechar su trabajo en la máxima categoría? Volkswagen se retiró del WRC a finales de 2016 y después de concentrar sus esfuerzos en la preparación de un Polo R5 para WRC2 para vender a los equipos del cliente se convirtió en un competidor directo de Skoda, ya presente en con el múltiple campeón del mundo Fabia R5.

Así, los primeros rumores de que Skoda pudiera dejar el sitio en WRC2 al nuevo Polo GTi R5 e intentar el salto al WRC vinieron desde la propia sede de marca en Mlada Boleslav en la presentación de la nueva temporada.

"La competición es parte del ADN de Skoda y lo ha sido durante 116 años. Estamos trayendo esta tradición al futuro, y los rallies encajan con nosotros", dijo Maier.

El propio responsable de la sección deportiva, Michal Hrabánek, respaldó esa afirmación: "Para un proyecto de este tipo, llevar a Skoda al WRC, necesitaríamos dos años de preparación Estamos bastante cómodos en WRC2, pero nos gustaría probar suerte en la clase superior".

Existiría la posibilidad de aprovechar tecnologías que actualmente están en uso en el WRC tras el nuevo reglamento introducido en 2017, ya que Skoda podría basarse en el Polo WRC Plus que el año pasado terminó la fase de preparación, aunque no participó finalmente en el Mundial debido a la retirada de la marca Wolfsburgo.

El Polo Plus está listo para competir, a pesar de no haber sido homologado. No sería suficiente vestirlo de Skoda, sino que necesitaría medidas adicionales tanto desde el punto de vista técnico como aerodinámico, además de la homologación y ajustes en todas las áreas. Un trabajo que, en sus propias palabras requeriría un par de temporadas completas.

Mientras tanto, Skoda anunció hace unos días que en las primeras semanas del nuevo año podría cambiar la ubicación de su sección de competición, donde se prepararán los coches que competirán en el WRC2 en 2018. Un nuevo espacio más amplio que el actual, ubicado en una de las plantas del inmenso complejo que se encuentra en Mlada Boleslav.

Por ahora, el proyecto, si se confirmara, solo estaría en fase embrionaria. Es cierto que el objetivo de Skoda es reafirmarse una vez más en WRC2 con el Fabia R5 y luego, tal vez, dejar el sitio al Polo. Además, hay jóvenes pilotos con esperanzas de crecer. ¿Quién sabe si Skoda podrá disfrutar de ellos una vez den el salto a por los títulos absolutos del WRC en los próximos años?

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WRC
Tipo de artículo Noticias
Etiquetas rally mundial, skoda rally, skoda wrc, skoda wrc2, wrc 2018

Zona roja: lo que ahora está en tendencia