WEC considera diseños de coches de calle para la categoría LMP1

La categoría estelar del Campeonato Mundial de Resistencia podría seguir el lenguaje de diseño de los fabricantes de automóviles.

La propuesta ha sido puesta en las reuniones que sostienen la FIA y el Automobile Club de l'Ouest sobre la nueva normativa técnica que se introducirá para el Mundial de Resistencia, mismo que el próximo año únicamente tendrá un fabricante en la categoría LMP1 H en 2018. 

Esta propuesta fue llevada luego del poco interés que existe por los fabricantes de competir en la categoría estelar. 

El director deportivo del ACO, Vincent Beaumesnil confirmó que la normativa para crear algo parecido a los prototipos GTP de finales de los 90 y principios de los 2000 fue "una de las opciones", pero aseguró que por ahora no es el momento adecuado para llegar a concretar un proyecto. 

"Estamos en mitad de esto, por lo que preferimos tomarnos algo más de tiempo antes de explicarlo", dijo a Motorsport.com.

El director técnico de Toyota Motorsport GmbH, Pascal Vasselon, explicó que la propuesta pretendía "asegurarse que el chasis respalde mejor los productos del fabricante".

"Ahora mismo, un LMP1 es una especie de prototipo genérico y tienes que pintarlo para poner tu marca en él", dijo. "La idea podría llevarnos hacia una carrocería que estuviera más cerca de los coches reales. Podría interesar a fabricantes que, por ahora, no están interesados en un LMP genérico".

Vasselon sugirió que el estilo sería mucho más extensivo que el de los Dayrtona Prototype del IMSA en EE UU.

La normativa DPi permite cambios en la parte delantera y trasera de la carrocería, así como los pontones, de la base LMP2 de cada coche para que los fabricantes introduzcan su propio estilo.

La idea tomaría prestado un elemento clave del último reglamento GTE introducido antes del WEC 2016.

Los fabricantes tendrían una ventana de rendimiento aerodinámico en la que tendrían que encajar su coche para que el nivel de la parrilla fuese equilibrado.

Lo que no se está proponiendo es que la categoría P1 se mueva en una dirección que introduzca los superdeportivos como el Aston Martin Valkyrie o el LaFerrari.

Parece haber consenso de que los coches de carreras homologados para competición no facilitarían la reducción de los costes, que es el objetivo de quienes escriben la normativa.

El reglamento continuaría permitiendo a los fabricantes mostrar su tecnología de recuperación de energía.

Vasselon insistió en que todavía existe el deseo de "conservar el reto tecnológico".

Los que dictan la normativa están tratando de tener la estructura del reglamento LMP1 2020/21 en su sitio antes de ir a la próxima reunión del Consejo Mundial del Automovilismo de la FIA a comienzos de diciembre.

Pero Beaumesnil aseguró que es "más importante llegar a las decisiones correctas" que llegar al límite de tiempo.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WEC
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas 2021 reglamento técnico, aco, fia wec, lmp1, toyota