Artículo especial

500 piezas y 18 meses de trabajo: el volante del Ferrari 499P

A veces objeto de fantasía y altamente simbólico, el volante de carreras se ha convertido en un punto importante del desarrollo tecnológico. Ferrari ha accedido a no ocultar todo sobre el volante de su 499P.

Ferrari se prepara ya para su segunda aparición en competición con el 499P, cuyo debut en Sebring el mes pasado fue especialmente notable. El hipercoche construido en Maranello fue capaz de subir al tercer escalón del podio por detrás del doblete de Toyota, tras la histórica pole de Antonio Fuoco.

La máquina italiana es, por tanto, más prometedora que nunca, tras meses pasados en el banco de pruebas y luego en varios circuitos de todo el mundo para probarla y desarrollarla. Antes de dirigirse a Portimão para la segunda prueba del Campeonato Mundial de Resistencia, la empresa del Cavallino Rampante acordó centrarse en uno de los aspectos más importantes y tecnológicos de su máquina: el volante. Hasta el punto de revelar algunos de sus secretos de fabricación.

Herramienta de trabajo del piloto, poco tiene que envidiar hoy a lo que también conocen los pilotos de Fórmula 1. Un auténtico ordenador de a bordo en el que todo está pensado hasta el más mínimo detalle y que proporciona los diferentes mandos, una pantalla central indispensable y un funcionamiento sofisticado. En total, ¡se compone de 500 piezas! Y es el fruto de un trabajo que movilizó a una docena de personas durante más de un año y medio para llegar a la versión final (o casi).

"Desde el primer boceto hasta los prototipos utilizados durante las pruebas, pasando por la carrera inaugural del WEC en Sebring, el volante ha evolucionado para adaptarse a las exigencias de rendimiento y funcionalidad", explica Bénédicte Prioul, responsable de electrónica de Ferrari.

"El volante del 499P combina aspectos del 296 GT3, con características inspiradas, por ejemplo, en la Fórmula 1, sobre todo en la definición de la disposición y la forma del agarre. Se diseñó desde cero para el 296 GT3. Hemos evolucionado este volante para crear una nueva interfaz para el Hypercar. ¿La principal diferencia? Es claramente visible en el salpicadero integrado en el volante en comparación con el GT".

Le volant de la Ferrari 499P.

Le volant de la Ferrari 499P.

Primero se diseñó el volante en 3D para definir su arquitectura, ergonomía y funciones de los botones, y luego hubo que determinar la interfaz electrónica. A continuación, los conductores dieron su opinión y definieron la disposición de la información disponible en la pantalla integrada. "Su apoyo fue esencial", afirma Bénédicte Prioul. "Sólo los pilotos pueden transformar lo que hemos imaginado en una herramienta de alto rendimiento. Los pilotos necesitan poder controlar los datos y las comunicaciones más importantes en todo momento, de día y de noche, a altas velocidades, en los giros y cuando la cabina está expuesta a vibraciones considerables."

"La función más utilizada es la de 'Radio', con el botón correspondiente en la parte superior izquierda, que permite al piloto comunicarse con el ingeniero de carrera en todo momento. Cuando la temperatura del habitáculo supera los 30 °C en verano, el botón 'Drink' de la derecha tiene un valor incalculable, ya que permite a los pilotos encender la bomba que suministra agua al casco."

Como era de esperar, Ferrari no da más detalles sobre las partes más sensibles de esta pequeña joya tecnológica. Un objeto cuyo precio se puede escribir fácilmente en cinco cifras, y en el que se perciben controles evidentes, como el limitador de velocidad en boxes, o el titulado FCY para procedimientos Full Course Yellow. Ambos están protegidos por una corona para evitar que se activen por error.

Al igual que el propio coche, el volante puede experimentar un desarrollo casi continuo. "Durante un fin de semana de carreras, es posible que tengamos que modificar algunas funciones del volante", señala Bénédicte Prioul.

"Para ello, tenemos que reconfigurar el software para cambiar las funciones asociadas a los botones y la información que aparece en la pantalla. A veces me despierto pensando en la disposición de los botones y en cómo podríamos mejorarla".

Más del WEC:
La Ferrari n°50 lors des 1000 Miles de Sebring.

La Ferrari n°50 lors des 1000 Miles de Sebring.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo "Pechito" López: "El 1-2 es muy importante para Toyota"
Artículo siguiente Varrone: "El circuito de Portimao es como una montaña rusa"

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol