Opinión: ¿La salida de Porsche de los LMP1 fue una bendición disfrazada?

La salida de Porsche de la categoría LMP1 parece abrir el camino para un futuro más sólido para el Campeonato Mundial de Resistencia.

Cuatro meses atrás, cuando Porsche anunció el final de su exitoso proyecto en la categoría LMP1 dentro del Campeonato Mundial de Resistencia, parecía que la categoría vivía un tiempo muy difícil.

El hecho de que dos autos de la categoría LMP2 amenazaran con llevarse la victoria general en las 24 Horas de Le Mans, y el estrecho margen por el que Porsche logró su victoria 19, habían puesto a la categoría LMP1 en un terreno inestable mucho antes de que la marca de Weissach anunciara su intención de irse.

¿Cómo es, entonces, que el WEC parece estar en camino a la parrilla más saludable en la división LMP1 para la súper temporada 2018-2019 con la salida de Porsche?

Start of the race #1 Porsche Team Porsche 919 Hybrid: Neel Jani, Andre Lotterer, Nick Tandy leads from #7 Toyota Gazoo Racing Toyota TS050-Hybrid: Mike Conway, Kamui Kobayashi, Jose Maria Lopez
Start of the race #1 Porsche Team Porsche 919 Hybrid: Neel Jani, Andre Lotterer, Nick Tandy leads from #7 Toyota Gazoo Racing Toyota TS050-Hybrid: Mike Conway, Kamui Kobayashi, Jose Maria Lopez

Photo by: JEP / LAT Images

La respuesta más rápida ante esta situación es que la salida de Porsche forzó a la serie a crear un nuevo balance, haciendo algunos cambios importantes para asegurar el futuro a corto y largo plazo.
Incluso antes de la salida de Porsche, Ginetta y SMP Racing ya habían anunciado planes para poner autos LMP1-L (antes de que la subcategoría se fusionara con su hermano LMP1-H), lo que hubiera resultado en una parrilla de seis o siete coches en la categoría reina.

Pero ahora, esa cifra podría ser tan alta y llegar hasta los 11 coches gracias al ascenso de Manor, DragonSpeed y ahora Rebellion, quienes dejan la categoría LMP2 para ascender a la clase superior.

Este cambio se debe a que los nuevos reglamentos por parte del WEC, la FIA y el Automóvil Club de l'Ouest buscan que los equipos privados y Toyota sea más cercana. Sumado a ello, la supertemporada creada por la salida de Porsche presenta una gran oportunidad de un doble éxito en las 24 Horas de Le Mans, incluso para un equipo privado, en especial ante la baja confiabilidad de Toyota.

Es una propuesta mucho más atractiva dado que, desde la temporada 2020/21 en adelante, una nueva generación de LMP1 llegará con la posibilidad de atraer nuevos fabricantes.

#3 Toyota Motorsport Toyota GT-One: Ukyo Katayama, Keiichi Tsuchiya, Toshio Suzuki
#3 Toyota Motorsport Toyota GT-One: Ukyo Katayama, Keiichi Tsuchiya, Toshio Suzuki

Toyota Racing

El director técnico de Toyota, Pascal Vasselon, sugirió el mes pasado en Bahréin que, de acuerdo con las discusiones actuales, bien podría haber "más de dos" fabricantes involucrados cuando las nuevas regulaciones entren en vigor.

El posible diseño de los nuevos prototipos a vehículos más comerciales podría ser el preámbulo de un regreso de la época de oro del WEC, tal como fue entre 2014-2016, definida por la excelente pelea a tres bandas entre Toyota, Audi y Porsche.

"Si podemos capturar la imaginación de los fanáticos y fabricantes, eso es algo grandioso", dijo el piloto de Toyota Anthony Davidson a Motorsport.com.

"Mientras la velocidad se mantenga y se vean impresionantes en términos de velocidad y agilidad en las curvas, no veo ningún inconveniente en absoluto. Es la única ventaja que los autos deportivos tienen [sobre otras especialidades del deporte motor], que tienen el potencial de parecerse a los coches de calle. Hacer que un automóvil sea único y que refleje un coche deportivo de un aspecto atractivo, es la por la que la categoría GTE tiene tanto éxito y en LMP1 solo le queda un fabricante".

Esta semana, Toyota ofreció una idea de cómo sería un automóvil LMP1 2020/21, un diseño que parece estar muy influenciado por el TS050 híbrido.

La década de los noventa fue una época importante para esta clase de vehículos, con una máxima participación de fabricantes en Le Mans en los últimos tiempos, pero no todo era felicidad, ya que en aquel entonces no existía un campeonato construido en torno al clásico de resistencia francés, entonces, la inversión realizada por los fabricantes no era sostenible por una carrera.

La F1 recogió gran parte de la holgura cuando Toyota, junto con los gustos de BMW, Nissan y Mercedes se desconectaron, allanando el camino para años de dominio de Audi. Las cosas son diferentes esta vez, con el WEC brindando una valiosa plataforma global para aquellos fabricantes que buscan el éxito en La Sarthe.

La fortaleza de la división GTE en el WEC, que contará con no menos de cinco equipos oficiales el próximo año con la llegada de BMW, demuestra que el apetito sigue siendo tan fuerte como siempre.

Tal vez la mayor ironía de todo es que Porsche, el fabricante cuya repentina salida provocó este replanteamiento, amplió su presencia en la categoría GTE Pro con cuatro 911 RSR en Le Mans, siendo uno de los participantes más recientes en las discusiones sobre las reglas de 2020-2021.

En caso de que la marca Weissach regrese con un equivalente del 911 GT1 en el futuro, los fanáticos de las carreras de autos deportivos seguramente mirarán atrás en 2017 como el año en que las carreras de autos deportivos redescubrieron el camino hacia el éxito.

Allan McNish, Laurent Aiello, Stéphane Ortelli, Porsche 911 GT1-98
Allan McNish, Laurent Aiello, Stéphane Ortelli, Porsche 911 GT1-98

Photo by: LAT Images

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WEC
Equipos Porsche Team , Toyota Racing
Tipo de artículo Opinión
Etiquetas aco, fia wec, la sarthe, le mans, lmp1, lmp2, porsche, wec