Tatiana Calderón ve poco probable seguir en Japón para 2022

Tatiana Calderón admite que las posibilidades de que regrese a la Super Fórmula el próximo año son escasas, tras una problemática campaña 2021 con el equipo Drago Corse.

Tatiana Calderón ve poco probable seguir en Japón para 2022

La piloto colombiana concluyó su segundo año en la categoría de monoplazas más importante de Japón el mes pasado en Suzuka con una discreta 19° posiciónen la que fue su segunda carrera tras seis meses de ausencia en la serie.

Una combinación de restricciones de viaje y sus compromisos en el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA le impidieron competir en Autopolis, Sugo y la primera de las dos carreras en Motegi, antes de que finalmente pudiera regresar para la penúltima ronda en ese circuito.

Calderón dijo a Motorsport.com que con posibles opciones en la IndyCar y el WEC a considerar para 2022, Suzuka puede haber marcado su última participación en la Súper Fórmula por el momento.

"Las restricciones de viaje no juegan a nuestro favor, así que parece poco probable", dijo Calderón sobre una posible continuidad en la Súper Fórmula. "También tendríamos que hacer la cuarentena de 10 días antes del test de novatos (en Suzuka del 7 al 9 de diciembre)".

"Pero realmente no depende de mí dónde correré, depende más de (el patrocinador) ROKiT. Estoy muy contenta de que apoyen mi carrera y decidiremos lo que es mejor para ambos. Creo que en las próximas dos o tres semanas tendremos una idea más clara de las opciones para el próximo año".

 

La ex piloto de Fórmula 2 tuvo una sorprendente oportunidad de prolongar su carrera en monoplazas el año pasado con el equipo Drago Corse, de un solo coche, en la Súper Fórmula, pero su temporada debut se complicó con la aparición de la pandemia del COVID-19.

Terminó ese año sin puntuar, perdiéndose dos carreras, pero fue competitiva en las pruebas de postemporada y llevó ese impulso a la ronda de apertura de 2021 en el Fuji Speedway, donde se clasificó 11° tras superar la Q1 por primera vez.

La piloto de 28 años considera que las tres carreras que se perdió, y los amplios cambios realizados en el coche mientras Koudai Tsukakoshi estuvo al volante en su ausencia, echaron por tierra esos progresos anteriores.

"Empezamos la segunda temporada bastante bien, el impulso estaba llegando y tener a Koudai en el coche (el año pasado) también significaba que el equipo entendía que no era sólo yo la novata, que no conocía las pistas y los neumáticos", dijo.

"Fuimos creciendo juntos hasta que me fui de Japón (después de la carrera de abril en Suzuka). Pero nos faltó esa continuidad. Estar fuera durante seis meses no ayudó a nadie".

"Seguro que nos faltó la referencia de otro coche, y la barrera del idioma tampoco ayudó. Una vez que te acercas (al ritmo), la comunicación se vuelve aún más importante, y no fuimos capaces de conseguirla".

Calderón también reveló que la pandemia le impidió poder trabajar con su primera opción de ingeniero de carrera en Drago, que en su lugar designó al veterano de Honda SUPER GT Hitoshi Iyoki (en la foto de abajo con Calderón) para trabajar en la máquina #12 del equipo.

Tatiana Calderon, ThreeBond Drago CORSE

Tatiana Calderon, ThreeBond Drago CORSE

Photo by: Masahide Kamio

"Sin la pandemia, se suponía que íbamos a contar con un ingeniero de AVL Racing, con el que he estado trabajando en el simulador, durante todos los dos años, quizá no a todas las carreras, pero sí a la mayoría", explicó.

"Al final no pudo viajar, y esto nos perjudicó mucho. Tener a alguien allí que hablara el mismo idioma habría supuesto una gran diferencia".

"Había demasiados factores en nuestra contra: equipo completamente nuevo, sin compañero de equipo, sin datos, sin conocer ninguna pista, y sólo un ingeniero (Iyoki) que habla inglés".

compartidos
comentarios

Related video

Fenestraz: "No fue fácil en Motegi pero aprendí mucho"
Artículo previo

Fenestraz: "No fue fácil en Motegi pero aprendí mucho"

Mostrar comentarios