Keselowski: "Mi nivel de frustración con Daytona 500 es extremo"

Brad Keselowski dice que su nivel de frustración por no poder ganar las 500 millas de Daytona es "bastante extremo" después de verse involucrado en una espectacular serie de choques en la carrera más importante del año de NASCAR.

compartidos
comentarios
Keselowski: "Mi nivel de frustración con Daytona 500 es extremo"

Keselowski es reconocido como uno de los pilotos de superóvalos más exitosos del deporte, habiendo ganado seis carreras puntuables en Daytona y Talledega desde 2005, pero su fracaso en ganar las 500 en 11 intentos es evidente.

"Mi nivel de frustración es bastante extremo, para ser sincero", dijo. "Siento que he cometido algunos errores en esa carrera, sin duda, pero los últimos años específicamente he corrido carreras muy, muy fuertes y simplemente no he tenido la capacidad de dictar mi propio destino".

"Creo que eso es lo que quieres. Quieres tener la capacidad de saber que cuando conduces un coche de carreras estás marcando la diferencia y que eso importa, y eso no se ha producido en los últimos años, lo cual es frustrante, pero sé que eventualmente lo hará y cuando ese momento ocurra tenemos que capitalizarlo".

También lee:

Keselowski, quien lograra un campeonato en la máxima división de NASCAR, tiene muchas victorias en su currículum -incluyendo la Brickyard 400, la Southern 500 y la Coca-Cola 600- pero admite que la carrera más importante de la temporada es un elemento crucial que falta.

"Definitivamente es la única caja grande que no tengo marcada", dijo. "Tengo el campeonato. He ganado todas las grandes carreras menos Daytona. La única otra persona en actividad ahora mismo que puede reclamar eso es Kevin Harvick y quiero unirme a ese club".

"Es un gran club en el que estar: tener todas las carreras importantes y un campeonato. Sé que estoy ahí y quiero lograrlo y siento que he hecho muchas cosas correctas para lograrlo. No he sido perfecto, pero ciertamente es parte de la fuente de frustración, seguro".

Keselowski dice que las 500 son diferentes a cualquier otro evento del calendario y es lo que diferencia a NASCAR de otros deportes de Estados Unidos.

"Es algo así como tener tu examen final el primer día de clase", bromeó. "Es un gran momento para nuestro deporte. Es muy inverso a la mayoría de los otros deportes, en los que el partido más importante es al final del año y no al principio".

"Es como el primer día de clase. Todo el mundo lleva sus mejores uniformes. Todo es nuevo: los boxes, los coches, y tiene esa sensación de frescura. Es un fin de semana de carreras muy único en comparación con cualquier otro fin de semana, y obviamente muy especial con respecto a que el éxito que tienes en Daytona lo puedes llevar contigo para siempre".

 
NASCAR, casi sin cambios en sus protocolos para prevenir el COVID-19

Artículo previo

NASCAR, casi sin cambios en sus protocolos para prevenir el COVID-19

Artículo siguiente

Las razones de Pitbull para sumarse a NASCAR

Las razones de Pitbull para sumarse a NASCAR
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos NASCAR Cup
Evento Daytona 500
Pilotos Brad Keselowski
Equipos Team Penske
Autor Charles Bradley