Kenseth tiene la esperanza de sacudir su mala suerte

Los resultados de Matt Kenseth no reflejan el potencial que ha tenido.

El campeón de 2003 ha estado en el liderato en cinco de las seis carreras, 144 vueltas en total. Sin embargo, apenas tiene un top 10 en la temporada, esto en la carrera de Phoenix.  Su rating ejemplifica cuán engañosos pueden ser los resultados. Su calificación actual de 97.9 sólo se ve superada por otros cinco pilotos.

En las 500 Millas de Daytona estaba en la pelea a solo cuatro vueltas, solo para finalizar en el sitio 14 después de un poco de mala suerte. En Atlanta, un error en el camino a pits le costó mucho, sufriendo una penalización por esto. 

En Las Vegas, con 43 vueltas para finalizar, luchaba lado a lado con Martin Truex Jr, cuando perdió el control, dejando ir el top cinco. El veterano fue capaz de regresar con el coche, pero sufrió un accidente a alta velocidad con Chase Elliott para terminar en el sitio 37. 

Kenseth no tuvo problemas en Phoenix, su único top 10 de la temporada. En Fontana las cosas se cayeron de nuevo y finalizó en la posición 19 debido a una parada de boxes no programada que le costó el resultado. 

Martinsville puede calificarse como el resultado más frustrante hasta ahora para él. Luchó por el liderazgo en toda la carrera para terminar en el sitio 15 por una serie de situaciones en la última parte de la competencia. 

"Los resultados han sido decepcionantes, pero hemos corrió bastante bien", dijo Kenseth, a principios de esta semana. "Hemos estado en la disputa en un par de carreras, pero no funcionó. Hemos sido lo suficientemente rápidos". 

A pesar de la mala suerte, él no ha perdido la esperanza de que esto cambie. "Creo que todo depende de cómo se quiera mirar. Siento que si trabajamos bien, con el tiempo la ley de los promedios va a salir bien, vamos a ganar algunas carreras y conseguiremos acabar. Es simplemente difícil estar bien cuando no se consiguen los resultados adecuados". 

Ahora llegamos a Texas, un lugar en donde ha ganado en dos ocasiones. "Texas es uno de esos lugares que cuando estaba en Roush fue probablemente mi mejor pista", Kenseth dijo. "Ganamos dos veces y estuvimos en posibilidad de ganar un par de veces más. Desde que he estado con JGR, ha sido una lucha, por alguna razón. No hemos corrido muy bien en los últimos tres años, así que deseo volver y ver si lo podemos hacer mejor". 

A pesar de las propias luchas de Kenseth, Joe Gibbs Racing ha logrado resultados destacados este año. Denny Hamlin ganó la Daytona 500, mientras que Kyle Busch se llevó la bandera a cuadros en Martinsville. Y Carl Edwards, quien está en la pole para esta noche, se quedó a unas pulgadas de ganar en Phoenix. 

"Hemos tenido buenos momentos", agregó Kenseth.

"Realmente las cosas no son tan malas. Todavía me siento muy bien aquí. Es sólo el mes de abril. Kyle corrió sólo la mitad de la temporada del año pasado y ganó el campeonato, así que me siento muy bien acerca de donde estamos". 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series NASCAR Cup
Evento Texas
Pista Texas Motor Speedway
Tipo de artículo Vista previa

Zona roja: lo que ahora está en tendencia