El regreso de Tony Stewart está "en manos de los doctores"

Más que nada, Tony Stewart pierde la conducción de un coche de carreras.

El tres veces campeón de la Copa Sprint no está seguro de cuándo podrá volver a competir. El piloto sufrió una fractura en la vértebra L1 en un accidente en enero pasado que le ha impedido estar en las pistas. 

Stewart tiene sus esperanzas en un escaner programado para finales de este mes que debería dar algunas respuestas, específicamente si su espalda está lista y, si es así, cuándo podría regresar a competir de nuevo. 

"Lo primero que hicieron fueron unos rayos X, solo para asegurar que las  varillas y tornillos estaban todavía en su lugar y no se movieron", dijo Stewart el mes pasado después de un chequeo. "Cuando hagamos las exploraciones al final del mes, voy a ser capaz de tener una idea de exactamente cuándo podremos regresar". 

Stewart se siente bien

A pesar de los tres meses fuera de las competencias, Stewart sigue teniendo un buen humor. Aunque físicamente él considera estar apto, hay cosas que delatan que no lo está. 

Stewart está en su última temporada después de 20 años de carrera en NASCAR, pero eso no lo hace apurarse en su recuperación. Él aprendió una valiosa lección después de romperse la pierna en 2013 y perdiendo 15 carreras finales de la temporada.

"Romperte una pierna o un brazo es muy diferente cuando tienes algo en la espalda", dijo Stewart. "Eso es algo que, dado que es un núcleo, es importante asegurarte que sana de la forma correcta". 

Pero si bien Stewart ha perdido competencias, hay otros logros por reconocer. 

El jueves, las contribuciones filantrópicas de Stewart fueron reconocidas por la Texas Motorsports Hall of Fame. Durante los últimos ocho años, Stewart ha recaudado más de $1.5 millones para obras de caridad. 

"Es un honor", dijo Stewart después de recibir un reconocimiento humanitario. 

Stewart sigue ayudando desde fuera

Desde que Stewart regresó a la pista como un observador en febrero, en el Atlanta Motor Speedway, ha aportado sus conocimientos en las reuniones de equipo así como en la pista. La experiencia le ha aportado un presagio de lo que será su vida fuera del coche. 

"Ha sido un avance de lo que viviré en la realidad el próximo año", dijo el piloto. "Algunos días es difícil y algunos días es muy fácil, porque me da una idea de lo divertido que va a ser la próxima temporada. La buena noticia es que cada domingo, cuando la carrera termina, no estoy enojado con nadie y nadie está enojada conmigo. Soy feliz cuando regreso a casa y eso no había sucedido en un largo tiempo". 

Stewart reconoció que no ha sido un "buen paciente" en el curso de su última lesión, pero él está "seguro" de que cuando los médicos digan que está listo, regresará al 100 por ciento. 

Pero ahora, el día de regreso de Stewart está "en las manos de los doctores". 

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series NASCAR Cup
Pilotos Tony Stewart
Equipos Stewart-Haas Racing
Tipo de artículo Entrevista

Zona roja: lo que ahora está en tendencia