Jeff Gordon lidera a los nuevos miembros del Salón de la Fama de NASCAR

compartidos
comentarios
Jeff Gordon lidera a los nuevos miembros del Salón de la Fama de NASCAR
Por:
2 feb. 2019 17:45

Jeff Gordon, cuatro veces campeón de la NASCAR Cup Series, encabezó un grupo de cinco leyendas que se incorporaron al Salón de la Fama de NASCAR.

Rick Hendrick, Leo Gordon y Ella Gordon le dan un anillo a Jeff Gordon
Robbie Allison
Mike Helton habla con Luke McKernan, Hunter McKernan y Dakota Hunter durante el Premio Landmark otorgado a Jim Hunter
Brad Keselowski, Joey Logano y Ryan Blaney hablan en el escenario mientras Roger Penske es incluido en el Salón de la Fama de NASCAR
Felix Sabates presenta un anillo a Paul Andrews, Tony Gibson y Peter Jellen durante la inducción de Alan Kulwicki.

Cinco legendarios competidores de NASCAR -tres pilotos y dos dueños de equipos- fueron consagrados en el Salón de la Fama de NASCAR en Charlotte, Carolina del Norte, el viernes por la noche durante una ceremonia en el Crown Ballroom del Centro de Convenciones de Charlotte.

Un emotivo Jeff Gordon lideró la clase de este año, que incluyó a Davey Allison, Alan Kulwicki, Roger Penske y Jack Roush para hacer que el total de los miembros del Salón de la Fama llegue a 50.

A Gordon, oriundo de Carolina del Norte, se le acredita haber llevado a NASCAR de ser un deporte basado en el sur a ser popular en todo Estados Unidos y también se convirtió en el piloto más joven de la era moderna en ganar un título de la serie principal a los 24 años en 1995.

El líder de los Rainbow Warriors - llamado así por su colorido Chevrolet - ganó tres campeonatos más (1997, 1998 y 2001). En 1998, Gordon ganó 13 carreras, un récord de la era moderna de NASCAR, y al momento de su retiro alcanzó el tercer lugar como el piloto con más victorias con un total de 93 triunfos.

Además de ser exitoso también fuera de la pista, fue el primero en lograr cosas como ser el anfitrión de programas como "Saturday Night Live" y "Live with Kelly".

Gordon también estableció un récord de 797 carreras consecutivas iniciadas durante su trayectoria en la NASCAR Cup Series.

"Qué noche tan especial. Me siento muy honrado de estar aquí rodeado de amigos, familiares, aficionados y mucha gente que ha trabajado muy duro entre bastidores para mí a lo largo de los años", dijo Gordon. "Gracias a los aficionados que hacen del deporte motor el gran deporte que es. Hacen que ser piloto de carreras sea un sueño hecho realidad".

Antes de su trágica e inesperada muerte a los 33 años de edad en un accidente de helicóptero, Allison era considerado un gran talento al volante que produjo 19 victorias y 14 poles en la Serie de la Copa antes de su muerte prematura.

Es el hijo de Bobby Allison, quien en 2011 fue ingresado al Salón de la Fama, y terminó en segundo lugar detrás de su padre en las 500 Millas de Daytona de 1988, cuando se convirtieron en el único dúo padre-hijo en terminar primero y segundo en el mayor evento de NASCAR. Más tarde, Allison ganaría "La Gran Carrera Americana" en 1992.

Una de las mayores historias de personajes que llegaron con nada y alcanzaron lo más alto en la historia del deporte estadounidense podría ser la de Kulwicki.

Después de alcanzar el éxito en pistas cortas en todo el Medio Oeste, el nativo de Wisconsin se mudó a Charlotte en 1984 con sólo una camioneta y un auto de carreras construido por él mismo con la esperanza de competir en la serie principal de NASCAR.

Demostró a todo el mundo que pertenecía a ese mundo al ganar el premio a Novato del Año con su propio equipo en 1986 y logrando su primera victoria en Phoenix en 1988. A pesar de las ofertas de equipos establecidos y mejor financiados, Kulwicki nunca corrió para nadie más que para sí mismo.

En 1992, superó un déficit de 278 puntos a falta de seis carreras para conquistar el campeonato de la Copa con dos victorias, 11 top 5 y 17 top 10.

Desafortunadamente, Kulwicki nunca tuvo la oportunidad de defender su título ya que murió en un accidente aéreo camino a Bristol Motor Speedway en 1993. Siempre será conocido por su marca registrada "La Vuelta Polaca", una vuelta de celebración en la que transitaba a la inversa del sentido de la pista, con la ventana del piloto mirando a los aficionados.

Roger Penske ha construido exitosos imperios en los negocios y el deporte motor después de haber estado involucrado en ambas áreas durante más de 50 años.

Su equipo llamado Team Penske, con sede en Mooresville, NC, ha ganado 114 carreras en la serie principal de NASCAR, dos Daytona 500 (Ryan Newman, 2008; Joey Logano, 2015), cuatro títulos de propietarios en la Xfinity Series y dos campeonatos de propietarios en la Copa (Brad Keselowski, 2012; Joey Logano, 2018).

También fue dueño de diferentes pistas durante su carrera en NASCAR, llevando adelante la construcción de Auto Club Speedway en Fontana, California, en 1996 y anteriormente siendo propietario de Michigan International Speedway y de la ya no utilizada Rockingham Speedway.

Rusty Wallace (36 victorias) y Bobby Allison (cuatro victorias) han corrido para Penske.

"Este honor del Salón de la Fama y este momento es muy especial para mí, y estoy muy contento de compartirlo con mi familia y amigos", dijo Penske. "Las carreras han sido parte de mi vida casi desde que tengo memoria. Es un hilo común que se teje en todos nuestros negocios en Penske. Las carreras son simplemente lo que somos".

Roush era un dueño de equipo en carreras de picadas y un entusiasta antes de que el oriundo de Michigan decidiera probar suerte en NASCAR en 1988.

Desde que entró en el deporte, ha ganado un récord de 324 carreras en las tres series nacionales de NASCAR y se jacta de tener cinco campeonatos de propietarios, incluyendo dos títulos en la serie principal (Matt Kenseth, 2003; Kurt Busch, 2004). Roush construyó inicialmente su poderoso equipo en conjunto con Mark Martin, ya miembro del Salón de la Fama desde 2017, quien logró 83 victorias en categorías nacionales de NASCAR para Roush entre 1988 y 2005.

"Cuando anuncié mi plan de crear un equipo para la NASCAR Cup en enero de 1988, pocos o ningún aficionado que estuviera bien informado y aún menos miembros de la Copa me habrían dado probabilidades favorables de sobrevivir durante más de tres décadas mientras estoy ante ustedes esta noche", dijo Roush.

Además de los cinco nuevos miembros del Salón de la Fama de NASCAR, Jim Hunter fue honrado como la quinta persona en recibir el Landmark Award for Outstanding Contributions to NASCAR.

La carrera de Hunter en la industria de NASCAR abarca más de 50 años como ejecutivo de NASCAR, presidente de pista, profesional de relaciones públicas y periodista. Trabajó durante una década como periodista galardonado antes de hacer cambiar a las relaciones públicas para Dodge, luego Darlington Raceway y Talladega Superspeedway.

En 1983, Hunter fue nombrado vicepresidente de administración de NASCAR y 10 años después se convirtió en presidente de Darlington Raceway y vicepresidente corporativo de International Speedway Corporation.

Hunter era un confidente cercano de Bill France Jr., quien lo trajo de vuelta a NASCAR en 2001 para dirigir el departamento de relaciones públicas de la compañía y muchos pilotos y ejecutivos de la industria le dan crédito al trabajo de Hunter como la clave de su éxito en NASCAR.

Además, el periodista Steve Waid recibió el séptimo Squier-Hall Award for NASCAR Media Excellence.

- NASCAR IMC contribuyó con este artículo

Artículo siguiente
Emociona a Alex Labbe obtener su primer Top-10 en Xfinity

Artículo previo

Emociona a Alex Labbe obtener su primer Top-10 en Xfinity

Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos NASCAR , NASCAR Canada , NASCAR Cup , NASCAR XFINITY , NASCAR Truck , NASCAR Euro
Autor Tim Southers
el primero en tener
las noticias