Análisis

Por qué el legado de Rossi es inmortal tras la victoria de Bezzecchi

Dos años después de su retirada, la victoria de Marco Bezzecchi en Termas con los colores del equipo VR46, perpetúa el legado en el Mundial de MotoGP de Valentino Rossi.

parc ferme copia

Valentino Rossi descubrió la velocidad compitiendo sobre cualquier cosa que llevara ruedas por las calles de Tavullia, jugando con sus amigos, bromeando y, siempre, picándose, con la competitividad de la que hizo su propio sello personal.

Como un juego, el joven Valentino llegó al Mundial en 1996, y siguió compitiendo por diversión, llevándose a sus amigos a las carreras y convirtiendo el paddock en el patio de recreo de su 'Tribu de Chihuahua'.

Por pura diversión siguió ganando, fue campeón de 125 y 250cc, subió a 500cc y quiso seguir pasándolo bien, bromeando con los colegas y, también, con los rivales. Por un pique dejó Honda, la mayor fábrica del mundo, para demostrar que ganaba el piloto, no la moto, y se fue a Yamaha, siempre ganando, siempre siendo campeón.

Rossi dejó el Mundial en Valencia, hace dos años, tras un cuarto de siglo disfrutando como un niño de las carreras, y dejando un legado que, difícilmente, nadie podrá igualar.

Sin embargo, antes de cerrar una de las carpetas más brillantes y exitosas del mundo del deporte, Valentino sembró una semilla en forma de equipo en MotoGP, el Mooney VR46 Racing Team, fruto de la VR46 Riders Academy de Tavullia, la continuidad de lo que nació como un juego por la calles del pueblo que le vio crecer.

Luca Marini, Marco Bezzecchi, VR46 Racing Team con Valentino Rossi
Ganador Marco Bezzecchi, VR46 Racing Team
Ganador Marco Bezzecchi, VR46 Racing Team
Podio: ganador, Marco Bezzecchi, VR46 Racing Team, 2º, Johann Zarco, Pramac Racing, 3º, Alex Marquez, Gresini Racing
Ganador Marco Bezzecchi, VR46 Racing Team
5

En su segunda temporada, las mismos que tardó Valentino en ganar el título cada vez que llegaba a una nueva categoría en el Mundial, los extraordinarios resultados del equipo que luce su nombre llevan el sello del Rossi más auténtico, del joven que vino a ganar mundiales para divertirse y que ahora, a través de los jóvenes corredores de la Academy mantiene más vivo que nunca su legado.

Si el título conquistado por Pecco Bagnaia o las victorias de Franco Morbidelli ponían en valor el trabajo de la Academy, el triunfo conquistado este pasado domingo en Termas por Marco Bezzecchi confirman el éxito del proyecto puesto en marcha en 2014.

"No podía imaginar algo como esto", exclamó Bezzecchi tras lograr en Argentina su primera victoria en MotoGP. "En mi mente pensaba en todo, pero nunca algo así. Sinceramente, por quién más me alegro es por el equipo, porque sin 'Vale' y la Academy, probablemente hubiera sido imposible llegar a esto", añadía el de Rimini.

Más de MotoGP:

"La idea de la Academy nació en 2013 con algunos jovenes pilotos que venía al gimnasio con 'Vale', que les daba algún consejo y se les ayudaba con alguna cosa, nada serio", explica Uccio Salucci, Team Director del VR46 Racing Team y mejor amigo de Rossi.

"Un día, Franco (Morbidelli) me pidió que le ayudase a encontrar un mono, porque no encontraba ninguna marca que le patrocinara, y le ayude", sigue el que fue, durante 25 años, la sombra del #46 en el box. "Y entonces me pregunté si no sería buena idea ponerse en serio y crear una academia. Hablé con 'Vale' y él me devolvió la pregunta: '¿Tu tienes ganas de trabajar en eso?' y así fue como empezó todo", confiesa Salucci.

Marco Bezzecchi, VR46 Racing Team celebra con el equipo

Marco Bezzecchi, VR46 Racing Team celebra con el equipo

Photo by: Media VR46

La VR46 Riders Academy nació en 2014 y Morbidelli fue su primer alumno, al que le siguieron un buen número de jóvenes talentos italianos, algunos con gran éxito, como Bagnaia, otros que resultaron ser un fracaso, como Romano Fenati.

Tras la Academy, se pasó al VR46 Racing Team, primero en Moto3, luego en Moto2 y ya el pasado año con plaza propia en la categoría reina. En menos de dos años, el equipo con base en Tavullia alcanzó, este domingo en Argentina, su mayor éxito hasta el momento: su primera victoria en MotoGP.

El principal secreto de la Academy es muy simple: poner la diversión en el centro de todo, sin preocuparse de nada más. Los pilotos trabajan, entrenan, compitiendo entre ellos, escuchando los consejos de Valentino y desafiándose unos a otros. Las peleas y los piques son constantes, siempre buscando ser más rápidos que el de al lado, mientras que un grupo de profesionales de confianza cuidan de todo lo demás, contratos, alimentación, viajes, eventos…

En una reciente entrevista, Luca Marini, miembro de la Academy, piloto de VR46 y hermano de Valentino, explicaba cómo por medio de la rivalidad, los jóvenes pilotos se forman y aprenden.

"A 'Vale' le veo en el Ranch, donde es uno de los más fuertes después de mi (risas), y luchar con él es siempre productivo, muy interesante. Él tiene algo más que el resto de pilotos, y cuando peleas con él lo percibes", explica. "Siempre, soy el más rápido de todos (en el Ranch). Siempre ruedo con 'Vale', yo salgo detrás, peleamos y él siempre intenta ganarme, siempre se inventa cualquier cosa y eso es muy interesante porque se puede aprender mucho, aún a su edad tiene algo más que el resto", insiste Marini, que el sábado logró su primer podio en MotoGP.

Morbidelli, el primer miembro de la Academy, explica el secreto de la buena sintonía que existe entre los pilotos y cómo crecen en el trabajo. "Siempre luchamos muy duro, pero somos muy amigos y tenemos una gran relación entre nosotros. No nos quedamos nada dentro, somos muy abiertos los unos con los otros. No nos asusta darle un golpe al otro; ni decirle a alguien que ha sido un idiota. Somos un gran grupo y eso se traslada a la pista, y en cómo peleamos en ella", expone.

Otro de los secretos es la profesionalización de la Academy y el equipo, un proceso que ha mantenido siempre un denominador común: colocar a piezas de la máxima confianza de Valentino en los puestos clave.

Bezzecchi y Marini, doble podio en la sprint del sábado en Argentina

Bezzecchi y Marini, doble podio en la sprint del sábado en Argentina

Photo by: Gold and Goose / Motorsport Images

El mejor amigo de Rossi, Uccio, es el 'jefe', pero junto a él los responsables de la empresa VR46 son personas que siempre han trabajado con Valentino. En el equipo, el team manager es Pablo Nieto, hijo de Ángel, amigo de Rossi desde la irrupción del italiano en el Mundial y con el que granjeó grandes complicidades, tanto en los circuitos como los veranos en Ibiza.

Matteo Flamigni, durante muchos años telemétrico del #46 en Yamaha y Ducati, es ahora el ingeniero de pista de Bezzecchi; David Muñoz, el último jefe de mecánicos de Rossi lo es ahora de su hermano Marini; el coach Idalio Gaviria, que primero lo fue del equipo VR46 en Moto3 y, desde 2019 y hasta su retirada, del propio Valentino; el responsable de comunicación, Pol Beltrán, al que Rossi descubrió en su último año en activo, en RNF, y se lo llevó a su equipo, y así todos, hasta el responsable del hospitality, Dario Decio, o el cocinero, Mighelone Quarenghi con los que el piloto ha coincidido durante sus largos años en el Mundial.

Por último, y seguramente lo más importante, es que todos y cada uno de los miembros de la Academy y el VR46 sienten una devoción y lealtad sin límites por Valentino, al que admiran y respetan hasta el punto de trabajar sin tregua hasta conseguir el éxito. De hecho, el 80% o más de los miembros del actual equipo de MotoGP, lo forma un mix de personas que han ido subiendo del equipo de Moto3 y Moto2, junto con personal con el que Valentino ha ido coincidiendo en sus años en el Mundial.

Un ejemplo de la complicidad y lealtad que reina entre los chicos de la Academy se pudo ver tras la carrera de Moto3 en Temas. Andrea Migno, que este año se quedó sin moto y corrió como sustituto del lesionado Lorenzo Fellon, logró acabar en el podio, y para celebrarlo le estaban esperando en el parque cerrado Bagnaia, Marini, Bezzecchi, Morbideli, Flamigni, Uccio… una foto que el propio Valentino subió a sus redes sociales.

Pero, sin duda, la imagen que dejó para la historia el fin de semana fue la de Bezzecchi en el podio con la camiseta de la selección argentina, un guiño y un tributo al triunfo del 'patrón' en 2015, cuando en esa misma pista subió a lo más alto del cajón con la albiceleste de su admirado Diego Armando Maradona, mientras entonaba el 'mamá, ho visto Maradona', La misma canción que le cantaron sus más allegados en el box el día de su retirada en Valencia.

Podio: ganador Valentino Rossi, de Yamaha Factory Racing
Podio: ganador Marco Bezzecchi, VR46 Racing Team

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo "El peligro es cosa de los pilotos", dice Bautista por las sprint
Artículo siguiente Horarios del GP de Estados Unidos MotoGP 2023

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol