Un hombre, un equipo

Martín Urruty nos habla de ese entendimiento entre piloto y equipo que hace que todo funcione bien y se logren los mejores resultados.

 

Ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team celebra con el equipo
Ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team celebra con el equipo

Photo by: Honda Racing

A menudo usadas como sinónimos, estrategia y táctica tienen significados diferentes pero se llevan mejor si están combinadas. Una refiere a la planificación para dirigir una operación y la otra, al método o sistema para ejecutar el plan trazado.

Marc Márquez y su facción del equipo oficial Honda dieron una muestra de estrategia y táctica para alzarse con el Gran Premio de Alemania, una victoria que puede resultar clave para el posible tercer título del español en cuatro años en la categoría reina. El catalán y la tropa comandada por Santi Hernández diseñaron una estratagema para aprovechar las complejas condiciones del asfalto de Sachsenring, primero empapado y frío, más tarde húmedo y finalmente con una huella seca que permitía andar con gomas lisas. Cada detalle tiene una justificación y cuando aparecieron imprevistos, de uno y otro lado del paredón de boxes supieron cómo capearlos. Incluso cuando el bicampeón 2013/2014 destrozó una moto durante la caída en la prueba libre matutina, cuatro horas antes de formarse en la grilla para la novena fecha. No bien la máquina fue devuelta al box de Honda, los mecánicos lucharon para subirla al banco y se pusieron a trabajar con el objetivo de dejarla lista para la competencia. En dos horas, la moto estaba de nuevo preparada para correr: Márquez dio una vuelta con ella antes de ir a la parrilla y convino con Santi que fuera calzada con neumáticos lisos para ser usada en caso de que la pista se secara.

Como si fuese un espejo del dúo de Yamaha con el que pelea el campeonato, Márquez optó por largar con una delantera súper blanda para lluvia tal como hicieron Valentino Rossi y Jorge Lorenzo. Los resultados iniciales mostraron que no había sido la mejor opción, pero el campeón más joven de la historia no se amilanó. Fue más lento que Rossi en diez de las primeras 11 vueltas, incluido su despiste en el décimo giro, que salvó con maestría rodando por la cama de frenado hasta encontrar un sendero de regreso al asfalto. La Michelin súper blanda se deshilachó debido al estilo de conducción de Márquez y la exigencia de la moto, lo que impulsó su temprana entrada a boxes para cambiar de monta. Apenas estaba formándose la angosta huella seca y aún quedaban partes encharcadas.

Márquez ingresó más temprano que el resto por necesidad: el neumático delantero para lluvia estaba destruyéndose, sus tiempos no eran rápidos y el atisbo de una calle seca resultó el impulso final. La reparada RC213V aguardaba con gomas para piso seco. Jordi Castellà, uno de los mecánicos que acompañó a Marc en Moto2 pero que recién pudo subir a MotoGP cuando el piloto -ya campeón en 2013- logró convencer a Honda para que le dejaran rearmar su grupo, lo esperaba con el embrague pulsado. Si bien desde esta fecha ya no está permitido que la moto tenga una marcha engarzada, algo con lo que Márquez aceleraba aún más el proceso de cambio, sí está admitido el accionamiento del embrague por seguridad: esto evita que el piloto al saltar enganche accidentalmente una marcha cuando todavía no está listo para salir. El cambio resultó veloz y preciso.

Con parches que salvaron los obstáculos aparecidos en el camino, la estrategia parecía funcionar. Márquez sabía que necesitaba tomar riesgos en las primeras vueltas de regreso a pista para que las gomas lisas adquirieran mejor temperatura de funcionamiento en un pavimento aún frío. Sólo había un método: frenar fuerte y acelerar antes. Una receta que en las condiciones de Sachsenring podía derivar en una caída. Si lograba evitarla, tendría muchas opciones de vencer por séptimo año seguido -cuarto en MotoGP- y desde la pole en la pista alemana. En su primer giro limpio, el 19°, cruzó la meta 13° pero fue más veloz que la docena que lo precedía. Cerró el siguiente 4s2 más rápido que Rossi. En la 21ª pasada resultó 5s4 más veloz que el italiano. Aquello fue la confirmación de que la estrategia urdida había sido acertada. De la ejecución dependía el triunfo.

Márquez llevó adelante su táctica con precisión de relojería: había salido de boxes a 38 segundos del líder y en sólo cuatro vueltas redujo a la mitad esa distancia. Aún quedaban ocho giros para el final de la competencia y los cinco que lo precedían -Andrea Dovizioso, Rossi, Cal Crutchlow, Héctor Barberá y Jack Miller- no habían cambiado de moto. Además, sólo los dos usuarios de Honda (Crutchlow y Miller) tenían sus recambios preparados con gomas lisas: los demás habían pedido sus motos con intermedias. Márquez fue arrimándose al triunfo con mejores tiempos en cada vuelta y dejó al resto sin respuesta. No fue suerte. Aprovechó cada circunstancia a favor y trabajó recetas para mitigar debilidades. Existió una estrategia trazada y el desarrollo de una táctica para ejecutarla. Se trató de la más rotunda victoria de equipo que se haya visto en los últimos tiempos.

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Marc Márquez, Repsol Honda Team
1/23

Photo by: Honda Racing

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Marc Márquez, Repsol Honda Team
2/23

Photo by: Honda Racing

Andrea Iannone, Ducati Team y Marc Márquez, Repsol Honda Team

Andrea Iannone, Ducati Team y Marc Márquez, Repsol Honda Team
3/23

Photo by: Ducati Corse

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing y Marc Márquez, Repsol Honda Team

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing y Marc Márquez, Repsol Honda Team
4/23

Photo by: Yamaha MotoGP

Andrea Dovizioso, Ducati Team

Andrea Dovizioso, Ducati Team
5/23

Photo by: Ducati Corse

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Marc Márquez, Repsol Honda Team
6/23

Photo by: Honda Racing

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Marc Márquez, Repsol Honda Team
7/23

Photo by: Honda Racing

Ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team

Ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team
8/23

Photo by: Honda Racing

Ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team

Ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team
9/23

Photo by: Honda Racing

Ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team

Ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team
10/23

Photo by: Honda Racing

Ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team

Ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team
11/23

Photo by: Honda Racing

Podium: ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team

Podium: ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team
12/23

Photo by: Honda Racing

Ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team celebra con el equipo

Ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team celebra con el equipo
13/23

Photo by: Honda Racing

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Marc Márquez, Repsol Honda Team
14/23

Podium: ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team

Podium: ganador, Marc Márquez, Repsol Honda Team
15/23

Photo by: Honda Racing

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Marc Márquez, Repsol Honda Team
16/23

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Marc Márquez, Repsol Honda Team
17/23

Marc Márquez, Repsol Honda Team, Jack Miller, Marc VDS Racing Honda

Marc Márquez, Repsol Honda Team, Jack Miller, Marc VDS Racing Honda
18/23

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Marc Márquez, Repsol Honda Team
19/23

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
20/23

Photo by: Yamaha MotoGP

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Marc Márquez, Repsol Honda Team
21/23

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Marc Márquez, Repsol Honda Team
22/23

Jorge Lorenzo, Yamaha Factory Racing y Marc Márquez, Repsol Honda Team

Jorge Lorenzo, Yamaha Factory Racing y Marc Márquez, Repsol Honda Team
23/23

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Alemania
Pista Sachsenring
Pilotos Marc Marquez
Equipos Repsol Honda Team
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas equipo, motogp

Zona roja: lo que ahora está en tendencia