'Rossi ya conoce a su nuevo enemigo', la columna de Randy Mamola

Desde el esperado debut de Jorge Lorenzo con la Ducati al paso de Maverick Viñales a Yamaha, nuestro columnista Randy Mamola analiza las dos primeras jornadas de test en Valencia y nos ofrece sus conclusiones.

1- La sonrisa de Lorenzo con Ducati. El estreno de Jorge Lorenzo con Ducati era el principal punto de interés de los test. Y no decepcionó. Desde el momento en que se abrieron las puertas del box, vimos en la cara de Jorge una sonrisa mucho más grande que la que ha lucido este último año en Yamaha. Muchos pensaban que la primera impresión al subirse a la Desmosedici sería una especie de shock. Como tenía prohibido hablar y no queremos especular, solo nos podemos guiar por la impresión que nos dio, y esta fue muy positiva. Fui a la pista a verle rodar, y era Jorge, con su estilo, quien llevaba la moto a su manera. Es verdad que al final del segundo día de entrenamientos se quedó a siete décimas del más rápido, y que esa diferencia es importante en un circuito tan corto como Cheste, pero también hay que tener presente que se trataba de su primera toma de contacto.  

2- Maverick, muy rápido, muy pronto. Maverick ha dejado la Suzuki para subirse una Yamaha, que no deja de ser una versión algo mejorada de la moto que ha llevado los dos últimos años. Podríamos decir que los dos prototipos comparten un mismo ADN, pero que la Yamaha está un poco más refinada. El martes, su primer día, exageraba un poco sus movimientos encima de la M1, pero el miércoles controló bastante más esa agresividad que siempre le ha caracterizado. Para afrontar este nuevo reto, Viñales tendrá al lado a Ramon Forcada, un técnico con muchísima experiencia que seguro que le ayudará mucho. Maverick no ha dejado de crecer junto a la GSX-RR, y nada más subirse a la Yamaha ha ido muy rápido, demostrando que se puede adaptar perfectamente a la Yamaha. Creo acertar si digo que desde el primer momento estará en condiciones de retar a Valentino y a Marc. 

"Viñales desde el primer momento estará en condiciones de retar a Valentino y a Marc"

3- Iannone como foco en Suzuki. En estas dos últimas temporadas, tanto Aleix como Maverick pilotaban la Suzuki de forma agresiva, pero seguramente no tanto como Iannone llevaba la Ducati. Por eso no me sorprendió en absoluto que fuera tan rápido nada más subirse a la GSX-RR. Su llegada a la marca de Hamamatsu es muy positiva porque se trata de alguien que ya sabe qué es ganar una carrera. ¿Si sabrá adaptarse a ese nuevo papel de foco que precisa el equipo? Seguramente, eso solo pueden responderlo a día de hoy en Ducati. Tengo alguna duda al respecto, pero de lo que estoy completamente seguro es de que Andrea es capaz de llevar al límite aquello que deba probar. Además, hereda una moto que va muy bien: me hubiera encantado que el domingo de Malasia no hubiera llovido, porque estoy seguro de que Maverick habría peleado por el triunfo. Iannone se trata de uno de los corredores más, digamos energéticos, de la parrilla. Su batalla con Rossi el domingo pasado fue una delicia, y por algo le llaman el Maníaco. 

"Si algo tengo claro es que Valentino ya sabe que tendrá mucho trabajo para superar a Maverick"

4 – Rossi y su nuevo enemigo. Si algo tengo claro es que Valentino ya sabe que tendrá mucho trabajo para superar a Maverick. Sin embargo, su actitud seguramente será distinta a la que exhibió hace algunos años, cuando Jorge le empezó a desafiar y terminó ganándole. Ahora ya sabe qué se siente cuando eso ocurre y puede prepararse para ello. Al mismo tiempo, se trata de alguien muy listo, que domina todos los escenarios el plano psicológico, y no hay que olvidar que lo de Valencia era solo un entrenamiento. Si Maverick es más rápido que él, Rossi pondrá todo lo que está en su mano para darle la vuelta a la situación, pero también lo aceptará. Pero al mismo tiempo, apostaría a que en seis meses, esa relación de buen rollo que ha habido con Viñales estará rota. A Rossi le hemos visto decir en algunas carreras que simplemente no era suficientemente rápido, y eso significa que sabe aceptar cuando otros van más deprisa que él y le derrotan. Dicho esto, creo que Valentino rodará delante y ganará carreras, y aquí hago un alto en el camino para, una vez más, destacar su nivel de competitividad y su hambre a los 37 años. Creo que muchos no son conscientes de la suerte que tenemos de que todavía está corriendo, y seguramente solo nos daremos cuenta de ello cuando se retire. Hasta entonces, no puedo hacer otra cosa que rendirme a él y disfrutarle. 

5- El Big Bang de Honda. Una cosa curiosa es que tanto Marc como Valentino coinciden en pedir lo mismo a sus respectivas marcas: que mejoren la aceleración a partir del motor. Por el momento, la solución que le ha dado Honda al español él considera que no es suficiente, y lo mismo ocurre en el caso de Rossi. A lo largo de todo el año, Marc tuvo que contrarrestar el déficit de aceleración de su moto en las frenadas y en la entrada de las curvas, y eso hizo que en según qué casos perdiera el tren delantero y terminara en el suelo. A él no le gusta correr de una forma conservadora, pero se ha visto obligado a hacerlo varias veces, demostrando una gran madurez y capacidad de adaptación. Eso no significa que le guste, y lo que persigue es afrontar las frenadas y la entrada de los virajes con esa misma agresividad, pero a la vez poder medirse con los demás en aceleración. Por lo que yo pude escuchar en la pista, diría que el nuevo propulsor de la Honda ha pasado a ser Big Bang, y eso solo significaría que la marca considera que es el mejor camino para darle a su principal estrella el mejor propulsor posible. 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento Pruebas Valencia noviembre
Pista Valencia Circuit Ricardo Tormo
Pilotos Valentino Rossi , Jorge Lorenzo , Marc Marquez
Equipos Yamaha Factory Racing , Repsol Honda Team
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas jorge lorenzo, marc marquez, moto gp, opinion, randy mamola, test valencia, valentino rossi

Zona roja: lo que ahora está en tendencia