Rossi está ansioso por comparar su trabajo con Dovizioso

Andrea Dovizioso debuta este fin de semana en el Gran Premio de San Marino con el equipo Petronas Yamaha, convirtiéndose en el quinto compañero distinto de Valentino Rossi en 2021.

Rossi está ansioso por comparar su trabajo con Dovizioso

Desde que Valentino Rossi llegó a la categoría reina en la temporada 2000 hasta el año pasado, el italiano solo había compartido equipo con seis pilotos diferentes. En sus dos primeras campañas no tuvo a nadie al otro lado del box, mientras que Tohru Ukawa (2002) y Nicky Hayden (2003), le acompañaron en el Repsol Honda. Cuando aterrizó en Yamaha en 2004 formó pareja con Carlos Checa, mientras que de 2005 a 2007 lo hizo con Colin Edwards. Jorge Lorenzo tomó el testigo de 2008 a 2010 y de 2013 a 2016, mientras que Nicky Hayden repitió en su etapa con Ducati (2011 y 2012). Desde 2017 hasta su salida de equipo oficial de los diapasones el pasado curso, Maverick Viñales trabajó con el #46.

Con su paso al Petronas Yamaha en 2021, Franco Morbidelli se convirtió en su vecino de taller. Sin embargo, la lesión del italobrasileño el pasado mes de junio desencadenó un carrusel de pilotos sobre la M1 del #21Garrett Gerloff  ocupó su plaza en Assen, Cal Crutchlow, lo hizo en el doblete en Austria y Jake Dixon se estrenó en MotoGP en Gran Bretaña y Aragón.

Con la marcha de Viñales de Yamaha, la marca de Iwata decidió ascender a Morbidelli el equipo oficial, con lo que Andrea Dovizioso ocupará su plaza en el Petronas SRT desde este fin de semana en Misano, convirtiéndose en el quinto compañero distinto de Rossi en 2021. El de Tavullia valoró su llegada en la rueda de prensa oficial del jueves en el trazado adriático.

"Estoy muy contento de tener a Andrea como compañero porque tenemos buena relación, pero también somos rivales porque nos hemos enfrentado en MotoGP desde 2008. Así que hemos tenido muchas y buenas batallas. Es un nombre importante para el campeonato, porque en los últimos años siempre ha sido uno de los mejores pilotos. También tengo mucha curiosidad por conocer sus sensaciones con la Yamaha", dijo Il dottore.

Al nueve veces campeón del mundo le quedan cinco grandes premios para retirarse y el de San Marino será el penúltimo en terreno local.

"Misano siempre es una carrera especial, un fin de semana especial, porque vivo muy cerca, Tavullia está muy cerca. Además, he crecido aquí como piloto: la primera vez que probé una moto en circuito fue aquí en 1992, creo. Sobre el papel, creo que puedo ser más fuerte aquí. Aragón fue difícil, pero es uno de los peores circuitos del calendario para mí. El año pasado, sobre todo en la primera carrera, hice una gran carrera. Estuve en el grupo de cabeza y, por desgracia, se me escapó el podio en la última vuelta. La última victoria, la de 2014, es el recuerdo más bonito, porque hacía muchos años que no ganaba aquí en Misano. También la primera vez que probé una moto aquí es inolvidable. Fue como entrar en otra dimensión", recordó.

También lee:

El piloto de 42 años dejará un enorme vacío en el motociclismo en general, y en el italiano en particular, cuando cuelgue el casco el próximo mes de noviembre, pero cree que Pecco Bagnaia y Franco Morbidelli garantizan el relevo. 

"Estamos muy contentos y orgullosos, porque el año que viene Pecco y Franco correrán en dos de los mejores equipos de la parrilla, con motos oficiales, y creo que pueden luchar por el campeonato. Y yo los seguiré desde mi sofá", remachó.

compartidos
comentarios
Bagnaia: Ganar me quitó un peso de encima

Artículo previo

Bagnaia: Ganar me quitó un peso de encima

Artículo siguiente

Mejor tiempo para Viñales en el FP1 del GP de San Marino

Mejor tiempo para Viñales en el FP1 del GP de San Marino
Mostrar comentarios