Quartararo pide a Yamaha reaccionar: "El futuro no está en mis manos"

No se puede culpar a Fabio Quartararo de no enviar señales claras a Yamaha. Una vez más, el francés insta a su fabricante a asumir más riesgos y a desarrollar urgentemente una moto capaz de volver al frente. ¿Y si no? Se marchará.

Fabio Quartararo, Yamaha Factory Racing

Fabio Quartararo no oculta sus dudas sobre el futuro. Sin una pole position desde hace año y medio y sin una victoria desde hace 16 meses, periodo durante el cual sólo ha subido al podio en cuatro ocasiones, el Campeón del Mundo de 2021 no puede ocultar su decepción ante el hundimiento de sus prestaciones. Muy franco al respecto, pide a Yamaha que reaccione, pero sin haber visto hasta ahora nada muy convincente.

El test celebrado en Misano el mes pasado era una cita marcada con una cruz en el calendario, aquella en la que todos los fabricantes pretendían desvelar a sus pilotos elementos desarrollados para el futuro. Quartararo esperaba con ilusión la cita, pero pronto se sintió decepcionado. "No ha sido un test positivo para nosotros", explicó en una entrevista a la web oficial de MotoGP. "Estoy encima de la moto, puedo decir cómo me siento. Tuvimos una reunión de una hora, éramos más o menos veinte personas en esa reunión, e inmediatamente les dije a esas veinte personas que no estaba contento, que necesitábamos progresar."

Aquel día se había producido la disonancia entre el piloto y la dirección del equipo, con Massimo Meregalli alabando una prueba positiva que respondía a las expectativas de los ingenieros, en un entusiasmo que contrastaba totalmente con los comentarios del francés, decepcionado por un motor al que aún le faltaba demasiada potencia para su gusto. Un simple problema de comunicación, explicó el director del equipo...

Hoy, Quartararo insiste en que Yamaha apuesta por cambios mucho más radicales que los vistos hasta ahora. "Si realmente quieres ser profesional e intentar ser competitivo para 2024, tienes que asumir muchos riesgos. Los demás volverán a progresar y, si no lo hacemos, será aún peor que este año. [Estamos] al límite en todos los niveles : al límite del reglamento, del potencial de la moto... No deberíamos ser tan precavidos. Este podría ser un proyecto ganador si tuviéramos una mentalidad más fuerte", insiste el piloto.

Frente a esta asunción de riesgos exigida por su piloto estrella, Yamaha parece seguir dando vueltas al asunto sin reconocer el abismo que parece agrandarse. "Estamos cambiando nuestros métodos de trabajo", asegura Massimo Meregalli, "estamos cambiando nuestro enfoque, nuestra mentalidad. Todos estamos trabajando duro y de distintas maneras".

Fabio Quartararo, Yamaha Factory Racing

Fabio Quartararo, Yamaha Factory Racing

Photo by: Gold and Goose / Motorsport Images

Como mínimo, los progresos son lentos, y el piloto francés se apresura a señalar que el tiempo apremia si espera dar un vuelco a la situación la próxima temporada : "No tenemos mucho tiempo para hacer una revolución. Quartararo no oculta su intención de reflexionar rápidamente sobre su futuro tras la expiración de su contrato actual, es decir, para la temporada 2025. La decisión podría tomarse a principios de año.

"En este momento, el futuro no está en mis manos, sino en las de Yamaha. Obviamente, preferiría quedarme en Yamaha, pero si no hacen lo que quiero y [diseñan] una moto competitiva, tendré que plantearme irme en 2025", advierte el Campeón del Mundo de 2021.

"Básicamente, hemos tenido una moto muy similar durante tres años", continuó. "[No representa] un gran cambio y no podemos progresar. Así que para el año que viene y para el futuro, está totalmente en manos de Yamaha hacer una moto mejor y veremos cómo va."

Apegado a la marca japonesa, Fabio Quartararo está incluso dispuesto a hacer concesiones : "Pido mucho, pero estaré contento si hacen la mitad de lo que pido. La mitad el año que viene y la otra mitad en 2025, con eso podría estar contento".

Sin embargo, está claro que el conductor de Niza necesita ser escuchado. Cansado de promesas incumplidas, Quartararo pudo hablar directamente con la dirección japonesa hace unos días para pedir una vez más un enfoque más audaz. Pero él espera más hechos que palabras, y ya no quiere tener que compensar como lo hace las debilidades de una moto que ahora está siendo dominada por máquinas europeas más inventivas.

"Mentalmente, ha sido duro. Ha sido difícil. Cuando estás luchando por el campeonato tres años seguidos, [consiguiendo] victorias y podios en cada carrera, estás luchando [de nuevo] por un podio y se siente bien..." respira Quartararo, que claramente no encontró consuelo real en su tercer puesto en la India hace quince días.

"A veces el piloto puede enmascarar un poco el problema, pero llega un momento en que los problemas son mayores y no puedo hacer nada", añade el piloto francés con un sentimiento de impotencia. La pelota está claramente en el tejado de Yamaha.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Por qué Marc Márquez hará temblar los cimientos de Ducati en MotoGP
Artículo siguiente Márquez: Daré el máximo hasta el final de mi temporada con Honda

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol