Quartararo no cambiará pese a tener a Bagnaia más cerca

El pasado domingo en Aragón, Fabio Quartararo sumó su segundo cero del año reduciéndose la distancia con el segundo clasificado a solo 10 puntos, lo que deja el Mundial muy abierto. Sin embargo, el francés dijo en la previa del GP de Japón que no piensa cambiar su enfoque.

Quartararo no cambiará pese a tener a Bagnaia más cerca

Motegi.- A pesar de haber perdido 81 puntos respecto de Pecco Bagnaia en las últimas cinco careras, Fabio Quartararo no cree que el estrecho margen de ventaja que tiene al frente del Mundial vaya a condicionarle cuando se suba a la moto.

Si hay algo que directamente sí puede hacer que el francés conduzca de forma distinta, al menos este fin de semana, en Motegi, es la abrasión en el pecho que se hizo el domingo pasado, en la caída sufrida en la primera vuelta del Gran Premio de Aragón.

Ese desenlace es la última de las calamidades que han sobrevenido al Diablo, que tras una primera mitad de temporada en la que parecía tener el campeonato bajo control, ha visto como todo se le está girando en contra.

"No puedo hacer nada. Estamos en 17 puntos los tres primeros, y cualquiera de los tres puede ganar el campeonato", se resignaba el de Yamaha en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Japón.

"La abrasión en el pecho estará allí, pero no creo que sea un impedimento más allá de las primeras vueltas", explicó el corredor, que tuvo que ser atendido por las quemaduras en el pecho el domingo en Motorland, una pista en la que nunca ha tenido buenos resultados, a diferencia de Motegi, donde fue muy rápido en 2019 como rookie, la última carrera disputada aquí.

"Somos competitivos en todas las pistas. En Aragón nunca habíamos sido competitivos, y el fin de semana pasada lo fuimos hasta la caída".

También lee:

Un nuevo elemento desestabilizador este fin de semana puede ser la lluvia que indica las previsiones.

"No creo que tengamos que estar preocupados por si la carrera es en mojado. Hemos mejorado mucho en el pilotaje en esas condiciones", recuerda.

Pese a que los tres primeros del Mundial están en un pañuelo, Quartararo no descarta al cuarto en discordia, un Enea Bastianini que está a 48 puntos.

"Enea creo que es algo menos candidato al título porque está algo más lejos, pero como rival, lo veo tan fuerte como a Aleix Espargaró y Pecco", concedió.

Una novedad nunca vista en Motegi serán los reguladores traseros activos, algo que puede incidir en la carrera.

"Creo que, si la carrera es en seco, los reguladores de altura traseros van a ser importantes aquí y harán que los tiempos cambien, que sean más rápidos que en el pasado".

Pese a que las circunstancias no están siendo las mejores para Quartararo, el francés no encaja que deba adoptar una actitud conservadora.

"Siempre trato de pilotar al máximo. Eso lo aprendí en 2020. Entonces, cada vez que le sacaba un punto a Joan Mir, estaba contento. Que mi ventaja haya pasado a ser de diez puntos (sobre Bagnaia) no creo que afecte a ni pilotaje", finalizó.

compartidos
comentarios
Incendio en un garaje de Motegi en la previa del GP de Japón
Artículo previo

Incendio en un garaje de Motegi en la previa del GP de Japón

Artículo siguiente

Bastianini asegura que no da por perdido el campeonato

Bastianini asegura que no da por perdido el campeonato