MotoGP GP de Austria

Quartararo dice que fue "un poco agresivo" con Yamaha

Fabio Quartararo rebaja el tono con el que recientemente había desafiado a Yamaha con vistas al futuro, y reconoce que afrontará la segunda parte de la temporada dando el 100% y sin centrarse en los déficits de su moto.

Fabio Quartararo, Yamaha Factory Racing

En Silverstone, el francés atendió a Motorsport.com y fue muy claro con la marca de los diapasones, y sobre qué debe hacer esta si quiere prolongar su acuerdo, que expira a finales del año que viene.

"En el test de Misano quiero tener pruebas. Tienen un mes. Yamaha lleva tres años prometiéndome cosas en un documento 'PDF' de diez páginas, de las que luego no se cumplen nueve y media. Este año no quise ver ese 'PDF'. No quiero ver cosas escritas, lo que quiero ver es la moto de Misano, porque esa será, al 95%, la que correrá en 2024. Allí se verá si Yamaha realmente me quiere para el futuro", declaró el Diablo a esta plataforma.

"Yamaha es la prioridad porque es la marca que me trajo a MotoGP. Confío en Yamaha y le di una oportunidad, pero no habrá una segunda", advirtió el francés. Aquel mismo domingo, en Gran Bretaña, después de darle la vuelta a la M1 y que el meneo surtiera efecto, el campeón del mundo de 2021 pasó de salir el último a colocarse el séptimo, antes de verse obligado a retirarse tras un toque con Luca Marini, a tres vueltas para el final.

"Seguramente fui un poco agresivo con mis palabras, puede que un poco demasiado", dijo este jueves, ya desde Spielberg. "La posición en la que estuvimos en Silverstone no estuvo mal. Esta segunda parte de esta temporada la quiero afrontar como si fuera mi primer año en MotoGP. Quiero dar mi 100% y que el equipo también lo haga", añadió el #20, muy sincero al verbalizar los momentos de frustración por los que ha pasado este curso.

Más de MotoGP:

"Me ha costado mucho aceptar que he pasado de pelear por el título a hacerlo por el top ten, duele mucho. Durante las primeras diez carreras del año, estaba furioso. Porque soy consciente de mi potencial, sé qué puedo hacer", convino el buque insignia de Yamaha, que figura undécimo en la tabla general, con solo 65 puntos en su casillero, menos de la mitad de los que posee Pecco Bagnaia, el líder.

A pesar de mostrarse menos contundente en la forma, el mensaje hacia el constructor japonés sigue siendo el mismo. "Para el futuro, quiero estar en Yamaha como hace dos años; peleando por victorias y podios. El test de Misano será muy importante, pero después habrá cinco meses, hasta febrero. Es difícil, pero mi meta es volver a ser campeón del mundo; si es con Yamaha, mejor. Pero si no, tendré que encontrar otra solución para mí", puntualizó el corredor galo, que en este 2023 solo ha sido capaz de sumar un podio, en Austin.

"El mejor escenario sería volver a ganar con Yamaha. Hay que cambiar la mentalidad [de Yamaha]. Creo que en la fábrica se han dado cuenta de la rapidez que demuestran los constructores europeos. Hay que reducir los tiempos de reacción", finalizó Quartararo.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Márquez y Mir tienen la última actualización aerodinámica de Honda
Artículo siguiente Pol Espargaró y Fernández aseguran que seguirán con GasGas en 2024

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol