Pedrosa: “Haberme hecho tanto daño influye a la hora de tomar riesgos”

Pedrosa atraviesa un buen momento desde el punto de vista de su condición física, que sin embargo no se ha visto acompañado este año de los resultados que se esperaban de alguien que se impuso en dos de las últimas cuatro carreras de 2015.

Hace poco más de un año, Pedrosa pasó por el quirófano con el campeonato en marcha –se perdió tres grandes premios–, y después de mucho buscar encontró un tratamiento que hasta ahora le ha permitido sobrellevar mejor esos problemas en los antebrazos que le martirizaban.

El español fue de menos a más, terminó aquella temporada muy en forma y comenzó la vigente con la ilusión renovada y las mejores perspectivas por delante. Sin embargo, haberse encontrado con una moto tan crítica como el actual prototipo de Honda le ha colocado en una situación tan llamativa como incómoda: figura el cuarto en la tabla de puntos con 59 menos que el líder, que para rematarlo es  Marc Márquez, su compañero de equipo.

"Aunque uno sea fuerte de cabeza y trate de aislarse, el cuerpo tiene un resorte de supervivencia. Y hay una memoria que se genera después de cada episodio extremo que sufres"

Según sus propias palabras nunca le había costado tanto rodar delante como con esta moto. Para mitigar los problemas de aceleración que  presenta la RC213V al medirse tanto con Ducati como con Yamaha, los pilotos deben apurar mucho más en las frenadas para recuperar el tiempo perdido, sobre todo en la salida de los virajes. Eso supone a veces traspasar el límite y exponerse a rodar por el suelo.

A lo largo de su trayectoria en el Mundial, Pedrosa se ha caído muchas veces, y en varios de estos accidentes se ha hecho daño. Mucho. Según afirma el catalán en una charla con Motorsport.com, eso tiene una influencia directa en según qué situaciones, aunque ni siquiera sea de forma consciente.

“Haberme hecho tanto daño influye a la hora de tomar riesgos con una moto tan complicada. Afecta al 100%. Aunque uno sea fuerte de cabeza y trate de aislarse, el cuerpo tiene un resorte de supervivencia. Y hay una memoria que se genera después de cada episodio extremo que sufres. A menos situaciones extremas, menos memoria”, explica Pedrosa.

“No se puede engañar a tu subconsciente pero sí puedes alimentarlo. O de miedo o de cosas positivas"

“Hay ejercicios que te pueden ayudar un poco, pero no es lo mismo haberte hecho daño una vez en un dedo, que haber tenido 1000 historias”, añade el de Honda, que tiene su historial médico repleto de intervenciones repartidas por todo su cuerpo, desde los dos tobillos (cuando pilotaba en 125cc), hasta las manos (2007, ya en MotoGP) y varias clavículas al margen de los mencionados problemas en los brazos.

“No es que tome menos riesgos conscientemente, es algo inconsciente. Tu puedes ser muy valiente, pero ese resorte, esa protección, acaba saliendo. Eso te da una experiencia que te permite saber cuándo es un buen momento para arriesgar y cuando, no”, ahonda el piloto de Castellar del Vallès (Barcelona).

Llegados a este punto y después de acumular tantas lesiones y tanto dolor, el #26 intenta jugar con ese subconsciente para que le penalice lo menos posible.

“No se puede engañar a tu subconsciente pero sí puedes alimentarlo. O de miedo o de cosas positivas. Pero siempre entra una cosa u otra”, zanja Pedrosa.

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Dani Pedrosa
Equipos Repsol Honda Team
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas dani pedrosa, motogp, pedrosa

Zona roja: lo que ahora está en tendencia