Odios, negocios y dinero

Luego de la ruptura comercial entre Valentino Rossi y Marc Márquez por el incidente de Sepang, nuestro experto en motociclismo, Martín Urruty, profundiza sobre este cambio y otros más que se desencadenaron tras aquella carrera ya histórica.

El deporte profesional, en tanto engranaje de la industria del entretenimiento, produce hechos que disparan opiniones, análisis, a menudo cruces fervorosos y discusiones en los medios y redes sociales, al tiempo que entre bambalinas se suelen cocinar otras justas a menudo hasta más importantes que los lances que enfrentan a deportistas e hinchas. Así, mientras se debatía en público sobre la definición del campeonato 2015 de MotoGP, sus protagonistas tomaron en privado decisiones como consecuencia directa de lo acontecido.

Valentino Rossi empezó siendo el ídolo del niño Marc Márquez, mutó en rival cuando el español ascendió en 2013 a la cilindrada mayor, fue compinche en las primeras dos temporadas -y consagratorias- del catalán y hasta se hizo socio comercial: la compañía VR46 Racing Apparel, montada por el italiano y una de las más importantes proveedoras de souvenirs, confeccionaba, distribuía y comercializaba el merchandising personal del bicampeón mundial. El contrato de tres años incluía también la temporada 2016. Sin embargo, Márquez decidió romper el vínculo con la empresa de Rossi después de lo ocurrido a partir del Gran Premio de Malasia del año pasado.

Más allá de los hermanos Márquez, porque en el combo también entraba Álex, la compañía de Rossi cuenta con una veintena de clientes a quienes les maneja el merchandising, y que van del excampeón Kevin Schwantz, pasando por Dani Pedrosa, Cal Crutchlow, Jack Miller, Pol Espargaró, Scott Redding y hasta Toni Cairoli. Rossi, el patrón-cliente que más dinero genera en venta de souvenirs, delegó el manejo de VR46 Racing Apparel a su amigo Carlo Alberto Tebaldi, Albi, uno de los hombres de mayor confianza del heptacampeón de MotoGP, a la par de su ladero Uccio Salucci. La decisión de romper el contrato fue de Márquez, quien por eso debe abonar una penalización.

Aunque el multicampeón perdió a uno de sus mejores clientes, acaba de asociarse con su empleador. VR46 Racing Apparel firmó un convenio de tres años con la escudería oficial Yamaha y a partir de 2016 se hace cargo del manejo del merchandising de la escuadra que tiene a Rossi y a Jorge Lorenzo como pilotos. De acuerdo a lo comunicado, la nueva alianza lanzará al mercado mundial una nueva gama de productos.

Al tiempo que Márquez negociaba la rotura de contrato con la empresa de Rossi, también buscaba un reemplazante para que fuera su nuevo fabricante de gorras, camisetas, llaveros y cuanto se les pueda vender a los fanáticos. El elegido es GP Racing Apparel, manejado por Gruppo Pritelli, también italiano y de Cattolica, cerca del circuito de Misano Adriático, y proveedor del campeón Lorenzo, Andrea Dovizioso, Andrea Iannone, Álex Rins, el excampeón Nicky Hayden y fabricante de artículos sobre el recordado Marco Simoncelli, gran amigo de Valentino.

Así como queda claro que el enojo del bicampeón 2013/2014 no abarca a todos los italianos, sí toca a algunos españoles. El Trueno de Cervera cortó lazos comerciales con la familia Nieto y cuentan que también fue como consecuencia de lo acontecido a fines de 2015. Marc y su hermano Álex alquilaban anualmente cuartos a GP Rooms a cambio de unos 25.000 euros por piloto. El servicio de hotelería en circuitos fue ideado por los hijos de Angel Nieto y lleva la sigla de sus nombres: GP es por Gelete (apodo de Ángel hijo) y Pablo. Márquez y su compañero de equipo Pedrosa estuvieron entre los primeros en contratarlo. Se trata de cuartos móviles montados en camiones que viajan a las 12 carreras en Europa. La oferta incluye una habitación equipada con cama, placard, televisor, consola de juegos y baño, y colocada en el paddock del Gran Premio. Márquez prefirió siempre ese alojamiento que le permitía estar cerca de su equipo antes que las lujosas casas rodantes que otras estrellas llevan a los circuitos. Sin embargo, acaba de darlo de baja y encargó un motorhome que compartirá con Álex. El disgusto con los Nieto tiene varias aristas: el multicampeón Ángel fue algo ambiguo en sus comentarios en la televisión española sobre el incidente con Rossi en Sepang, lo que disgustó a Márquez, mientras que Pablo es el director deportivo del equipo de Vale en Moto3. Como si fuera poco, el exmundialista Fonsi Nieto, sobrino del 13 veces campeón del mundo, ha sido siempre gran amigo de Valentino. Ahora reconocido DJ en Ibiza, donde Il Dottore suele pasar sus veranos, defendió al italiano cuando fue consultado sobre lo ocurrido en Malasia y Valencia.

El anuncio de que Danny Kent, campeón de Moto3, tiene nuevo apoderado llama más la atención por el nombre del representante: Rhys Edwards, de la agencia Wasserman Media, que entre otros gestiona las campañas de los ingleses Cal Crutchlow y Bradley Smith. Edwards fue el director de Comunicaciones del equipo oficial Honda durante los últimos cinco años. Antes había pasado por Renault y Ferrari en Fórmula 1. Supo forjar buena amistad con Kimi Räikkönen y Casey Stoner. Aunque el equipo no hizo referencia a su salida, a Edwards se le achacan errores en el manejo de lo ocurrido en Malasia 2015 y sus coletazos: desde los términos de algunos comunicados a la prensa hasta las promesas y convocatorias de la directiva para mostrar los datos de telemetría del golpe entre Rossi y Márquez, algo que jamás ocurrió. Edwards negó a través de redes sociales que eso haya provocado su salida. ¿Qué otra cosa podía esperarse de un experto en comunicación? Se refirió a ciclos cumplidos, futuro y desafíos. No habló de odios, negocios ni dinero.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Tipo de artículo Artículo especial

Zona roja: lo que ahora está en tendencia