Nakagami se juega su última bala con Honda en MotoGP

Las recientes bajas de Marc Márquez, Alex Rins y Joan Mir han dejado la batuta de Honda en manos de Takaaki Nakagami, quien, favorecido por la coyuntura tiene la oportunidad de renovar su acuerdo con LCR.

Takaaki Nakagami, Team LCR Honda

En Assen, probablemente el momento más bajo de HRC en su peor temporada, el japonés logró su mejor resultado del curso al finalizar el octavo la carrera del domingo, a pesar de verse obligado a afrontar una penalización por vuelta larga.

En la Catedral, Takaaki Nakagami terminó siendo el único corredor titular de la marca del ala dorada. Alex Rins se destrozó la pierna derecha en la carrera sprint de Mugello, la primera de las pruebas del triplete que cerró el primer tramo del calendario. El día antes, en la P2, fue Joan Mir quien se hizo daño en la mano y desapareció, sin dar demasiadas explicaciones sobre su estado, de la misma forma que tampoco está claro cómo y en qué condiciones volverá a subirse a la moto el mallorquín.

El remate llegó en Sachsenring, la segunda de las tres citas consecutivas, donde Marc Márquez se cayó hasta cinco veces en dos días y medio y donde el domingo, tras el último revolcón durante el warm up, decidió no alistarse en la carrera. Eso mismo hizo la semana siguiente, en Países Bajos, después de que otro accidente le agravara la fisura que arrastraba en las costillas. Honda tiró de agenda para colocar en la parrilla a Stefan Bradl en el lugar de Rins y a Iker Lecuona en el de Mir. Con ese panorama, la octava plaza que ocupó Nakagami al cruzar la meta se interpretó como un punto a favor del corredor de Chiba.

En su sexta temporada en MotoGP, 'Taka' figura el 16º en la tabla general, con solo 34 puntos, su peor bagaje cumplidos ocho eventos, desde su estreno en la categoría de las motos pesadas (2018). El año pasado, todo parecía indicar que iba a ser su último en la clase reina, habida cuenta de la progresión que exhibió Ai Ogura, que peleó hasta el final por el título de Moto2. Sin embargo, la negativa del piloto nipón a promocionar a MotoGP permitió que Nakagami ampliara su acuerdo con la rama asiática de Honda (Idemitsu). Ese mismo patrón tiene números de repetirse de nuevo con vistas a 2024 si atendemos a la escasez de pilotos que hay en estos momentos en la órbita de Honda, y la poca predisposición que hay para subirse a un prototipo "traicionero", según palabras del propio Márquez.

"Para eso estoy aquí; para apretar al máximo e intentar ayudar a desarrollar la moto. La situación es muy mala, porque Marc está lesionado y Alex y Joan no han estado compitiendo. Es un momento muy difícil, y yo soy el único [corredor] sano", reflexiona Nakagami, que a lo largo de este primer cuarto de campeonato ha ido capeando el temporal, aceptando su papel de escudero de Márquez y Mir.

En Assen, por ejemplo, se centró en experimentar con la electrónica, uno de los aspectos en los que Honda cree que tiene más margen para mejorar la tracción de la RC213V. La profesionalidad de Nakagami, según fuentes de la propia compañía de Tokio, es la baza que puede jugar a su favor para retener el asiento que posee. "No doy todo lo que tengo solo por Honda, también por mí mismo. Espero que Honda se dé cuenta de mi compromiso", zanja el #30.

Takaaki Nakagami, Team LCR Honda

Takaaki Nakagami, Team LCR Honda

Photo by: Gold and Goose / Motorsport Images

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Ezpeleta confirma que habrá concesiones para Honda y Yamaha en MotoGP
Artículo siguiente Martín se realiza una doble operación en la pierna izquierda

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol