Noticias

Valentino Rossi recibe las llaves de la ciudad de Tavullia

Las llaves de la ciudad de Tavullia fueron entregadas a Valentino Rossi en el evento "Tavullia Vale", en el que se recorrió toda su carrera, entre pasado, presente y futuro, sin olvidar nunca sus orígenes.

Tavullia, Valentino Rossi

"Mira aquí cómo grita este corazón mío, cómo va", canta Cesare Cremonini en su ya famoso '46', una canción dedicada a Valentino Rossi y que describe a la perfección la emoción que ayer sintieron los seguidores del nueve veces campeón del mundo, convirtiendo Tavullia en un "río amarillo" porque en la plaza principal se celebró por fin la ceremonia de entrega de las llaves de la ciudad al Doctor, un acto que debía haberse celebrado el pasado mes de mayo pero que entonces se había pospuesto debido a las fuertes lluvias que asolaron la zona.

Grandes celebraciones para Valentino Rossi la noche del jueves del Gran Premio de San Marino, con gente llegada de todos los rincones del mundo para vitorear al campeón del corazón. Ese corazón que los aficionados sintieron durante todo el evento, que duró dos horas y fue presentado por Guido Meda, Mauro Sanchini y Vera Spadini, las voces del campeonato del mundo de Sky.

Más que un evento, fue una historia contada en un escenario: de hecho, había un camino que conducía a la entrega de las llaves, compuesto por capítulos que recorrían toda la carrera y las hazañas de Il Dottore. 

Los cascos de celebración, los duelos más emblemáticos, las rivalidades, las alegrías y las penas. 26 años de carrera condensados en una llave, la que entregó la alcaldesa de Tavullia Francesca Paolucci declarando: "Tavullia está orgullosa de tener un ciudadano como tú, nos has dado a conocer en todo el mundo". 26 años de carrera contados con una sonrisa y con esa desenvoltura que caracteriza a Valentino Rossi, capaz de recordar incluso los momentos difíciles con esa ligereza que le ha llevado a convertirse en el ídolo de tantas personas en todo el mundo.

Graziano Rossi, Aldo Drudi, Alessio "Uccio" Salucci... las figuras que le presentaron y acompañaron a lo largo de su carrera estaban allí. No faltó un discurso de Cesare Cremonini.

Valentino Rossi también llegó al corazón de la música. Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna, Jorge Viegas, Presidente de la FIM, y Giovanni Copioli, Presidente de la FMI, fueron espectadores de excepción, al igual que Giovanni Malagò, Presidente del CONI, que quiso estar presente recordando lo importante que ha sido su contribución para el deporte en general.

"Gracias en nombre de todo el deporte italiano", dijo Malagò. "No puedo darles las llaves de la ciudad, pero les hago una propuesta con vistas a los Juegos Olímpicos de dentro de unos meses. Usted es uno de los deportistas más queridos de todos los deportes, venga una o dos tardes a Casa Italia. Usted será el embajador y todos los atletas, sólo con verle, se volverán locos. Para mí será una experiencia extraordinaria, tú eliges las carreras que quieres ver y los atletas que lo hagan bien delante de ti querrán seguir tu ejemplo. Lo digo sinceramente, si somos reconocidos universalmente entre los más grandes del deporte, ¡también es gracias a ti!".

Pasado, presente y futuro. Valentino Rossi deja su legado y, mientras construye poco a poco su segunda vida como piloto sobre cuatro ruedas (con su Francesca Sofia Novello a su lado y la pequeña Giulietta, pequeña campeona del mundo personal), acompaña a los jóvenes talentos hacia MotoGP: para rendir homenaje al Doctor no podía faltar su VR46 Academy, con Andrea Migno, Celestino Vietti, Franco Morbidelli, Marco Bezzecchi, Pecco Bagnaia y Luca Marini.

Tavullia Vale

Tavullia Vale

Foto de: Luca Gorini

Valentino mira más allá, pero no olvida de dónde viene: así recibió ayer las llaves de la ciudad, hechas de titanio. E"stoy muy contento. Gracias", dijo. "¡Realmente me preguntaba cuál era la ventaja de tener la llave! Ahora puedo abrir y cerrar las paredes, así que si quieren entrar, ¡tienen que pedírmelo! Gracias a mis fans, que me han apoyado en todo el mundo a lo largo de mi carrera. Ha sido genial venir a circuitos lejanos en el mundo y contar con todo este apoyo. Por no hablar de Misano y Mugello. Tener este apoyo ha sido una emoción de locos. Gracias a todos, ¡hasta pronto!".

Francesca Paolucci, alcaldesa de Tavullia, declaró: "Gracias a todos, lo primero que pensé antes de subir fue en una frase de Vale. Imagínense si no lo hubiera intentado'. Estoy emocionada e incluso conmovida, de vez en cuando nos encontramos, pero delante de toda esta gente es diferente. Me pregunto si a veces eres consciente de lo que has creado. Estoy realmente muy contenta. Institucionalmente, el Ayuntamiento ofrece las llaves de la ciudad. Es un reconocimiento que la ciudad siente que debe. La razón es obvia, por las decenas de miles de personas que hay aquí, Tavullia es conocida en todo el mundo".

"A cualquier parte del mundo que vayas, encuentras a alguien con el número 46. Usted nos ha hecho conocidos en todo el mundo. Hemos encargado una llave dentro de un cofre a una empresa líder en este campo. Está hecha de titanio, un material que usted conoce bien. La llave tiene sin duda un valor simbólico, es el poder de poder abrir y cerrar las puertas de las murallas de la ciudad. Sentimos que podemos dártela porque siempre has aportado positividad, optimismo y grandes valores, especialmente en el deporte. Eres una leyenda y para nosotros es un gran orgullo, Tavullia está orgullosa de tener un ciudadano como tú, de tenerte a nuestro lado tanto en las cosas ordinarias como en las extraordinarias. Nunca podremos mostrarte suficiente orgullo, pero lo intentamos".

Más de MotoGP:

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Bezzecchi lidera el viernes del MotoGP con récord en Misano
Artículo siguiente Aleix Espargaró sufre traumatismo cervical por caída en Misano

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol