MotoGP piensa reducir los motores a 850cc en 2027

Motorsport.com ha podido saber que los fabricantes del Mundial de MotoGP trabajan en la reducción de la cilindrada de las motos actuales con vistas a 2027, como medida para aminorar la velocidad y aumentar la seguridad.

Detalle de la moto Ducati

El actual marco normativo del campeonato a nivel técnico se estableció en 2022 y expira en 2026. Fue un período que arrancó con seis compañías antes de que Suzuki abandonara el certamen nada más cumplido el primer curso. Desde este año, Ducati, Honda, Yamaha, Aprilia y KTM forman el grupo de constructores aglutinados en la MSMA, la asociación de fabricantes que trabaja en un nuevo reglamento que entraría en vigor a partir de 2027 con el nuevo acuerdo, en el que Dorna espera poder contar, de nuevo, con seis marcas distintas.

Uno de los objetivos del promotor del campeonato es reducir las velocidades que están alcanzando los prototipos, para tratar de controlar al máximo la seguridad en los circuitos actuales. Para ello, los ingenieros implicados apuestan por varias vías de acción. La más vistosa, seguramente, sería la reducción de los actuales 1000 a 850cc, un cambio que implicaría directamente la disminución de la potencia de los propulsores.

La medida cuenta con el beneplácito de los fabricantes japoneses, de Ducati y de KTM, que inicialmente la vio con reservas. A la espera de avanzar en el marco de negociación, Aprilia considera que existen alternativas menos invasivas, como, por ejemplo, modificar los motores actuales sin empequeñecerlos. Al margen de la casa de Noale, el resto de competidores entiende que una sacudida tan relevante como la que se aplicará al reglamento en 2027 a nivel de aerodinámica, combustible y demás, favorece la introducción de unidades de potencia con una nueva naturaleza.

Otra variación es la relativa a la restricción, o incluso posible prohibición, de los dispositivos de altura trasero. Motorsport.com entiende que este es un punto que está todavía en discusión, y sobre el que aún no existe un consenso. Mientras algunos apuestan por eliminarlos, quienes han invertido más en su desarrollo preferirían mantenerlos, aunque sea simplificándolos. Aunque algunas fábricas proponen eliminar, directamente, el dispositivo delantero, de momento no hay acuerdo al respecto.

El objetivo de esta revolución es la reducción de la aerodinámica [bodywork] y del volumen y tamaño de las aletas, para minimizar las turbulencias y el sobrecalentamiento de los neumáticos que generan las motos a quien circula detrás. En ese punto se indice en la seguridad, ya que los actuales sistemas de frenado se ven claramente afectados y, en ocasiones, los pilotos tienen problemas para poder parar sus prototipos cuando circulan a rebufo de otras motos.

La MSMA tiene programada una nueva reunión después del final de la temporada en Valencia, para tratar de avanzar en los acuerdos y empezar a concretar el acuerdo definitivo.

El paso de los motores de mil a 850cc será, si acaba confirmándose, el cuarto que se registra en la clase reina de la historia del campeonato, que de los motores de dos tiempos y 500cc pasó, con la introducción de la era MotoGP, en 2001, a los 4T y 990cc. En 2007, los motores redujeron su cilindrada hasta los 800cc, antes de regresar a 1000cc, en 2012.

Esta reducción propuesta por la MSMA acercará las MotoGP a las Moto2, que incorporan un motor que cubica 750cc, de Triumph, por más que la gran diferencia entre las dos categorías la seguirá marcando la electrónica, cada vez más sofisticada en la clase reina.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo La paradoja escondida en la llegada de Marini a Honda en MotoGP
Artículo siguiente Márquez, sorprendido por los dos años que Honda ofrece a Marini

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol