Desacuerdo en MotoGP por los premios para las carreras sprint

A falta de mes y medio para que el Mundial arranque en Portimão, nada permite intuir que los equipos llegarán a un acuerdo consensuado que estipule la cuantía económica de premio que recibirán los pilotos más rápidos en las carreras sprint.

Jack Miller, Equipo Ducati

La introducción del nuevo formato que entrará en escena esta misma temporada sorprendió a la mayor parte de la parrilla; sobre todo porque, a diferencia de lo que ocurre en la Fórmula 1, donde solo alrededor de un cuarto de los eventos totales (23) incorporan esta prueba corta. En MotoGP la habrá cada sábado, circunstancia que, lógicamente, provocará un considerable aumento de estrés.

Dorna, el promotor del certamen, la Federación Internacional de Motociclismo y las estructuras, a través de su asociación (IRTA), dieron luz verde a este replanteamiento durante el Gran Premio de Austria de la pasada temporada. Para entonces, la mayoría de integrantes de la parrilla ya habían firmado sus contratos con vistas a 2023, por no hablar de los que ya tenían acuerdos en vigor.

Como era de esperar, casi todos los pilotos subrayaron el aumento en el riesgo que supone el tener que afrontar el doble de carreras, por más que las sprint solo estén planteadas a la mitad de las vueltas que las convencionales, de los domingos. Como derivada de ello, muchos de los agentes defienden que sus representados deben recibir un extra en concepto de bonus, en función de su rendimiento en las carreras sprint. Más aún cuando la naturaleza de los nuevos contratos tiende a dar menos peso a la base salarial, y más a este tipo de variables por rendimiento.

Más de MotoGP:

El pasado fin de semana, durante el ensayo colectivo que se llevó a cabo en Sepang, se produjeron varios encuentros entre los ejecutivos de algunos equipos, con el fin de explorar una posible solución consensuada, que involucrara a las formaciones y al promotor.

Según ha podido saber Motorsport.com, que conversó con varios de ellos, la idea inicial era la de establecer una bolsa de dinero común, dividida equitativamente en dos: una mitad la pagarían las escuderías a partes iguales, mientras que la otra iría a cuenta de Dorna. Sin embargo, esta propuesta ni siquiera llegará a presentarse al titular de los derechos comerciales del Mundial por la falta de consenso entre las estructuras.

Al parecer, hay marcas que no ven con buenos ojos el verse ante la posibilidad de sufragar los posibles premios que consiga un rival, un planteamiento hasta cierto punto comprensible si tenemos en cuenta la desigualdad entre el número de motos que hay entre, por ejemplo Ducati, que llena más de un tercio de la parrilla con ocho Desmosedici, que además, van muy rápido; y Yamaha, que solo cuenta con dos de sus prototipos.

Por el momento, y dado el poco tiempo que falta para la primera parada del calendario, todo apunta a que cada cuál tendrá que ponerse de acuerdo con sus pilotos y fijar su propia escala de premios para las carreras sprint, en caso de estar por la labor de crearla.

En los últimos años Ducati ha introducido un sistema que otorga una base salarial más baja a los pilotos y unos premios por resultados más sustanciosos, un sistema que está calando entre el resto de equipos.

En los últimos años Ducati ha introducido un sistema que otorga una base salarial más baja a los pilotos y unos premios por resultados más sustanciosos, un sistema que está calando entre el resto de equipos.

Photo by: Gold and Goose / Motorsport Images

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Bagnaia: Ducati 2023 se comporta "nerviosa" y "agresiva" que la 2022
Artículo siguiente Ducati: "Quedará claro por qué Alex Márquez es bicampeón del mundo"

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol