MotoGP GP de Francia

Morbidelli: mi gente ya habla con Yamaha sobre mi futuro

Franco Morbidelli subraya el momento complicado que atraviesa Yamaha, se consuela con el hecho de estar más cerca de Fabio Quartararo que el año pasado y desvela que sus representantes ya están en conversaciones con Yamaha sobre su futuro.

Franco Morbidelli, Yamaha Factory Racing

Aunque en ningún momento ha llegado a parecerse al piloto que fue en 2020, año en que fue subcampeón del mundo de MotoGP, la calamitosa deriva que Franco Morbidelli siguió el curso pasado se enderezó un poco en este 2023. Al menos si tomamos como referencia a Quartararo, su vecino de garaje, que en la tabla general solo dispone de seis puntos más que él. El problema es que el francés está casi desquiciado por los 47 puntos que le separan de Pecco Bagnaia, el líder del Mundial.

Morbidelli comenzó el curso sabiendo que solo iba a disponer de unos meses para convencer a Yamaha de que, lo mejor para ambos, era renovar el contrato que les une hasta finales de este año. Si tenemos en cuenta el rendimiento de 'Morbido', cuyo mejor resultado hasta el momento son las dos cuartas plazas que consiguió en Argentina, el sábado y el domingo, a uno se le hace complicado pensar que la marca de los diapasones esté ansiosa por ampliar la relación con el romano.

Más aún si tenemos en cuenta que Quartararo tiene asegurada su M1 y que, a menos que ocurra algo inesperado, Yamaha seguirá con solo dos prototipos en la parrilla del próximo ejercicio. Eso obliga a los ejecutivos del fabricante japonés a formar la dupla más potente posible, y es allí donde la figura de Morbidelli se tambalea.

"Este año le estoy dando bastante guerra a mi compañero de equipo, no es como el curso pasado. De modo que la confianza de mi equipo en mí, creo que está allí. Si me ponen delante la renovación con Yamaha, firmaría", declaró el #21, este jueves, desde Le Mans.

"Creo ya estamos hablando con Yamaha de la posible renovación. Pero mis agentes se encargan de eso, para que yo pueda estar tranquilo y centrarme en trabajar", añadió el italiano, que negó que la presencia de Valentino Rossi en Jerez, hace dos semanas, tuviera que ver con las opciones que le deparan a él. "Creo que vino por otros asuntos".

Morbidelli es uno de los integrantes de la parrilla más sensatos, y por eso no esconde las dificultades que está encarando Yamaha con su moto actual. Hasta ahora, el mejor resultado de la M1 de este 2021 es la tercera plaza de Quartararo en Austin, por más que esta inercia no sirva para medirse en corto con las Ducati, y mucho menos para plantearse aspirar al título.

"Sabemos que estamos en un momento complicado, pero tenemos que mantener la actitud adecuada para correr. Tenemos que encarar este fin de semana de la forma más agresiva posible para sacar provecho de cualquier ventaja que podamos tener", advirtió Morbidelli, que invita a Yamaha a buscar en su esencia, para recuperar alguno de los puntos fuertes de sus últimos prototipos, y que ahora parecen haberse extraviado.

"Mi confianza en Yamaha no cambia porque todos somos conscientes de lo que nos falta y lo que tenemos. Hay cosas de la moto vieja que funcionaban, de modo que eso lo deberíamos tener a mano", puntualizó el de corredor.

Más de MotoGP:

 

 

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Márquez no piensa en el campeonato en su regreso al MotoGP
Artículo siguiente Bagnaia: cometieron un error con la sanción de Marc Márquez

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol