Miller: "Se lo puse lo más difícil que pude a Oliveira"

Jack Miller confirmó su buen estado de forma en el GP de Tailandia de MotoGP, donde terminó segundo y luchó por la victoria con Miguel Oliveira.

Miller: "Se lo puse lo más difícil que pude a Oliveira"

Jack Miller continúa con su buena tendencia desde los test de Barcelona de mitad de temporada. El piloto australiano, que lucha regularmente por las primeras posiciones, volvió al podio en el Gran Premio de Tailandia, después de haber luchado cara a cara con Miguel Oliveira. Finalmente, el de Townsville no pudo repetir la gesta del Gran Premio de Japón de la semana pasada, en el que se alzó con la victoria, y tuvo que conformarse con el segundo cajón del podio en Buriram. 

Lo cierto es que, en cuanto comenzó a llover con fuerza, Miller pasó a estar en todas las quinielas para ganar la carrera; algo de lo que él mismo era consciente. "Cuando llegamos a este tipo de circuitos y condiciones desconocidas, yo ya sé quiénes van a ser rápidos. Y sabía que Miguel y Zarco lo serían, porque somos los que nos adaptamos rápidos. También estaba algo nervioso con Petrucci, porque pensaba que iba a ser capaz de remontar", comentó en la rueda de prensa posterior a la prueba. 

"Otro fin de semana positivo", valoró. "La moto ha funcionado muy bien y hemos ido mejorando sesión a sesión. Pasó como en Motegi; me quedé decepcionado con la clasificación, pero hemos podido remontar y conseguir un gran resultado".

Aunque terminó segundo, lideró gran parte de la carrera, sobre todo en los primeros dos tercios de distancia. Cuando le adelantó, Miller fue capaz de mantenerse a rueda de su KTM, pero no terminó de estar en posición de intentar el adelantamiento. "Ha sido una pelea muy limpia con Miguel. Se lo puse lo más difícil que pude, pero cometí un error. En el último sector asumía más riesgos, pero se me movía mucho la moto".

"Él estuvo imbatible", explicó, aunque añadió que "había mucho spray". "No veías bien los puntos de frenada, etc. Cuando seguía a Miguel tenía que frenar con cierto margen, porque no sabía dónde estaba exactamente el punto de frenada".  

"Yo creo que solo era la puesta a punto", comentó cuando le preguntaron sobre las virtudes y defectos de la que será su moto en 2023. Miller se refirió a las diferencias entre ambas monturas como un "tira y afloja" en el que uno iba más rápido en ciertos sectores y el otro le recuperaba tiempo en el resto. 

Ahora afronta dos semanas muy especiales, ya que el próximo fin de semana contraerá nupcias con su novia y, el siguiente, correrá en su cita de casa: el Gran Premio de Australia.

compartidos
comentarios
Oliveira: "No me puedo quejar si voy rápido cuando llueve"
Artículo previo

Oliveira: "No me puedo quejar si voy rápido cuando llueve"

Artículo siguiente

Bagnaia: "Le agradecí a Zarco por no asumir riesgos"

Bagnaia: "Le agradecí a Zarco por no asumir riesgos"